Carrusel DeportivoCarrusel Deportivo
Baloncesto

El Barcelona se impone ante un Real Madrid que no pudo culminar la remontada

'El Clásico' del baloncesto se decidió en la prórroga por 108-97

El Barcelona se hizo con la victoria contra el Real Madrid en el clásico (Foto: @FCBBasket)

Más información

El FC Barcelona se volvió a llevar 'El Clásico' una vez más aunque no lo tuvo nada fácil. Los azulgranas acumularon varias ventajas de 10 puntos durante el encuentro y anotaron más puntos en los tres primeros cuatros. Sin embargo, los de Pablo Laso consiguieron darle la vuelta al luminoso en el último cuarto. Y cuando la igualdad no podía ir a más y el Real Madrid parecía que se podría llevar el partido, una falta en la última jugada desató la polémica. Los blancos no dieron crédito a la decisión. Sanli falló el primero, anotó el segundo y mandó el partido a la prórroga.

Fue un golpe moral demasiado duro para el Real Madrid que lo intentó pero sin corazón en los cinco minutos posteriores. El Palau se encendió y los jugadores lo notaron sobre la pintura. El Barça no cedió y volvió a demostrar porque es el líder de la ACB. Los blancos, en cambio, agravan un poco más su crisis deportiva.

'El Clásico' del baloncesto español (Foto: @FCBBasket)

El partido

El Barça afianzó este domingo el liderato de la Liga Endesa (22-5) al derrotar en la prórroga al Real Madrid (19-8), que después de ir perdiendo durante casi todo el partido llegó a adelantarse en un último cuarto de máxima tensión, condenando el duelo a un final de infarto (108-97).

A cinco minutos para el final del último cuarto, un rifirrafe entre Alberto Abalde y Nikola Mirotic, que tuvieron que ser separados por sus compañeros, acabó con ambos expulsados y enardeció a un Palau Blaugrana lleno hasta la bandera.

Espoleado por su público, el Barça empató a 0.8 segundos del final con un tiro libre de Sertac Sanli y, después de que Sergio Llull fallara el último tiro, el cuadro catalán se impuso en la prórroga liderado por 9 puntos de Nigel Hayes-Davis (19-8 en el tiempo extra).

El cuadro madridista llegaba a Barcelona en una situación delicada, tras perder cinco de los últimos seis partidos entre todas las competiciones y pocos días después de que el técnico Pablo Laso anunciara la decisión "técnica" y "definitiva" de apartar del equipo a Thomas Heurtel y Trey Thompkins.

El Real Madrid saltó a la pista con un quinteto muy alto y sin un base puro, con Alberto Abalde como director de juego, con la idea de castigar en el poste bajo a Rolands Smits frente a Walter Tavares y de frenar a Nico Laprovittola con el pegajoso marcaje de su compatriota Gabriel Deck (4-6, min.2).

Pero en cuanto Smits ató en corto a Tavares, el cuadro blanco entró en una fase de bloqueo que el Barça aprovechó para despegar en el marcador espoleado por un triple de Laprovittola, 7 puntos de Smits y 8 de Dante Exum, que levantó al público con un mate a una mano sobre Vincent Poirier (20-8, min.6).

Tras el primer tiempo muerto de Laso, el Real Madrid contuvo la escapada barcelonista y recortó distancias al cierre del primer cuarto con dos triples de Fabien Causeur y Abalde (27-23).

El partido había cambiado, por mucho que Nigel Hayes-Davis y Nick Calathes estrenaran con dos triples el segundo cuarto, debido a la agresividad defensiva del Real Madrid, protegido por la hiperactividad de Anthony Randolph y el exbarcelonista Adam Hanga, que permitió a los blancos remontar a la carrera (39-40, min.15).

Ante la escasez de ideas en sus filas, Jasikevicius entregó el timón a Laprovittola, que secundado por cinco tantos de Mirotic, se echó el equipo a la espalda para encadenar 11 puntos y devolver la ventaja al Barça con un triple inverosímil sobre la bocina (51-46), siendo el argentino el máximo anotador al descanso (14) y Tavares el líder ofensivo madridista (8).

Un rápido parcial de 9-2, con cinco puntos de Smits y un triple de Mirotic, hizo saltar las alarmas en el Real Madrid (59-48, min.23), pero tras el tiempo muerto de Laso el cuadro blanco ganó en intensidad defensiva y apretó la contienda liderado por 7 puntos de Guerschon Yabusele en el periodo (71-65, min.30).

La defensa madridista secó al Barça en el inicio del último cuarto y un triple de Hanga confirmó la remontada blanca (76-78, min.33).

A falta de cinco minutos, un rifirrafe entre Ablade y Mirotic, que tuvieron que ser separados por sus compañeros, tuvo a los colegiados durante varios minutos revisando la secuencia y ambos jugadores fueron expulsados. Abalde dedicó gestos desafiantes a la grada al enfilar el túnel de vestuarios.

El partido entró en el terreno de las emociones. Con el público entregado y ambos equipos tirando más de corazón que de cabeza, el intercambio de tiros libres dejó al Real Madrid un punto por delante en el minuto final (88-89, min.39).

En la última posesión, Hayes-Davis falló el triple decisivo pero Sanli sacó la falta personal acudió a la línea, anotando uno de los dos tiros (89-89). Con 0.8 segundo en el crono, Llull tuvo la última pero su triple se estrelló en el hierro.

La irrupción de Hayes-Davis, con 9 puntos seguidos, decantó la prórroga para el Barça (108-97), que desde la llegada de Jasikevicius al banquillo del Palau Blaugrana ha ganado 11 de los 12 Clásicos disputados entre las tres grandes competiciones.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad