Ocio y cultura

Virgen de la Luz por la ‘CIA Sevillana’

En la Carrera del Perú echando un cable

En la Iglesia de San Isidro de Regiones está la Virgen de la Estrella que cuida de sus vecinos desde toda la vida, y más reciente una virgen del Rosario con capilla de estreno abierta desde primera hora. El párroco don Antonio es de Adra y no tendrá queja porque no son dos, sino tres, las vírgenes que cuidan de sus feligreses.

De la Virgen de la Estrella y de la del Rosario se ha hablado mucho, pero de la más grande (por ser la pequeña) poco se dice siendo la más expuesta a la sociedad almeriense. Dentro de un cable de la luz se encuentra para sorpresa de los que pasan por la carrera del Perú y la miran si les pilla el semáforo en rojo.

Nunca le faltan flores y eso muestra que hace milagros como la más grande de las vírgenes, desde un cable donde la pusieron los empleados de la antigua Compañía Sevillana de Electricidad, hoy Endesa.

Grande

El hábito no hace al monje como el tamaño no sirve para nada. Igual existe otra más pequeña que la Virgen de La Luz pero no me consta, y sigue cada día más bonita en su ermita bien cuidada por un señor con el que antes me cruzaba cada domingo a las 8 de la mañana.

Siempre está en su lugar haciendo honor a su condición dentro de un cable por el que circula la fe, como en los tendidos eléctricos. La luz que desprende la ermita hace volver la cabeza a los que pasan por allí sean creyentes o ateos. Alguno le regala una oración y la mayoría pasan de largo. Ella no hace distinción.

Sencilla

No me consta que la saquen en procesión ni que goce de actos para su exaltación. Eso da igual porque ella siempre se mantiene atenta a lo que les piden los creyentes, y vuelvo a repetir que no le faltan flores y paso por allí cada día camino del trabajo.

Yo si le he pedido cosas que me ha concedido. Nunca pido nada para mí, pero para los míos siempre, y la tengo aburrida porque desde que me hizo el primero de los milagros no voy a parar. Mi padre siempre llevaba un corazón de Jesús en el salpicadero del camión y una virgen que no recuerdo cual era, pero muy parecida a esta de la Luz. En los buenos tiempos de Moreno Alarcón con los ‘Cementos Alba’, hasta su jefe, don Juan, en un viaje que hicieron juntos desde Almería a Lorca se quedó sorprendido de la belleza de aquella Virgen y más aún cuando paró el Pegaso para rezar en la ermita de Santa Lucía,  a escasos kilómetros de la provincia de Murcia. Pero esa es una historia de la que hablaremos otro día.

Milagrosa

En tiempos de necesidad tiramos de manual cuando la cosa se pone fea y hace poco más de un año que la Virgen de La Luz nos echó un cable. Yo bajaba a la Cadena SER por la Bola Azul y solo los domingos iba a verla, y me encontraba con el señor que la cuida. Pasó que a Guillermo Blanes en la UCI no le daban opciones de vida y la medicina había hecho todo lo posible.

Se me encendió la luz y ese día cambié la ruta y le pedí a la Virgen con todas mis fuerzas por él. Al día siguiente mejoró y los médicos que lo daban por perdido vieron como se recuperaba, ante el asombro de unos hijos que no faltaron cada día. Hoy Blanes ya la visita y le agradece. No les pido que crean les cuento lo que pasó.

Querida

Pocos llevan una estampa de la Virgen de La Luz en la cartera porque eso ya no se lleva, pero si están interesados, en la puerta de la ermita pone el proceder para conseguir una estampa bendecida. Es la más pequeña de Regiones pero muy milagrosa y el señor que la cuida siempre atiende a los que le solicitan para que la madre les eche un cable.

Con el paso de los años el entorno de la ermita ha cambiado mucho y, para bien, con un transformador moderno a escasos metros y una mano de pintura al viejo transformador que le hace no pasar inadvertido en ese cruce de caminos entre la carrera del Perú y la carretera de Ronda.

Yo suelo pasar a las seis y cuarto de la mañana y tengo todo el tiempo para rezarle, pero a media jornada o por las tardes siempre hay gente pidiendo y poniendo velas a la puerta de la ermita o depositando un ramo de flores.

Ermita

Sencilla y con el niño Jesús en sus brazos sigue siendo la mas grande de Regiones, con el debido respeto a la Virgen de la Estrella y a la Señora del Rosario. No le falta protección al barrio de Regiones que desde su creación a mediados de los años cuarenta del pasado siglo, ha contado con la Iglesia de San Isidro como punto de encuentro para canalizar la fe católica.

Ahora que la ciudad peina museos de todo, que no se olvide de las ermitas, de esos lugares donde el caminante se para: reza y pide. La Virgen de La Luz en realidad se encuentra en un cruce de caminos mirando a Regiones Devastadas con Nueva Andalucía a sus espaldas y el Barrio Alto al oeste.

Presente

Nunca se apaga. Siempre iluminada y con el mejor entorno. Un viejo transformador que no pasa inadvertido para los que suben o bajan la Carretera de Ronda o vienen camino del centro por la carrera del Perú. Ella siempre dentro de su cable para ayudar y brillar en la noche. Atenta a las peticiones y a las necesidades.

No te falla. Y me consta que el encargado de cuidarla tiene un carrusel de milagros que le cuentan los que van y depositan un ramo de flores. Él sabe todo lo que la más grande hace por los almerienses y reza una Salve.

Tony Fernández

Tony Fernández

Redactor de Deportes de SER Almería. Llegó a la SER en 1996. Antes, en RNE. Más de 40 años de experiencia...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00