Ocio y cultura

La cantaora Carmen Linares y la coreógrafa María Pagés, Premio Princesa de las Artes 2022

El galardón, fallado este jueves en Oviedo, es el primero que se concede en la edición de este año

La cantaora Carmen Linares en una foto de archivo / Julián Pérez (EFE)

Oviedo

La Fundación Princesa de Asturias ha distinguido este jueves a la cantaora Carmen Linares y a la bailaora y coreógrafa María Pagés con el Premio de las Artes 2022. Según recoge al acta del jurado, la obra de ambas artistas "es parte de la genealogía del flamenco contemporáneo. Ambas, en sus disciplinas, han ensanchado el cante y el baile desde el respeto por la tradición, apostando por ampliar sus cauces expresivos, impulsando así el carácter universal de un extraordinario patrimonio cultural, popular y sensorial".

Más información

La concesión del premio tiene cuenta "su voluntad de permanente exploración, su trabajo dota al flamenco de nuevas herramientas a la vez que amplifica el lenguaje de una manifestación cultural que vive un momento de esplendor y búsqueda de nuevos horizontes. Ambas creadoras despliegan en su trayectoria experiencias que reivindican el flamenco como uno de los géneros musicales más sugerentes de nuestro tiempo y un acontecimiento artístico perenne y único".

La artista Carmen Pacheco Rodríguez (Linares, Jaén, 1951), la gran dama del flamenco conocida como Carmen Linares, comenzó su carrera en solitario en 1980 acompañada por Juan y Pepe Habichuela y es la única cantaora con un Premio Nacional de Música. Por su parte, la bailaora María Pagés (Sevilla, 1963), Premio Nacional de Danza en 2002 y Medalla de Oro al Mérito de Bellas Artes en 2014, lleva más de 30 años recorriendo los escenarios con su compañía y ahora dirige el Centro Coreográfico de Fuenlabrada.

"Que en María Pagés habita el genio del baile, todos los sabemos y proclamamos. Pero hay algo más en esta mujer: ella baila, y bailando mueve todo lo que la rodea. Ni el aire ni la tierra son iguales después de que María Pagés haya bailado", decía el Premio Nobel de Literatura José Saramago. Un piropo que ella se lo toma con humildad aun siendo consciente de que posee unos brazos incomparables, que se mueven hipnóticamente al son de la música. "La danza forma parte de mí, es el motor de mi vida, es mi dedicación mayor", contaba a Efe esta bailaora de 58 años que considera que "la danza forma parte del ser humano como algo innato".

El de las Artes, que el año pasado recayó en la serbia Marina Abramovic, máximo exponente de la "performance", es el primero de los ocho galardones convocados por la Fundación Princesa de Asturias en fallarse, y que este año alcanzan su XLII edición.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad