Gente

Dani Martín: "El psiquiatra y mi trabajo me han salvado la vida. No me gusta ser famoso"

El cantante se abre en canal en su cuenta de Instagram y ronda los 80.000 'me gusta' en 24 horas

El cantante Dani Martín, en Instagram: "El psiquiatra y mi trabajo me han salvado la vida". / @_danimartin_, vía Instagram

Madrid

Si por algo es conocido Dani Martín, más allá de su música, es por su honestidad y por la franqueza con la que habla siempre de "lo que le da la gana", como ya dejó claro con su último disco.

Más información

Salud mental, homofobia, alcohol y drogas o fama son algunos de los temas sobre los que el cantante se ha expresado en los últimos meses, dejando para el recuerdo contundentes opiniones que mucho han dado de qué hablar en las redes sociales.

Su último pronunciamiento público ha llegado este viernes a través de su cuenta de Instagram, donde ha publicado un extenso mensaje lleno de contradicciones en el que ha querido abrirse en canal ante sus más de un millón de seguidores.

A sus 45 años y tras haber confesado públicamente que lidiaba desde hace tiempo con problemas de salud mental, el vocalista de 'El Canto del Loco' se ha confesado agotado ante las exigencias de una profesión que le apasiona, pero en ocasiones le también le satura.

"Hay que crear contenido; hay que estar atento a las redes; hay que sacar singles todo el rato que, si no, la gente se olvida. Hay que hacerse fotos nuevas, hay que hacer muchas entrevistas para promocionarse, hay que hacer muchos duetos en los discos. Hay que tener muchos seguidores, hay que hacer una campaña de marketing, hay que mostrar felicidad, hay que estar perfecto físicamente, hay que sonreír siempre, hay que estar en la onda que se lleve, hay que sonar actual. Hay que enseñar tu día a día, hay que tener una pareja y enseñarle al mundo la felicidad que compartes y, acto seguido, no volver a hablar en toda la cena porque hay que estar con el teléfono", comenzaba su alegato el cantante.

"Hay, hay, hay… ay, qué agotador", añadía para cerrar el primer párrafo de una publicación que ha sumado cerca de 80.000 'me gusta' en apenas 24 horas.

"No me apetece hacerme fotos ni sacar una canción nueva"

El cantante ha afirmado que ya no se preocupa tanto, como quizás hacía siendo más joven, de su peso o su apariencia: "He cogido 5 kilos comiendo patatas fritas y dándome el permiso de disfrutar en este rato de vacaciones: dos tallas de pantalón he subido. No he estado atento a las redes sociales, no me apetece hacerme fotos ni sacar una canción nueva", ha explicado algo apático.

Martín tampoco oculta ya sus momentos te de tristeza: "A veces estoy triste y me encanta pegarme una buena panzada a llorar y luego sentir que no era para tanto".

En esos momentos, el músico acude al trabajo de algunos compañeros de profesión a los que admira y también a la comida que le gusta: Me encanta el último disco de Fito y Fitipaldis, que suena súper rockabilly. No paro de escuchar ‘Mayéutica’, de Robe. Me ha cautivado Sara Socas. Hoy voy a cenar pasta", ha señalado.

"Tengo un poco de pereza, la verdad"

"Llevo un mes sin hacer deporte porque tengo una rotura fibrilar y no pasa nada. Tengo un poco de pereza, la verdad", ha escrito sincero el cantante, al tiempo que confirmaba que su próximo trabajo de estudio está ya a mitad de camino: "Tengo medio disco nuevo grabado y no tiene pinta de tener duetos, suena más a Daniel y al Canto que nunca, pero creo que no suena actual".

"Las letras son súper personales", ha asegurado al respecto, añadiendo contradictorio que le "apetece salir de gira, pero no le apetece cantar más de dos días seguidos".

"Me apetece aprender y escuchar a gente que sabe de cosas que yo no sé", completaba.

"He vivido una experiencia preciosa con unos amigos estas semanas atrás, conduciendo una furgoneta, porque la segunda cosa que más me gusta en esta vida es conducir una furgoneta", ha continuado.

"Huevos fritos, sexo, vino..."

Continuaba su alegato con una larga y detallada lista de cosas que le gustan y le hacen sentir en paz:

"Me encantan los huevos fritos con patatas. También me gusta el sexo, el vino, estar tumbado en mi sofá, jugar al fútbol, hacer mudanzas, llevar personas de un sitio a otro y ayudarlas".

"Me encanta el arroz a banda, el vino tinto, mis padres, mear en el campo, ayudar a mis amigos. Me encanta trabajar, me gusta madrugar y quedarme en la cama una hora".

"Me están saliendo granos, cada vez veo peor. Me duele el cuerpo al despertarme, pero estoy más feliz que nunca. Quiero mucho a mis amigos. Me encantan las siestas, me encanta seducir. No me gusta que me digan qué ropa tengo que ponerme para hacerme fotos".

"Me encanta Residente. Me apetece mucho hacer festivales este año, que nunca lo he hecho. Me encanta la sobremesa muy larga. Odio hacer fotos, me encanta que me pidan un autógrafo".

"Eso es el ego"

A ese listado se han sumado otra serie de situaciones que no le gustan, que le incomodan. En esta enumeración, el cantante ha incluido al presidente ruso, Vladimir Putin, a quien ha tildado de "abusón".

"No me gustan las cosas que están de moda. Me encanta tener 45 años y ver que me salen canas, algunas arrugas, ir a terapia. Me jode que, cuando paso por la puerta de un instituto, ya no me griten como antes. Jajajaja eso es el ego!!", ha ironizado Dani Martín.

"Odio el túnel de la M30. No me gusta ser simpático después de la siesta, no me gusta Putin ni los debates con gente que sabe de COVID, volcanes, guerras, huelgas y temporales. No me gusta Putin otra vez, no me gusta la gente abusona".

"Me encantan las margaritas, partirme de risa. Creo que por dentro aun soy un niño pequeño Coque Malla me emociona cada vez más. No me gusta Putin. Me encanta mi amiga María Amaro cada día más".

"El psiquiatra y mi trabajo me han salvado la vida"

"El psiquiatra y mi trabajo me han salvado la vida", ha aseverado el cantante, que ya ha hablado de esta faceta de su vida en ocasiones anteriores, normalizando la terapia y la atención psicológica.

"Creo que las redes sociales están haciendo daño a muchas personas. No me gusta ser famoso. Me gusta hacer canciones. A veces, me gusta ser famoso. Putin es mala persona", repetía.

"Me encanta la tortilla de patatas, el 'ali oli. No me cae bien Will Smith desde el otro día. Me encanta Rafa Nadal. Me encanta ir vestido de negro. Me encanta Rosalía, me parece lo más. Me encanta Penélope Cruz. Me gusta mucho la humildad de Modric. Me encanta Lemar. Me gusta ir al fútbol con mi padre, me encanta desayunar tortilla francesa".

"PD: Putin, ponte vídeos de gatitos y..."

"No conozco a casi nadie en 'Novedades Viernes' de Spotify, y me encanta escuchar para conocerlos y sentirme que ya no soy el del Canto del Loco con 24 años. En el Festival Río Babel hago mi concierto entero y en los otros también y, por último, no sé si hacer un Wizink o no para cerrar la gira", comentaba dubitativo al final de su mensaje. Un mensaje que concluía con una curiosa a la par que directa posdata dirigida, de nuevo, al presidente de Rusia:

"Pd: Putin ponte vídeos de gatitos y mastúrbate más, te vendrá bien, o pide que te abracen. No me gusta la gente que habla mal de los demás. De Putin, sí".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad