Internacional

La OTAN le abre la puerta a Finlandia y Suecia para una posible adhesión: "Pueden sumarse fácilmente si deciden pedirlo"

"La opinión pública ha cambiado muy rápidamente desde el ataque de Rusia contra Ucrania. En tres-cuatro semanas, hay una clara mayoría de la población finlandesa, por primera vez, apoyando la incorporación a la OTAN", señaló el ministro de Exteriores de Finlandia, Peeka Haavisto

Diplomáticos de Suecia y Finlandia en un encuentro con la UE / CHRISTINE OLSSON

Madrid

Uno de los factores que fue decisivo para la invasión de las tropas rusas en Ucrania estaba directamente relacionado con el acercamiento de Kiev a la OTAN. Zelenski manifestó en repetidas ocasiones que su intención era la de adherirse a la Alianza Atlántica, una medida que causó gran malestar en el Kremlin, ya que implicaba tener bases militares extranjeras a menos de mil kilómetros de Kiev. Además, la OTAN se comprometió tras la disolución de la URSS a no ampliar sus fronteras hacia las repúblicas exsoviéticas. Sin embargo, este compromiso continúa en el olvido y este miércoles la Alianza ha vuelto a ofrecer a Finlandia y Suecia una adhesión.

Más información

Ambos países fueron declarados neutrales tras el final de la Segunda Guerra Mundial y han permanecido con este status hasta la actualidad. Sin embargo, la influencia de Moscú condicionó durante muchos años las decisiones que se tomaron en estos estados y, al menos de forma aparente, la guerra en Ucrania les ha acercado a la OTAN. "Sabemos que pueden sumarse fácilmente a esta alianza si deciden pedirlo", ha señalado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, este miércoles a la entrada de la reunión de ministros de Exteriores de la Alianza Atlántica en Bruselas: "Si deciden pedir la adhesión, espero que todos los aliados les den la bienvenida".

Por su parte, el ministro de Exteriores de Finlandia, Peeka Haavisto, evitó especular sobre cuál será la decisión que adopte el Parlamento sobre la entrada en la Alianza, pero aseguró que el proceso de deliberación "es relativamente rápido". "La opinión pública ha cambiado muy rápidamente desde el ataque de Rusia contra Ucrania. En tres-cuatro semanas, hay una clara mayoría de la población finlandesa, por primera vez, apoyando la incorporación a la OTAN", recordó.

Pero añadió: "Ciertamente, si solicitamos la incorporación, pasará un cierto periodo de tiempo hasta que los Estados miembros de la OTAN la acepten", lo que implica que los aliados no podrían aplicar el artículo 5 del tratado si el Kremlin aprovechase el impás para atacar a Finlandia. Stoltenberg se mostró convencido de que "si deciden incorporarse, (...) encontraremos una forma de abordar este asunto". Aseguró que Finlandia y Suecia "cumplen los estándares" de la organización "respecto a la interoperabilidad y el control democrático sobre las Fuerzas Armadas".

Portugal nunca será un "obstáculo" para la adhesión

El Gobierno de Portugal aseguró hoy que nunca será un "obstáculo" si Finlandia y Suecia deciden entrar en la OTAN, pero no quiere interferir en "debates internos" sobre la política de seguridad de estos países. "La proximidad que tenemos con esos países es lo suficiente para indicar que nosotros nunca seremos un obstáculo a lo que ellos mismos decidan sobre su propia seguridad", dijo el ministro de Exteriores, João Gomes Cravinho, en declaraciones a medios lusos en Bruselas, donde participa en una reunión de la OTAN.

Gomes Cravinho aseguró que Portugal tiene una relación "muy próxima y amistosa" con Finlandia y Suecia, pero no quiere interferir en las decisiones internas de esos países, que se plantearon la posibilidad de entrar en la OTAN tras la invasión rusa de Ucrania, el pasado 24 de febrero. "Son Estados miembros de la Unión Europea, trabajamos de forma estrecha en nuestra relación con ellos. Hay un debate interno en Finlandia y Suecia sobre esa cuestión y Portugal no quiere de ninguna forma interferir en el debate interno", señaló.

El jefe de la diplomacia portuguesa, además exministro de Defensa, anunció asimismo que Portugal enviará más material militar a Ucrania, tanto defensivo -de protección- como ofensivo -armas y municiones- "en un futuro próximo", sin dar más detalles. El canciller luso también fue preguntado sobre la decisión de expulsar de Portugal a diez empleados de la embajada rusa, a los que dio dos semanas para abandonar el territorio nacional.

Sobre si eran espías, se limitó a señalar que "estaban desarrollando actividades contrarias a la seguridad nacional y que también eran contradictorias con su estatuto diplomático". "Estaban identificados y decidimos que este era el momento correcto para decirles que deberían salir del país", explicó.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad