Hora 14 Málaga
Sociedad
cultura

Polémica exhumación de los restos de Marifé de Triana, la reina de la copla

La familia lleva años de trámites para poder cumplir la última voluntad de la artista: ser enterrada en Sevilla

Tumba donde descansaban los restos de la artista en el cementerio de Torremolinos (Málaga) / Cadena SER

Málaga

Los restos mortales de Marifé de Triana, considerada la reina de la copla, han sido exhumados este viernes del cementerio de Torremolinos (Málaga), para ser trasladados a Sevilla, donde ya descansan en el cementerio de San Fernando. El proceso ha estado marcado por la polémica. Su familia defiende que la artista quería descansar, tras morir, en Sevilla. Sin embargo, algunos de sus fieles amigos recuerdan ahora que la coplera dijo en vida -en una declaraciones en Torremolinos Televisión- que "tanto en vida como en muerte me quedaré aquí, en Torremolinos".

Han sido años de trámites y permisos de familiares para poder trasladar los restos de la artista hasta Sevilla, desde su muerte en Torremolinos en 2013. Un proceso muy laborioso en el que ha sido fundamental la tarea en la sombra de la Asociación Cultural de la Copla Marifé de Triana, fundada en octubre de 2013, ocho meses después de la muerte de la artista, que preside Alfonso de Miguel. Pronto además tendrá una escultura en el barrio sevillano de Triana. La exhumación se ha producido este viernes, poco después de las nueve de la mañana junto con el cuerpo de su marido, José María Alonso Calvo.

Era su voluntad, dicho por Ella misma, lo dijo miles de veces en público y en privado, no se puede violar la voluntad de ningún ser humano y menos la de una mujer tan íntegra y sincera como fue Ella #marifedetriana dejad a los difuntos en paz y respetad su voluntad ¡por Dios en qué mundo nos estamos convirtiendo!, Ella lo quería así, nos lo dijo a todos los que tuvimos la suerte de ser sus amigos de verdad, dejadla descansar en Paz donde Ella quería estar. AMEN

Posted by Patricia Vela on Friday, December 2, 2022

La muerte de Marifé

“Marifé de Triana ya descansa en paz donde quería". Era en el cementerio de San Miguel, en Torremolinos (Málaga), donde también reposaban -ocho años antes que ella- los restos mortales de quien fuera su gran amor y compañero, José María Alonso Calvo.

José, el hermano de María Felisa Martínez López, la ya mítica “Marifé de Triana”, acompañado por la sobrina de la finada, María Jesús, y otros familiares, junto al entonces alcalde de Torremolinos, Pedro Fernández Montes, eran testigos de primera fila de la colocación de la lápida que inmortaliza la morada de esta gran artista, en un cementerio de San Miguel que a duras penas acogió en su interior a una ínfima parte de las personas que, durante toda la jornada, quisieron dejar patente con su presencia el unánime respeto, admiración y cariño que tantos y tantos ciudadanos sentían por la cantante.

Ya en su última morada, Marifé escuchó innumerables sollozos y llantos, pero también alguna que otra improvisada interpretación de varias de sus canciones más celebradas. Y todo ello en un ambiente impregnado de emoción y de un silencio roto reiteradamente por gritos espontáneos, incontenidos, desgarrados, que reivindicaban para la artista el título de “Emperadora de la copla” o “Reina de la canción”.

Más información

El vicario parroquial de la iglesia de San Miguel, Jesús Pascual Martínez, en un templo abarrotado, al igual que la plaza pública donde se ubica, despedía la calidad humana y la categoría artística de Marifé, cuyos restos recibían un aplauso unánime cuando la comitiva iniciaba el corto trayecto hacia el cementerio. Era el punto y final a dos intensas jornadas en las que Torremolinos fue el epicentro de la atención nacional y obligada referencia de programas informativos, por tratarse del municipio donde residía la última de las grandes estrellas de la copla andaluza.

Desde el mismo momento en que la Capilla Ardiente con los restos de Marifé quedó instalada en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, el lugar se convirtió en punto ineludible de peregrinación para numerosas personas, sobre todo familiares, amigos y admiradores de Marifé, que no quisieron dejar pasar la ocasión de sentirse más que nunca cerca de ella.

Imagen de archivo de Marifé de Triana

Presidido por una gran fotografía en la que Marifé sonríe, y escoltado por dos agentes de la Policía Local con uniforme de gala, así como cuatro cirios, el féretro, a medida que pasaban las horas, todo aquel sábado y hasta el mediodía del domingo, se mostraba rodeado por coronas y ramos de flores remitidos por instituciones, entidades y particulares. Al tributo floral del Ayuntamiento de Torremolinos se sumaron las coronas de los ayuntamientos de Málaga, Benalmádena, Alhaurín de la Torre; la de la Hermandad de Zamarrilla; la de Paco de Lucía y Pastora Soler, entre otras.

Y en todo momento, expresiones de cariño y admiración, a veces también en forma de una sencilla rosa colocada sobre el féretro cubierto por el Manto de la Virgen Nuestra Señora del Carmen de La Carihuela, a cuya Hermandad pertenecía Marifé y a la que reiteradamente expresó la artista su extraordinario cariño y devoción por la Patrona Honoraria del municipio. Este mediodía, al cierre de la Capilla Ardiente, el alcalde de Torremolinos, Pedro Fernández Montes, junto al resto de la Corporación, ocupaba la primera fila del Salón, en el que también comparecieron numerosas autoridades.

Acudieron a la Capilla, igualmente, centenares, hasta miles, de ciudadanos anónimos muchos de los cuales quisieron hacer uso del “Libro de Condolencias” puesto a su disposición por el Ayunta-miento, en cuyas páginas se plasmaron muestras de cariño de lo más diverso. Y estuvieron también presentes gran número de amantes de la copla e intérpretes ilustres como Gracia Montes, muy afectada por la desaparición de su gran amiga; Macarena del Río; Marina Heredia… y el eterno “Fosforito”; “Chiquetete”; María José Santiago y muchos representantes de la nueva generación de la copla, entre ellos Antonio Cortés.

La familia, por su parte, entre las incontables expresiones de condolencia, recibió mensajes de los Reyes de España. Era el punto y final a dos intensas jornadas en las que Torremolinos, que le rindió homenaje como “Turista de Honor” y que dio su nombre a una gran avenida, quiso volcar todo su afecto hacia “Marifé de Triana”, en un sentimiento que no tardó en encontrar un rotundo eco en el resto de España, como quedó acreditado a través de los medios de comunicación. “Marifé de Triana”, pues, ya descansa en paz en Torremolinos. Donde se la acogió con enorme cariño y donde, a menudo, demostró su calidad humana que muy pronto le granjeó el aprecio popular, más allá de la admiración hacia una artista que ocupa una página entre los mitos de la cultura española.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad