Carrusel DeportivoCarrusel Deportivo
Fútbol

La genialidad de Pedri levanta al Barça y Aubameyang lo mete en cuartos

El Barcelona se impone al Galatasaray (1-2) y se mete entre los ocho mejores de la Europa League

Pierre-Emerick Aubameyang celebra el 1-2 con Pedri y De Jong / ERDEM SAHIN (EFE)

Sonaba a infierno. El Galatasaray congregó a su gente para darle la bienvenida al FC Barcelona en medio de un ambiente ensordecedor. La bravura de las más de 50.000 gargantas y el inequívoco estilo de Domènec Torrent encendieron al conjunto turco. El técnico supo cómo cortocircuitar y ralentizar a la que fue su escuela en la ida. Hoy buscó rascar en largo sobre la compostura de Gomis y la astucia de Aktürkoglu al tiempo que deshacía la profundidad del Barça siendo amplio. Eric García conducía en busca de los apoyos de Aubameyang y sus espacios. Así encontró Frenkie De Jong el mano a mano que mandó fuera frente a la única oposición de Iñaki Peña.

El aviso del Barça se disuadió ante la intensidad turca. Los extremos que en días como el Athletic, Valencia y Osasuna eran la fuente ofensiva, se secaron y el equipo quedó desprovisto de ritmo y claridad. Sin atisbo alguno de timidez, el Galatasaray le iba ganando el pulso particular de las sensaciones. Y encontró el gol en medio de las dudas de su contrario. A los 27 minutos, la pizarra de Dome Torrent diseñó una trampa con la que barrió todas y cada una de las marcas. Dejó liberado a un portentoso Marcao en el segundo palo que se lanzó en plancha para desatar la locura en Turquía.

El Barça estaba en el suelo, pero llegó Pedri para levantarlo. El canario quiso disfrazarse de Messi, con su aura y fantasía, para encadenar amagos en el área pequeña a quienes salían a por él. Dos cayeron presos de su truco y sin oposición, Pedri tiró de sangre fría para darle un pase a la red a los 36 minutos. Un golpe suave que adoptó una fuerza atronadora para el Barça. Aubameyang se topó con el palo en la última jugada del primer tiempo tras conectar de cabeza un centro de Adama.

Xavi buscó dar un vuelco con Dembelé en lugar de un apagado Adama a la salida de vestuarios. Pero la intensidad fue el factor determinante. El Barça apretó en la presión y desde la armonía, tomó el control del escenario y de la eliminatoria. Lucía el minuto 48 cuando De Jong probó el chut desde la corona del área, Iñaki Peña lo repelió con el pie, Pedri recogió el rechace, Iñaki se repuso con una mano arriba y Aubameyang cazó el balón en el área. El abordaje de la meta turca fue culminado por el gabonés, agraciado con el gol desde que firmó con el club azulgrana.

Con el 1-2 en la mano, los nervios se atenuaron hasta el punto de perder la tensión competitiva. El Galatasaray supo resistir las embestidas sin sacar recompensa en el área de Ter Stegen. Confiaba en la electricidad de Aktürkoglu y en una en las que pisó el área apareció Dest para rebañar. El estadounidense puso sobre la mesa su integridad física, y se rompió. Pero cuando el 7 turco se desató ni Araujo pudo frenarlo. El Barça tuvo que lidiar con el empuje del rival y de su propia afición. La hinchada intentó convertir en infierno el tramo final. Lanzamientos de vasos y objetos contra Piqué y Jordi Alba que ensució el partido hasta su final. Sin sobresaltos finales, el Barça certificó remontando su pase a cuartos de final de la Europa League. Una eliminatoria más ardua de lo pensado para los azulgranas, que dan otro paso más hacia el único metal que pueden tocar, uno cada vez más apetecible.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad