SER HistoriaSER Historia
Historia

Las Hurdes del rey Alfonso XIII

Alfonso XIII visitó la comarca de Las Hurdes en junio del año 1922, preocupado por el informe que había recibido del doctor Gregorio Marañón sobre unas tierras carentes de servicios médicos, con muchos problemas sanitarios (en concreto de bocio y cretinismo), desnutrición y malas infraestructuras

El río Los Ángeles en el pueblo de Pinofranqueado en donde se bañó Alfonso XIII en 1922 en su visita a Las Hurdes / Nacho Ares

El monarca hizo un recorrido de casi 150 kilómetros a lomos de caballo junto con un séquito de ocho personas más, entre ellos ministros, por unos caminos difíciles de transitar.

Han pasado un siglo de esa visita y hoy Las Hurdes está considerada una zona digna de ser visitada por su gente, sus leyendas, su arquitectura y, sobre todo, su naturaleza imponente. Simbiosis perfecta entre aquel viaje y la actualidad es el hecho de que una de las rutas más concurridas es precisamente la que hizo el monarca español. Desde Casar de Palomero, al borde de las Tierras de Granadilla, donde Alfonso XIII durmió en la casa de Acacio Terrón, se sigue el curso del río Los Ángeles (donde el monarca se bañó desnudo) hasta llegar a Pinofranqueado, al sur de la comarca, no sin antes pasar por Azabal y Pedro Muñoz. Después, Cambroncino, donde el rey visitó la Iglesia de Santa Catalina, para más tarde llegar a las Vegas de Coria. En Nuñomoral acamparon y los expedicionarios cenaron dentro de sus tiendas de campaña. Cuando llegó el momento del café, el ministro Piniés comentó su preferencia por tomarlo con un chorrito de leche. No había vacas, ovejas ni cabras en el núcleo, pero un vecino regresó con una pequeña cantidad de líquido y le informó que podía tomarlo con total confianza, ya que la leche era de su propia mujer y, «por cierto, muy buena».

Fueron luego a Martilandrán y Fragosa hasta encontrar la localidad de El Gasco, donde destaca su volcán y la llamada arquitectura negra que caracteriza a Las Hurdes. En Las Mestas, Alfonso XIII finalizó este impresionante e impactante viaje hurdano. El 23 de junio de 1922, la comitiva real llegó al monasterio de Las Batuecas, donde hicieron su última noche y a la mañana siguiente se reencontrarían con sus automóviles y con los habitantes del salmantino pueblo de La Alberca.

Los resultados del viaje de Alfonso XIII fue la creación del Real Patronato de Las Hurdes, que encargó y publicó varios estudios sobre la situación comarcal. Además de consignar las denuncias sanitarias del doctor Marañón, el organismo identificó otros tres problemas: el analfabetismo generalizado; la escasez y mal estado de las vías de comunicación; y los males espirituales de la población. Las primeras actuaciones de este Patronato fueron la construcción de varios kilómetros de carretera, de puentes y la creación de las tres factorías hurdanas: la de Los Ángeles en Caminomorisco, la factoría del Jordán en Nuñomoral y factoría Alfonso XIII en Las Mestas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad