Hoy por Hoy SevillaHoy por Hoy Sevilla
Economía y negocios

Coca-Cola, 25 años siendo la chispa de la vida desde sus instalaciones de Sevilla-La Rinconada

El presidente de la Junta, Moreno Bonilla, y el director general de Coca-Cola Europacific Partners Iberia, Francesc Cosano, han asistido a la celebración de estas Bodas de Plata

Celebración de los 25 años de Coca-Cola en la Rinconada

Sevilla

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha visitado este jueves la fábrica de Coca-Cola Europacific Partners (CCEP) en Sevilla, con motivo de la conmemoración de sus primeros 25 años de existencia. El presidente, acompañado por el director General de CCEP Iberia, Francesc Cosano, ha hecho un recorrido por sus instalaciones y ha conocido los proyectos que esta planta tiene en marcha.

La fábrica que ha visitado el presidente de la Junta de Andalucía -bajo estas líneas su discurso- comenzó a operar en el año 1998. Desde entonces, no ha parado de crecer y se ha marcado el reto de ser una fábrica pionera en sostenibilidad e innovación.

Las cifras de producción avalan la magnitud de este reto. Ubicada en un espacio de 93.000 metros cuadrados en el término municipal de La Rinconada (Sevilla), dispone de 12 líneas que tienen una capacidad de producción de cerca de 950 millones de litros (165 millones de cajas unidad). Actualmente trabajan en ella 429 trabajadores.

“Celebramos el 25 aniversario de esta planta sevillana que se ha convertido, por muchos motivos, en un referente para las fábricas de Coca-Cola Europacific Partners, pero también de la industria de alimentación y bebidas. Queremos, con nuestra actividad, construir un modelo de desarrollo sostenible que contribuya al progreso económico, social y medioambiental de Andalucía”, ha explicado Francesc Cosano, director General de CCEP Iberia.

Objetivo: 100% digital y sostenible

La planta sevillana es un ejemplo de fábrica de última generación tecnológica que apuesta por la analítica de datos y los sistemas de inteligencia artificial para la optimización de los recursos que utiliza para la fabricación de sus productos.

Esta explotación eficiente de sus recursos le permite lograr tasas de alta capacidad productiva tales como la fabricación de 96.000 latas y de 80.000 botellas de vidrio por hora.

La optimización tecnológica también es determinante en la meta de apostar por la sostenibilidad y ser referente de la economía circular en la industria andaluza, como demuestra el hecho de que el porcentaje de valorización de residuos de la planta de Sevilla es del 99,97%.

Entre otros retos, la fábrica trabaja ya para que el cien por cien de los ingredientes agrícolas que utiliza como materia prima para la producción de las bebidas proceda de fuentes sostenibles.

Compromiso de reducción de agua

Coca-Cola ha asumido como compromiso proteger las cuencas hidrográficas, asegurar la disponibilidad de los recursos hídricos para todos y seguir impulsando una gestión eficiente del agua. Como primer paso, analiza el riesgo y desarrolla planes de reducción de agua en la planta para conseguir un uso más eficiente de la misma. El objetivo: reducir el consumo un 20% en 2025 respecto a 2010, propósito que va por buen camino, ya que, en 2021 ya había logrado una reducción del 16% su ratio de agua, hasta los 1,8 litros consumidos por litro fabricado.

La planta de Coca-Cola en Sevilla ha sido pionera en la puesta en marcha del proyecto Water&Energy Management (sensorización para la gestión de agua y energía), que supone la instalación de 224 contadores de agua y energía que, junto a una herramienta avanzada de gestión y analítica, permite recoger y analizar datos 24/7 y en tiempo real. A través de este sistema es posible generar informes diarios de forma automática para conocer consumos y ratios. Esto garantiza una visibilidad del 100% del consumo de la planta, el control y la optimización de los procesos, conocer desviaciones y, además, contribuye a mejorar la toma de decisiones para la reducción de consumo y minimizar el impacto ambiental. Este proyecto ha obtenido dos premios por su innovación y ha sido finalista de otro.

Dentro de su objetivo de optimización del agua, se han cambiado las bombas de vacío de los mixers, lo que permite una reducción de los consumos y se ha instalado una nueva depuradora que permitirá ampliar y modernizar el tratamiento de las aguas residuales. Además, se están desarrollando acciones para la reutilización del agua empleada en los procesos industriales en otros. Por ejemplo, el agua empleada en la lavadora de las líneas de vidrio se reutiliza en la limpieza de cajas.

Fábrica de Coca-Cola en su ubicación de Sevilla-La Rinconada

Fábrica de Coca-Cola en su ubicación de Sevilla-La Rinconada / Cadena SER

Además, participa en planes de devolución del agua a la naturaleza a través de proyectos de reabastecimiento y recuperación de las cuencas hidrográficas como los que se desarrollan en la actualidad en las marismas del Guadalquivir cercanas a Trebujena y en el valle malagueño del Guadalhorce. En concreto, el proyecto ‘Desafío Guadalquivir’, que desarrolla junto a WWF se ha convertido en un ejemplo de la integración de tecnología innovadora y la colaboración con los agricultores para la preservación de los ecosistemas. Este proyecto actúa en 765 hectáreas de cítricos del entorno de Sevilla, en las que ya se ahorra agua de riego y aplican prácticas agrícolas eficientes y sostenibles. A través de este proyecto, las catorce fincas de cítricos que participan en él han conseguido ahorrar más de 700 millones de litros de agua anuales contribuyendo a preservar y proteger la cuenca hidrográfica del único río navegable de España.

La racionalización del uso de los recursos también se aplica en las tasas de uso de la energía eléctrica. Toda la electricidad contratada para las fábricas ya es renovable y se consume a través de sistemas LED de bajo consumo.

La fábrica de Coca-Cola en Sevilla tampoco olvida su compromiso con las personas. Ha sido pionera en la puesta en marcha de la “Escuela de Carretilleras” desarrollada en el marco del Programa GIRA Jóvenes. Una iniciativa que permite que mujeres jóvenes puedan adquirir los conocimientos necesarios para manejar estos vehículos y se puedan incorporar a puestos de trabajo en entornos industriales. El éxito de esta iniciativa ha hecho que, en 2023, se desarrolle en el resto de plantas que CCEP tiene en España.

Como parte de ese compromiso, sus empleados también desarrollan numerosas acciones de voluntariado. Cabe mencionar entre ellas la entrega de cenas y comidas en navidad o la participación en los programas desarrollados por Coca-Cola de sensibilización, formación y recogida de residuos en entornos marinos.

Impacto económico de Coca-Cola en Andalucía

La planta sevillana es clave en la consolidación del papel de liderazgo de CCEP en el área sur de España, logrado gracias al apoyo de una red de más de 500 proveedores locales para servir a más de 63.000 establecimientos repartidos por toda la geografía andaluza, mayoritariamente del sector de Hostelería y Restauración.

Gracias a todo ello, la actividad de Coca-Cola genera un impacto en la economía de la región que se cifra en más de 1.200 millones de euros, lo que representa, aproximadamente, el 0,6% del PIB regional. En términos de empleo, además, suponen algo más de 20.000 puestos de trabajo tanto directos como indirectos, debido a la importancia que el sector de hostelería y el turismo tienen en esta región.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00