Política

Pedro Sánchez apela a la unidad en el Congreso y recibe duras críticas por su acuerdo con Marruecos sobre el Sáhara

El presidente comparece en el Congreso para explicar sus medidas anticrisis y su acuerdo con Marruecos sobre el Sáhara

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia ante el pleno del Congreso para informar de las conclusiones del Consejo Europeo, la Cumbre de la OTAN y las relaciones con Marruecos / Chema Moya (EFE)

Madrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reclamado este miércoles el apoyo de los grupos del Congreso al plan nacional ante las consecuencias de la guerra en Ucrania, un aval que espera conseguir pese al rechazo unánime que le trasladarán sus socios y la oposición ante su cambio de posición sobre el Sáhara. Ese plan contra la crisis y la decisión sobre el Sahara han sido dos de los ejes de la comparecencia de Sánchez ante el pleno de la Cámara Baja, durante la que ha expuesto también las conclusiones de dos cumbres celebradas la pasada semana en Bruselas, la de la OTAN y la de la UE en la que logró que España y Portugal puedan actuar de forma particular para intentar frenar el precio de la luz. Una comparecencia en la que ha apelado reiteradas veces a la unidad de las distintas fuerzas políticas "ante la gravedad del momento en el que vivimos": "No me parece que pedir apoyo y unidad en medio de una pandemia y una guerra en Europa sea demasiado pedir", sentenciaba tras detallar algunas de las últimas medidas del Gobierno.

Unidad contra la pandemia y la guerra

Sánchez ha comenzado señalando que no se deben olvidar las lecciones que nos deja la pandemia, sobre todo en lo que se refiere a la fuerza de la unidad: "Por sí solas las personas no vamos a ningún lado", aseguraba, y se preguntaba "qué más tiene que ocurrir para que respondamos unidos, para dejar al lado las rencillas, los sectarismos y sumar fuerzas". Ha recordado que "la guerra, como la pandemia, son crisis dolorosas y costosas para todos".

"Tenemos el deber de responder a la guerra protegiendo a Ucrania, parando los pies a Putin y brindando el bienestar de nuestras sociedades. Este es mi compromiso y el del Gobierno”, ha dicho, afirmando que, aunque el coste de esa respuesta es caro, "sería todavía mayor si no paramos los pies a Putin. Es Europa lo que está en juego". Y volvía a defender la unidad de todos los grupos: "Cuando se ven atacados nuestra salud por un virus y nuestra forma de convivir por un tirano, la pregunta que tendríamos que hacernos es cuándo vamos a trasladar en esta cámara un mensaje de unidad".

El presidente asegura que la guerra de Ucrania ha acelerado la subida de los precios, que han marcado en marzo su nivel más alto de los últimos 37 años, y ha justificado el aumento del 2% de la inversión en defensa en los próximos dos años: "La totalidad de países europeos han anunciado ya esfuerzos significativos para aumentar su gasto en defensa [...] debemos sacar conclusiones de esta guerra, nuestra seguridad está amenazada".

Más información

La propuesta energética de España

Pedro Sánchez ha recordado que la dependencia del gas ruso de España (alrededor del 8%) es escasa en comparación con la de otros países europeos como Alemania (un 40%) pero ha vuelto a subrayar el problema de interconexiones de la Península Ibérica (2%) con el resto de Europa y su esfuerzo para que los socios comunitarios lo entendieran: "Se puede decir que, aunque estemos integrados, somos una isla energética y esto es lo que ha defendido el Gobierno de España, al menos permitir que España y Portugal pudiéramos tener palancas en el mercado energético europeo. Con mucha perseverancia, el Gobierno de España se ha esforzado para convencer a nuestros socios europeos y fue el viernes cuando se generó ese consenso", apuntaba.

El presidente ha detallado las opciones españolas para controlar el alza de los precios en tres pasos:

  • Medidas urgentes para aplicar de forma inmediata en islas energéticas
  • Medidas destinadas a controlar el precio del gas en los mercados internacionales ("como compras conjuntas y disuadir a terceros del precio al que comprar el gas, es decir, trasladar cuál es el precio máximo al que la Unión Europea va a comprar").
  • Avanzar en el medio plazo hacia una reforma estructural del mercado energético: "Hoy es evidente que las energías renovables son mucho más competitivas que el gas. No se debe conectar el precio del gas con el precio de la electricidad".

Asimismo, ha confirmado este miércoles que la compensación para desvincular el gas del mercado de electricidad se financiará con cargo al sistema eléctrico, o al menos esa es la propuesta que trasladará el Gobierno a Portugal y a la Comisión Europea. "Sobre la financiación, será financiado por el propio sistema el precio de referencia", ha dicho Sánchez en su respuesta al portavoz del PNV, Aitor Esteban, que le ha pedido hasta en dos ocasiones durante el debate este miércoles en la Cámara Baja más información sobre cómo se llevará a cabo este límite.

Plan de respuesta al impacto de la guerra

Sánchez también ha repasado todas las medidas aprobadas este martes en Consejo de Ministros para hacer frente a las consecuencias económicas de la guerra. Desde una rebaja de 20 céntimos por litro en los combustibles al límite del 2% en el alza de los alquileres, pasando por créditos ICO para empresas, más beneficiados por el ingreso mínimo vital y el bono eléctrico, medidas de flexibilidad interna al despido (ERTE), rebaja de impuestos del 60% al precio de la luz, ayudas a los transportistas y un plan sobre ciberseguridad. Un plan en el que sí han exhibido unidad los socios del Gobierno, como se evidenció en la comparecencia conjunta de las tres vicepresidentas, Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera, para presentarlo tras su aprobación en el Consejo de Ministros.

Sánchez ha intentado convencer a los grupos sobre los beneficios de la medida y hará lo propio ante el debate que habrá próximamente en el Congreso para convalidar el real decreto con esas iniciativas destinadas a paliar los efectos económicos y sociales de la guerra en Ucrania. También en este caso los aliados parlamentarios del Gobierno plantean exigencias para dar su apoyo, ya que piden que se pueda tramitar como proyecto de ley para introducir medidas y ampliar su alcance. Lo que espera el Ejecutivo es que el PP, tras la llegada el próximo fin de semana de Alberto Núñez Feijóo al liderazgo del partido, demuestre con su apoyo a este plan que está dispuesto a abrir una nueva etapa en la que llegar a acuerdos con el Ejecutivo.

Acuerdo con Marruecos sobre el Sáhara

Después de que se conociera que Sánchez envío una carta al rey Mohamed VI calificando la propuesta de autonomía marroquí para el Sahara como "la base más seria, realista y creíble" para la "resolución" del conflicto, trece partidos de diferente signo político, entre ellos Unidas Podemos y sus apoyos de investidura, le exigieron explicaciones por el cambio de posición. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, compareció ante la comisión correspondiente del Congreso, pero el jefe del Ejecutivo emplazó para abordar este asunto a la sesión parlamentaria de este miércoles. En ella los socios de coalición y de investidura esperan que Sánchez aclare si apoya o no las resoluciones de la ONU sobre el Sáhara y el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, y todos los grupos le reprocharán la decisión bien por el fondo o la forma. Le exigirán también que explique si la nueva relación con Marruecos puede hacer peligrar la existente entre España y Argelia, país clave para el suministro de gas a España y máxime en un momento como el actual.

El presidente del Gobierno, tal y como expuso en sus visitas a Ceuta y Melilla, ha insistido en que la decisión sobre el Sáhara cierra la crisis diplomática con Marruecos "que veníamos arrastrando y que perjudicaba a ambos países", y ha explicado "la firme voluntad de abrir una nueva etapa en las relaciones" con el país vecino. Sánchez defiende que ese acuerdo con Marruecos está en línea con la Unión Europea y las resoluciones de la ONU: "Se ha hablado de un giro y más bien yo diría que hay que hablar de un paso más", apuntaba. "No hay desinterés ni desatención hacia el sufrimiento del pueblo saharaui, lo que hay es el propósito de contribuir a la superación de un conflicto enquistado hace medio siglo”, ha asegurado, recordando el apoyo humanitario de España en el Sáhara que se va a seguir prestando.

Ha repasado algunos de los países que, como España, ha defendido esa postura marroquí: Francia, Alemania, la Comisión Europea, EEUU, que ha señalado que "el plan de Marruecos es serio y realista", y todas las resoluciones de la ONU desde 2007 toman nota de "los esfuerzos de Marruecos para avanzar hacia una solución", tal y como ha destacado Sánchez.

"Cuando los presidentes del Gobierno, de distinto signo político, se han encontrado con este problema han valorado siempre su complejidad, y yo lo que les pido es que valoren también esa complejidad", ha requerido Sánchez al resto de fuerzas políticas. Los ministros y la bancada de Unidas Podemos no han aplaudido estas explicaciones sobre la postura del Sáhara, como sí han aplaudido el resto de la comparecencia.

La crítica del PP al "plan primavera"

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra se ha subido a la tribuna tras la intervención de Sánchez. Ha tildado de "insuficiente" el Plan Nacional de Respuesta a la Guerra de Ucrania que ha llamado de forma despectiva "plan primavera". Considera además que la excepción ibérica muestra nuestra "debilidad como país" y cree que es una ocurrencia del presidente "para ocultar que Bruselas ha rechazado sus pretensiones": "Lo que nos trae es una excepcionalidad porque queda fuera del acuerdo europeo", ha sentenciado. El PP sigue defendiendo la bajada de impuestos como medida más efectiva para paliar esta crisis y cree que propuestas como la subvención a las carburantes harán subir todavía más la inflación.

Gamarra también ha arremetido contra el acuerdo sobre el Sáhara: "¿Dónde está su unidad y patriotismo en este tema? Habría comparecido previamente a explicarnos ese giro que no podía adoptarse a espaldas de todos nosotros", ha sentenciado antes de calificar la carta de "chapuza", y de acusarle de romper un consenso político desde hace años en nuestro país.

Abascal: "La carta a Marruecos es un insulto a este parlamento"

El líder de Vox, Santiago Abascal, también ha sido muy duro con el acuerdo del Gobierno con Marruecos, que considera que es "irresponsable, arbitrario y clandestino": "La carta que usted ha enviado es un puñetero insulto a este parlamento", ha llegado a decir. "Es una carta que van a pagar los españoles y es que solo a usted se le ocurre este desatino en medio de una crisis energética mundial", ha proseguido.

"A los españoles se les ha acabado la paciencia y por eso usted no pueden salir a la calle. Por eso los transportistas se niegan a ir a trabajar si pierden dinero y a que usted les criminalice", ha dicho y ha asegurado que "las obsesiones ideológicas" del Gobierno han salido "carísimas", y ha puesto de ejemplo los gastos del Ministerio de Igualdad, el separatismo o la criminalización de la industria del diésel. "Nosotros estamos con los españoles y con las cosas del comer", ha sentenciado.

Echenique y las dos posiciones respecto al Sáhara

El portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha comenzado su intervención destacando que Abascal "no ha dedicado ni 30 segundos a hablar de la invasión" y que este lunes Vox fue el único partido que votó en contra de quitar la medalla del Ayuntamiento de Madrid a Putin: "Los aliados del dictador y asesino Putin son la ultraderecha en todo el mundo, también en España", ha asegurado, llamando también la atención sobre "el nivel de negacionismo climático" del partido de Abascal.

Entrando ya en materia, ha explicado que a veces hay discrepancias en el seno de gobiernos de coalición y reconociendo que eso es lo que ha ocurrido con el acuerdo con Marruecos sobre el Sáhara: "Se está hablando mucho si ha habido un cambio de posición. Los temas diplomáticos son muy complejos pero en el caso del Sáhara hay dos posiciones: la libre determinación del pueblo saharaui, que defiende la ONU, Unidas Podemos y que aparece recogida en el programa electoral del PSOE, y que sea una provincia más del régimen marroquí con algún nivel de autonomía todavía por definir, una postura que defendió Trump, Marruecos y lamentablemente desde nuestro punto de vista, ahora es la posición también de España. Si me estoy equivocando, basta con desmentirme y decir que España defiende la libre determinación", ha dicho, recordando que "somos la potencia descolonizadora" por lo que "nuestra posición es mucho más importante que la del resto de países". Además, se pregunta por qué esa diferencia de criterio entre la soberanía de Ucrania respecto a Rusia y la del Sáhara respecto a Marruecos.

Echenique sí se ha mostrado muy satisfecho con la batería de medidas aprobadas por el Consejo de Ministros que, a su juicio, "vuelven a levantar un nuevo escudo social" y se preguntaba por qué la insistencia del PP de bajar impuestos sin hablar ni siquiera de qué impuestos se refieren. También ha dicho si votaran que no a ese decreto ley, imagina que es "para seguir construyendo el relato de que el señor Feijóo es un señor muy moderado" aunque tenga "amigos narcotraficantes" y ante las protestas de la bancada del PP ha respondido varias veces: "No lo digo yo, hay fotos, hay fotos".

Las dudas de Rufián

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha hecho una intervención llena de preguntas: "Dudar es un signo de fortaleza. A veces se entiende mucho más cuestionándonos que afirmándonos", comenzaba, y su primera pregunta era la siguiente: "¿Por qué el Gobierno defiende el derecho del pueblo ucraniano a existir frente a Rusia, pero no el del pueblo saharaui a existir frente a Marruecos?", en la misma línea que Echenique. "¿Qué consigue el Gobierno abandonando al pueblo saharaui? Canjea principios por más control marroquí en la valla en Ceuta y Melilla", se contestaba. Luego, ha salido del hemiciclo para apoyar una protesta frente al Congreso por la decisión del gobierno respecto al Sáhara.

Sobre el control de precios, Rufián se preguntaba "¿por qué no gravar ahora, que está a huevo, los grandes beneficios de las eléctricas y de las petroleras o las grandes fortunas? [...] En este país, poner la calefacción no puede ser para miles de familias como cenar trufa cada día".

“¿Por qué hay un señor cada día en la tele, rodeado de transportistas, dando lecciones “apolíticas” de lucha obrera? Un señor de Vox, que no paga a sus trabajadores y no tiene carné de camión”, ha dicho en referencia al convocante del paro de transportistas.“Sabemos mucho más de lo que pagan por su casa Montero e Iglesias que lo que no paga por su casa Espinosa de los Monteros (Vox). Probablemente, la izquierda ha perdido a los grandes medios de comunicación de este país”, ha vuelto a hacer autocrítica, como ya hiciera la semana pasada.

"¿Por qué de los 20 céntimos bonificados del litro de gasolina 15 los paga el Estado y solo 5 las petroleras? ¿No creen, señorías del Gobierno, que habría que legislar para que las petroleras aporten un poco más?", seguía cuestionando.

Las críticas de Errejón y Baldoví

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha señalado la diferencia en cuanto al tratamiento de estos días de los dos temas principales que este martes ha presentado Sánchez: "Mientras del acuerdo en Europa del pasado viernes la prensa se enteró pronto y el presidente compareció enseguida, de lo que ocurría sobre el Sáhara los españoles nos enteramos por Marruecos y hemos tenido que esperar dos semanas a esta comparecencia. Eso demuestra que no está tan orgulloso con esa decisión". Defiende que "los bandazos políticos no se hacen así, sin informar a la Cámara ni a la prensa" y lamenta que todavía el Gobierno no haya explicado a cambio de qué ha adoptado esa posición respecto al Sáhara.

El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha subido a la tribuna y ha mandado un mensaje directo al partido de Abascal: "Después de lo que pasó ayer en el Ayuntamiento de Madrid, creo que podemos decir alto y claro: Vox es Putin”. Por otro lado, se ha preguntado si "era preciso esperar hasta ayer para tomar medidas que no tienen nada que ver con Europa".

Sánchez garantiza que los niños y niñas de España "van a estudiar Filosofía"

De igual modo, ha garantizado en el pleno del Congreso que "los niños y niñas" de España "van a estudiar Filosofía". En la réplica al líder de Vox, Santiago Abascal ha advertido de la "desinformación" en general y en particular de los "bulos" como el que sostienen que la asignatura de Filosofía desaparece del currículum educativo con la última reforma impulsada por el Ejecutivo de coalición.

"Sé que es un gran lector de Filosofía, que le preocupa la educación de Filosofía, pero despreocúpese", le ha soltado durante su réplica a los grupos en el Pleno del Congreso, después de que Abascal denunciara la eliminación de esa asignatura. Sánchez ha tirado de sorna en su respuesta a Abascal, al que ha definido como "una persona comprometida con la Filosofía, que la ha leído tanto y que la conoce tan en profundidad".

Asimismo, ha proseguido incidiendo con ironía en que, como Abascal "es una persona rigurosa que siempre dice la verdad" y le "molesta que le manipulen", debe saber también que él mismo ha lanzado dos "bulos" durante su primer discurso en esa sesión.

Sánchez insiste en que la retirada de la mascarilla depende de criterios científicos y sanitarios

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha querido dejar que la obligación de llevar mascarilla en interiores se levantará en cuanto haya consenso en la comunidad científica y lo avalen los profesionales sanitarios: "En cuanto nos digan, lo haremos al segundo siguiente", ha proclamado.

Así ha respondido al portavoz adjunto de Ciudadanos, Guillermo Díaz, quien considera que ya es hora de acabar con la obligación de llevar la mascarilla, y no sólo en exteriores, sino también en interiores. De hecho, Ciudadanos lo ha defendido esta semana en el Pleno del Congreso y este jueves lo someterá a votación, aunque todo apunta a que no se aprobará.

Guillermo Díaz ha recordado que el propio Sánchez ha estado de viaje oficial en Bruselas y allí no ha necesitado llevar la mascarilla en las reuniones en interiores.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad