Sociedad

Así funciona la herramienta de mantenimiento predictivo de vehículos del Ejército de Tierra

Su aplicación militar se probó por primera vez en Córdoba y ahora la compañía suministradora, Cojali, estrecha lazos con la UCO para un posible programa de prácticas

Un militar emplea el Jaltest en un vehículo militar para realizar una diagnosis del estado del mismo / Cadena SER

La empresa tecnológica Cojali Innovation confía en el proyecto de la Base Logística del Ejército de Tierra ‘General Varela’ como una “oportunidad para estrechar nuestra ya larga colaboración con el Ministerio de Defensa”, avanza José Ángel Gallego, responsable de desarrollo de negocio de las divisiones de conectividad y ciencia de datos de la empresa. Una relación que empezó en 2012 y que tiene el Parque y Centro de Mantenimiento de Vehículos Ruedas número 2 de Córdoba (PCMVR 2) como escenario. Fue allí donde la empresa puso en funcionamiento para uso militar la herramienta de prevención de averías que a día de hoy incorporan la mayoría de vehículos del Ejército de Tierra.

Se trata de Jaltest Military, una solución de diagnosis de taller capaz de anticipar hasta 75 tipos de fallo diferente, que pueden estar relacionados con aspectos como los frenos, la transmisión, la suspensión, el motor o los niveles de emisiones. Aunque a través de herramientas de Inteligencia Artificial, el propio sistema va ‘aprendiendo’, por lo que de forma paulatina se va incluyendo nueva información.

El equipamiento conecta al vehículo y al taller en tiempo real y va recopilando datos, de forma que cuando algún parámetro sufre una variación fuera de lo común es capaz de enviar una alerta temprana a los profesionales encargados del mantenimiento. Además, la sensorización permite conocer en todo momento la posición del vehículo, excesos de velocidad, niveles de combustible, presión en los neumáticos, si las puertas están abiertas o cerradas o acceder a un histórico del recorrido.

El Jaltest se compone de una parte hardware integrada en el vehículo y que integran sensores y una cajetilla de apenas doce por cuatro centímetros, que sirve como ordenador central. Y también una parte software, que procesa todos los datos recogidos y permite el seguimiento del vehículo. En aplicaciones militares, precisa el responsable de la compañía, "podemos evitar que la descarga de información se realice de forma telemática para evitar injerencias que comprometan la seguridad del vehículo o sus ocupantes". Es decir, que los datos se almacenan en una 'caja negra' cuya lectura se posterga al momento en que el vehículo regresa a una instalación segura, de forma que no puedan ser captados por una fuerza enemiga.

Es precisamente el tipo de tecnología que desea implementar la fuerza terrestre en la futura instalación militar cordobesa. De hecho, la conversación es bidireccional, pues Defensa va comunicando incidencias que se producen con sus vehículos a Cojali a fin de que incopore nuevos parámetros a su herramienta, en la que ha invertido más de quince años de desarrollo. Sin embargo, este sistema todavía no se aplica a estaciones de armas o sistemas de defensa activa de los vehículos militares, pues dice Gallego, "no es nuestra competencia, a no ser que el ministerio nos lo requiera".

La Base Logística del Ejército de Tierra será 'el gran taller y campo de pruebas' de los vehículos del Ejército. Una gran instalación que ocupará 85 hectáreas y tendrá edificios sensorizados e interconectados con tecnología 5G. En ella se concentrará al personal y los recursos de casi todos los centros logísticos que a día de hoy la fuerza terrestre tiene desplegados en distintos puntos del país.

Búsqueda de conocimiento en la UCO y otras líneas de negocio:

La industria de la Defensa y la Seguridad ha sentado en muchas ocasiones las bases para el desarrollo de tecnologías cuyo uso hoy es cotidiano para la sociedad civil. Por su parte, Cojali ha realizado esa transferencia de conocimiento incorporando sus sistemas de pronóstico de averías a grandes flotas de vehículos de transporte de mercancías o de viajeros. Por ejemplo, uno de sus clientes principales es ALSA Grupo, la filial española de Mobico.

Pero la Base Logística del Ejército de Tierra, asegura José Ángel Gallego, "abre un futuro ilusionante para nosotros, porque además tenemos una larga trayectoria trabajando en Córdoba". De hecho, no cierra la puerta a que una delegación de la empresa se desplace de forma permanente desde Ciudad Real hasta la provincia cordobesa en el futuro "si así el proyecto lo requiere".

Esta emisora ha podido saber que la compañía ha iniciado ya conversaciones con la Universidad de Córdoba (UCO) a fin de poder captar el talento de sus estudiantes. A cambio, ofrece un amplio programa de prácticas relacionado con la logística, la tecnología y el sector automotriz.

Álvaro Guerrero Jiménez

Álvaro Guerrero Jiménez

Redactor y editor en los servicios informativos de la Cadena SER en Córdoba. Previamente ha trabajado...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00