Hora 14 Málaga
Sociedad

Málaga registra once denuncias por 'pinchazos' en un solo fin de semana

La Policía Nacional instruye todos los casos. Entre las víctimas hay dos hombres

Ambiente en una discoteca

Málaga

Málaga ha registrado este pasado fin de semana un total de once denuncias por supuesta sumisión química mediante `pinchazos` según han confirmado a la SER distintas fuentes. En todos los casos, las diligencias de investigación están a cargo de la Policía Nacional. De los once casos denunciados, y que se han producido en salas de fiestas o ocio nocturno como discotecas, bares o festivales de música, dos de las víctimas son hombres y el resto -nueve más- mujeres. Las edades comprendidas van desde los 17 años, en el caso más joven, hasta una mujer de 37 años.

Según ha podido constatar esta emisora, los casos denunciados se han registrado en cinco puntos de la provincia de Málaga con el municipio de Marbella a la cabeza. El desglose se divide de este modo: seis denuncias en Marbella, dos en Málaga capital, uno en Torremolinos, uno más en Benalmádena y un último caso en Fuengirola. Solo en una de las denuncias se investiga si pudo haber abusos sexuales pero para su confirmación se están esperando los resultados de las pruebas sanitarias correspondientes.

Más información

Todos los casos registrados durante este fin de semana se han contabilizado a partir de las denuncias en las comisarías así como de las víctimas que han sido atendidas en diferentes centros hospitalarias de la provincia de Málaga. Hasta el pasado viernes, el Servicio Andaluz de Salud tenía constancia de tres casos de presunta sumisión química mediante 'pinchazos'. El primer caso en la Costa del Sol, registrado hace más de una semana -el pasado 31 de julio según la denuncia policial- continúa a la espera de los resultados toxicológicos para saber si realmente se llegó a inocular sustancias en el cuerpo de una joven turista francesas que había salido de marcha una noche donde conoció a otro joven extranjero. Este primer suceso ocurrió en la capital malagueña y la víctima, que había llevado al presunto agresor a su apartamento, se levantó a la mañana siguiente notando dos pinchazos en uno de sus brazos. A partir de ahí formuló la correspondiente denuncia.

Las autoridades sanitarias y policiales han pedido que se extreme la vigilancia y que se denuncie en caso de tener sospechas de haber recibido un pinchazo. Entre tanto, los empresarios de locales de ocio nocturno y discotecas han activado un protocolo de actuación que supone coordinar a todo el personal de seguridad del local para vigilar y detectar supuestos casos. Se advierte a la posible víctima de que pida ayuda en caso de tener sospechar de que le hayan inoculado alguna sustancia.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad