Hoy por Hoy JerezHoy por Hoy Jerez
Gastro
A Boca Llena

Un thai por derecho junto a Primo de Rivera

Charm & Spice sustituye en la jerezana plaza del Arenal al restaurante portugués y salda la deuda de la ciudad con la emergente cocina del sudeste asiático

Entrevista con Diego Ramos, socio de Charm & Spice

Entrevista con Diego Ramos, socio de Charm & Spice

12:08

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1651220451413/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Jerez de la Frontera

Jerez cuenta desde hace pocas fechas con un local digno donde poder disfrutar de la cocina tailandesa. Charm & Spice es el nombre que recibe el establecimiento que en los últimos años ocupó Torre de Belém, un restaurante portugués que cerró el pasado mes de marzo. Hasta ahora sólo era posible recurrir a la emergente cocina del país del sudeste asiático desplazándonos fuera de la localidad. Sitios como El Ajedrez, en las Tres Piedras, saldan desde hace un tiempo la deuda de la provincia con una oferta thai en condiciones. Precisamente su jefe de cocina, Kit, se ha asociado con Diego Ramos, dueño de las tiendas Capricho diario, para apostar por un restaurante tailandés en la localidad más poblada de la provincia.

Lo hace además en su plaza mayor, cuya hostelería va poco a poco ganando el nivel que históricamente se le había resistido. Con una decoración sencilla pero elegante que se irá completando en los próximos meses, Charm & Spice no llama la atención por su fachada blanca y austera, que podría pasar por la de un bar cualquiera o incluso un tabanco de no ser por las sillas con mesas altas y las mesas con sombrillas que pueblan la superficie de terraza que le corresponde junto al monumento a Miguel Primo de Rivera.

Entrantes tailandeses callientes

Entrantes tailandeses callientes / cadena ser

No hay muchas mesas en el interior, cuyas paredes están decoradas por por baldas con botellas de vino. Al encargado le extraña que no reservemos en el exterior. En su lugar ocupamos una mesa situada junto a una de las dos puertas de acceso. El código QR situado en la mesa sin vestir nos descubre una carta bastante completa en la que a simple vista no falta nada de lo que debe ofrecer un restaurante de este corte. Sorprende también una extensa carta de vinos con una docena de blancos, dos decenas de tintos, rosados y espumosos de diferentes denominaciones de origen, además de otra cuidada selección de jereces y manzanillas. Nos decantamos por un Barbazul, de Vicente Taberner.

De la carta de comidas destacan diez entrantes fríos, cuatro entrantes calientes, cuatro tipos de sopas, tres platos de pescado y quince con la carne como protagonista. Para ello, Diego, que además de contar con tiendas cárnicas es natural de Salamanca, apuesta por vacuno Charra, concretamente por carnes de reses jóvenes de no más de doce meses. Por supuesto, tratándose de un tailandés, hay hasta ocho platos distintos con los tallarines o el arroz como protagonistas, independientemente de que uno u otro sirven también de acompañamiento para el resto de elaboraciones.

Chu Chi salmón

Chu Chi salmón / cadena ser

Es un día tranquilo y cuento dos personas atendiendo en sala y calculo que hasta tres en cocina. Personal atento, eficiente y amable en el trato.

El primer entrante es frío. Los summer rolls, o rollitos de verano, que ya tuvimos la suerte de probar y de disfrutar el pasado verano en El Ajedrez. Rollitos frescos de verduras con tallarines bañados en una rica salsa de cacahuete. Plato fresco, agradable y sabroso para empezar.

De los entrantes calientes nos traen una selección de lo que aparece en carta. Vienen dos Pho pia, rollitos de primavera de la casa con verduras y salsa chile; un par de Kay satay, una brocheta de pollo marinado con curry amarillo, leche de coco y salsa de cacahuete; Tod mun, unas frituras de calamares, pescado y cilantro; una especie de filete de cerdo rebozado con panko y frito, y un crujiente de marisco. Todo acompañado por una salsa de chile, con el picante muy atenuado, y otra de salsa de cacahuete para el pollo. Tanto los rollitos como el crujiente de marisco bien fritos y escurridos y con sabor. La fritura con la carne de cerdo jugosa y en su punto está también crujiente. Y las frituras de calamar, pescado y cilantro, envueltas en pasta brie como si fuera un wan tun, notable. Jugoso también el pollo Kay satay. Alta puntuación también para las salsas, que elaboran ellos mismos en el local y que constituyen un condimento esencial para la singularidad de las creaciones.

Ternera con verduras

Ternera con verduras / cadena ser

Para el centro pedimos un plato de pescado y otro de carne para compartir. El primero, Chu chi salmón, que es un salmón a la plancha con curry rojo tailandés y hojas de ima kaffir. El generoso lomo de salmón tiene un punto de cocción de más, pero el conjunto lo resuelve con otra salsa sobresaliente y unas verduritas en su punto justo de cocción. La fuente viene acomapañada de arroz blanco.

Además, solomillo de ternera Charra 12 meses a la plancha con verduras de temporada y salsa demi-galce brown para comprobar la caliad del producto y el buen tratamiento que recibe en los fogones.

Bizcocho de té verde

Bizcocho de té verde / cadena ser

Cerramos con dos de los postres de la casa. El primero un bizcocho de té verde ligero, fresco y delicado. El segundo, una especie de arroz con leche de coco y mango bastante curioso.

En resumidas cuentas, Jerez debe felicitarse por que entre su rica y variada oferta gastronómica pueda contar ya con un restaurante tailandés que seguro va a ser muy del agrado de los amantes de la cocina asiática.

Arroz con leche de coco y mango

Arroz con leche de coco y mango / cadena ser

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad