Hoy por HoyLa lista de Bob
Sociedad

"¿Qué trampa es esta?": la lista de Bob Pop sobre las razones equivocadas para trabajar

A pesar de que es festivo en la Comunidad de Madrid, Bob Pop no ha querido fallar a su cita con el 'Hoy por Hoy'

Bob Pop en el 'Hoy por Hoy'. / Cadena SER

Madrid

Bob Pop ha reconocido en múltiples ocasiones que le encanta colaborar en el Hoy por Hoy. Por esa misma razón, y a pesar de que es festivo en la Comunidad de Madrid, el escritor ha decidido presentarse una semana más frente a Àngels Barceló para hablarle acerca de una nueva lista. En esta ocasión, la sección de Bob Pop debería haber girado en torno a las buenas razones para trabajar. Sin embargo, y después de pensarlo detenidamente, tan solo encontraba el dinero y tener una impresora láser para imprimir todo aquello que necesites: "No encuentro más razones buenas para trabajar". Por esa misma razón, y para no poner punto y final a su sección antes de tiempo, el colaborador ha creado una lista alternativa.

Después de reconocer que es muy trabajador por razones equivocadas, el colaborador ha decidido poner en marcha una lista sobre las malas razones por las que trabajar. En primer lugar, Bob Pop ha hablado acerca de todas esas personas que trabajan por reconocimiento social: "Lo hacen para tener un lugar en la sociedad y sentirse parte de algo". Y es que, desde hace ya varias décadas, cada vez que preguntamos a alguien qué es parece que nos referimos únicamente al trabajo que desempeñan. Sin embargo, el colaborador recuerda que no solo somos lo que trabajamos: "Es una etiqueta social".

La trampa de realizarse trabajando

Por otro lado, Bob Pop tampoco entiende a aquellas personas que dicen trabajar por la realización personal que les otorga: "La gente que se realiza trabajando hace muy mal". Bajo su punto de vista, podrían realizarse con un huerto urbano o haciendo macramé y, sin embargo, prefieren trabajar: "Creer que hay una liberación a través de algo que es una esclavitud es un error muy grande y una victoria del sistema. Es una trampa". Entre el resto de malas razones por las que trabajar, el colaborador explica que podemos encontrar otras como la satisfacción de poder ocupar durante ocho horas o más oficinas en sitios caros que no podemos pagar.

De hecho, Bob Pop recuerda que hace ya varios años trabajó en un sitio "super pijo" en el que el sueldo no era demasiado bueno. Sin embargo, decidió quedarse porque podía disfrutar cada día de unas vistas envidiables: "Trabajaba en un sitio super pijo, pero me pagaban un poco mal". Después de reflexionar acerca de las vistas que le ofrecía el puesto de trabajo, y lo caro que debía estar el metro cuadrado, el colaborador del Hoy por Hoy llegaba a la conclusión de que el rato que pasaba ahí era rato que invertía disfrutando de eso.

Otras razones equivocadas por las que trabajar

Más allá de estas primeras razones, Bob Pop encuentra otras como el hecho de trabajar para conocer gente, porque el trabajo te permite socializar. No obstante, el colaborador explica que la gente que conocemos en el trabajo es como la gente a la que conocías en la mili, personas con las que compartes el estrés. A pesar de que reconoce que sí que puedes forjar relaciones dentro del trabajo, considera que suelen salir a la fuerza: "Haces enemigos en común y te refugias de ellos en conjunto".

Bob Pop tampoco entiende a la gente que cree que ir a trabajar está bien porque te vistes y arreglas, a quienes opinan que trabajando estamos en contacto con la realidad y a quienes acaban consumiendo como sistema de compensación. Y es que algunas personas, entre las que se incluye, acaba consumiendo de forma compulsiva simplemente para justificar el trabajo. Y, por último, el colaborador también mete en este saco a la gente que se cree que trabajar sirve para decir 'no' a distintas medidas con sus impuestos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad