La VentanaLa ventana de la tele
Cine y TV

Trabajar en una serie que emite un capítulo diario: una escuela para actores y guionistas

En la Ventana de la tele hemos hablado de las series diarias con Verónica Viñé, directora argumental de 'Amar es para siempre' y con los actores Carles Francino y Jon Plazaola, dos de los nuevos que se han incorporado a la décima temporada de la serie

Las series diarias son una escuela para actores y guionistas

Las series diarias son una escuela para actores y guionistas

26:12

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1649781767681/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Mantener una serie en antena durante mucho tiempo es muy complicado, especialmente si hay que emitir un episodio cada día. Aun así, las series diarias de este tipo son las reinas de la parrilla televisiva, y se mantienen año tras año en emisión. Es el caso de ‘Amar para siempre’, la serie diaria más vista y, en palabras de Mariola Cubells, “más potente y me atrevería a decir que más transgresora”.

Gran escuela de guionistas y actores

En La Ventana de la Tele hemos recibido la visita de Verónica Viñé, directora argumental de la serie, que ha detallado las dificultades de mantener una serie viva tanto tiempo: “Estamos orgullosisimos del equipo de guion que tenemos, del equipo en general porque somos una gran familia de 150 personas”.

“Esto no solamente crea industria y da de comer muchísima gente”, explica Viñé, “sino que también es una grandísima escuela tanto para los actores como para guion, el guionista de serie diaria tiene una capacidad absolutamente brutal de reacción”.

“Escribimos todas las semanas, escribes sesenta páginas como dialoguista, como argumentista sacas una estructura de un capítulo adelante”, detalla la directora, que se hace cargo del equipo de guion: siete escaletistas, siete argumentistas, una coordinadora de escaletas un coordinador de diálogos.

Un reparto de 10

Para tener éxito, un buen guion es imprescindible, pero también lo es tener actores que sepan representarlo correctamente. El elenco de ‘Amar es para siempre’ ha reunido a más de 1.000 actores, dos de ellos se han asomado a La Ventana.

Son Jon Plazaola y Carles Francino, que dan vida a dos primos en la serie. Aunque ahora mismo están de vacaciones, Plazaola ha explicado cuánto tiene que trabajar un actor en una serie que se emite cada día: “Esa carga de trabajo que tienen los guionistas también se traduce al elenco”.

Con sus más de 2.300 capítulos emitidos, la serie es una de las más exitosas y longevas de la televisión española, y Francino ha destacado la labor de todos los que trabajan en ella: “Si algo caracteriza a esta serie es el grupo humano,te lo ponen muy fácil, luego la complicación ya te la pones tú, que somos muy rayados los actores. Pero es tan bonita la ilusión que ponen el guion, eso se transmite y hay que dejarse llevar un poquito”.

Trabajo fijo para actores

Tener trabajo diario fijo es un alivio para muchos actores, trabajadores en una profesión normalmente cambiante e insegura, pero aparecer todos los días en televisión también, explica Plazaola, lo hace más complicado de compaginar, porque “no es tan fácil como una serie semanal o en prime time u otros proyectos como una película”.

“Aquí estamos hablando de un proyecto de diez meses, que a mí es de las cosas que más vértigo me dio cuando me llegó la oferta de trabajar en Amar”, cuenta, “ahora hemos llegado a abril y ya está, estamos en el sprint final y no me lo creo, empezamos en julio con ensayos y lo veo tan lejos y cercano que no me lo creo”.

“En mi caso me tocó compaginarlo al principio con otras dos series para Amazon”, añade Francino, “y evidentemente no puedes hacer tres protas, pero en las otras dos te dan ocho o diez sesiones y se puede hacer”.

Para Viñé, el reto viene de “escribir todas las semanas, eso son teclas, son horas de vuelo, es retarte a escribir secuencias de amor y desamor de una manera diferente, eso lo digo muchas veces al equipo, ‘toca una pedida de mano’, pues a ver cómo nos las ingeniamos”.

Hacer una serie con tanto recorrido y, sobre todo, tanto éxito, no es sencillo, pero como todos aquellos que trabajan en ella destacan, que es un reto y una escuela que merecen la pena por el grupo humano que dedica todo su interés e ilusión en hacerlo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad