Hoy por Hoy JerezHoy por Hoy Jerez
Opinión
Opinión

El asunto del agua

La firma de Miguel Pérez en Hoy por hoy Jerez

La firma de Miguel Pérez

01:28

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1663845850576/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Jerez de la Frontera

No nos acordamos de Santa Bárbara hasta que truena, y no hablamos de agua hasta que estamos en sequía.

El debate del agua solo se mantiene en épocas de escasez y una vez que llueve suficientemente, se abandona. Esta ha sido la dinámica que hemos mantenido hasta ahora respondiendo a los históricos ciclos que alternan épocas lluviosas con años secos. Sin embargo, creo que estamos ante un escenario distinto a los ciclos, estamos viviendo en vivo y en directo el cambio climático. Ello significa que contemplamos un escenario totalmente distinto y mucho más peligroso. Solo un dato, nuestros pantanos en la provincia de Cádiz se encuentran al 25% de su capacidad, lo que supone que están a menos de la mitad de la media de los últimos 10 años. Y esto, unido a otros parámetros, nos indica que estamos en un nuevo escenario, no es un simple ciclo.

Por ello es imprescindible que abandonemos las clásicas fórmulas, que en la mayoría de los casos contempla como medida estrella, las restricciones. Primero cortamos el agua a los agricultores, y después, al resto, a la industria y por último, como es lógico, a los ciudadanos. Los cortes se acompañan en su caso de algunas medidas urgentes y excepcionales, pero poco más. Esta ha sido la respuesta ante los ciclos secos de las últimas décadas.

Ahora, con un escenario distinto, debiéramos diseñar una nueva estrategia que vaya más allá de las medidas paliativas. Debemos hacer una reflexión profunda del asunto y diseñar un plan de presente y de futuro que actúe en continuo, sin interrupciones. Me atrevo a soltar algunas ideas sueltas:

El agua, como bien público que es, necesita una gobernanza pública y armonizada, como mínimo a nivel estatal, que responda a una nueva estrategia. Es imprescindible alejar el debate de las tentaciones privadas, políticas o territoriales. Por el bien de todos debe primar el interés general en la toma de decisiones, de forma que se asegure un reparto justo para los distintos usos. Para ello, pongámonos en manos de los expertos y realicemos, sin dudarlo, importantes inversiones.

Las medidas a tomar deben estar presentes a diario en nuestras actividades. Por ejemplo, hay que ahorrar agua siempre. No nos podemos permitir el lujo de malgastarla en épocas de bonanza. Tratemos al agua como lo que es, un bien finito, escaso e insustituible. Tomemos conciencia… hay 2.200 millones de personas en el mundo que no tienen acceso al agua potable. En esta tarea debemos ser responsables todos, las administraciones también. Y lo digo porque a día de hoy hay importantes pérdidas de agua en las infraestructuras y lo que es más grave, se pueden contabilizar por miles las hectáreas de tierras de secano que impunemente riegan ilegalmente. Además, en las ciudades observo como seguimos regando el césped a diario como si nada pasara.

Las inversiones que se realicen deben responder a esa estrategia conjunta y deben ser tecnológicas, sostenibles en el tiempo y respetuosas con el medioambiente. Actuaciones que aseguren una mayor captación y embalse y que tras el uso urbano contemplen una depuración de última generación. Ello posibilita la reutilización para la agricultura y la industria. El ciclo integral del agua debe cerrarse en la medida de las posibilidades. Hay ejemplos en la provincia de Cádiz que funcionan bien: la depuradora de Rota, cuyas aguas son reutilizadas para los agricultores de Costa Noroeste, nos puede servir de referencia. Por el contrario, existen pueblos que todavía no tienen depuradora y por ello España paga multas diarias a la Unión Europea. En el término medio se encuentran grandes poblaciones, como Jerez, que con un último esfuerzo en la depuración con terciario, posibilitaría el aprovechamiento para la agricultura.

Son solo ideas sueltas, lo importante es que tengamos un Plan diseñado por los más cualificados, y que la denominada legislatura del agua en Andalucía sirva para sobrellevar momentos críticos. Hay que ponerse a trabajar desde ya, y si mientras lo hacemos empieza a llover, mejor. Pero no abandonemos el asunto del agua, que siempre sea un debate de plena actualidad, porque nos va la vida en ello.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad