Sociedad

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea establece dos condiciones para la indemnización por un vuelo con retraso

Tal como sucede al recurrir a otros medios de transporte, los retrasos pueden acabar formando parte de la experiencia de coger un vuelo. Es posible que vueles a diario y nunca te suceda o, por el contrario, lo hagas por primera vez con tal de disfrutar de unas merecidas vacaciones y llegues tarde al destino porque, por desgracia, justo ese avión ha sufrido una avería o hay dificultades meteorológicas.

De ese 18%, no todos acaban obteniendo una compensación económica. En ocasiones, es difícil saber si la compañía aérea indemnizará o no a los pasajeros afectados. Para salir de dudas, la jurisprudencia es de gran ayuda. En este sentido, recientemente se produjo una novedad en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, la cual merece ser analizada.

Un vuelo Düsseldorf-Palma de Mallorca cuyo retraso de más de tres horas no será compensado

Los pasajeros que iban a tomar un vuelo del Aeropuerto Internacional de Düsseldorf al Aeropuerto de Palma de Mallorca recibieron un aviso: dicha conexión estaría afectada por un importante retraso. Ante esta novedad tan importante, los pasajeros actuaron de diversas maneras.

Para uno de ellos era de vital importancia llegar a la isla balear cuanto antes, así que no dudó en recurrir a otra alternativa. Para tal fin, adquirió un billete distinto. Pero, ¿qué pasó con el otro pasajero? Directamente no hizo acto de presencia en las instalaciones aeroportuarias de dicha ciudad de Alemania.

Tras una jornada nefasta para ambos, decidieron reclamar una indemnización que ascendía a un total de 250 euros. Todo parecía indicar que se les acabaría concediendo la suma en cuestión, puesto que el retraso superó las tres horas en total -comprendiendo finalmente 212 minutos-. Sin embargo, no será así, tal como determinó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el pasado 25 de enero.

El TJUE establece dos requisitos

Cuando los dos afectados consultaron los derechos de los pasajeros y se cercioraron de que podían reclamar, no dudaron en iniciar los trámites. Sin embargo, la respuesta fue negativa por parte del TJUE. Pero, ¿por qué?

Respecto al primer pasajero, según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, hay un aspecto que da pie a que no tenga derecho a la compensación, a pesar de que el vuelo Düsseldorf-Palma salió tras más de tres horas y media de espera. Básicamente se resume en el hecho de haber adquirido otro billete a modo de alternativa.

El TJUE tiene clara su posición al respecto: si el cliente damnificado opta por otra vía que sea distinta a la de simplemente esperar a que el vuelo contratado termine realizándose, no podrá reclamar indemnización alguna.

Esta decisión ya de por sí despertó bastante polémica, pero la segunda que comentaremos ahora fue si cabe más comentada no solo en Alemania y España, sino también en el resto de Europa. Y es que, como hemos dicho antes, el otro pasajero optó directamente por no acudir al aeropuerto.

Su error no consistió en comprar un billete alternativo que le permitiera llegar al destino, sino que simplemente no hizo el proceso de embarcar. Tal como indica el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, al no haberse personado en el embarque, no puede cobrar una compensación que hubiera alcanzado la suma de 250 euros.

Una resolución que sienta jurisprudencia

Es habitual que los pasajeros, antes de reclamar el retraso de un vuelo, se informen para saber si merece o no la pena el hecho de iniciar el proceso. Lo cierto es que, al existir empresas especializadas que lo hacen sin necesidad de adelantar dinero y que solo cobran si se concede la indemnización, siempre merece la pena intentarlo. Sin embargo, en determinados casos será imposible conseguir algún tipo de compensación.

Hasta ahora, había alguna que otra situación que permanecía en una especie de limbo, sin aclararse si los pasajeros eran o no merecedores de una indemnización. La situación ha cambiado por completo a raíz de que el TJUE se haya pronunciado.

Esta decisión sienta un precedente y, por supuesto, también será jurisprudencia que determinará en un futuro que muchos pasajeros no tramiten la reclamación al saber que, a pesar de que su vuelo haya sufrido un retraso de más de tres horas, no podrán obtener ninguna compensación.

Para evitar que esto suceda, según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, no debe comprarse un billete como alternativa al vuelo que está sufriendo el retraso. Además, el afectado ha de personarse en el embarque. Si no se dan estas dos condiciones, la reclamación a la compañía aérea no prosperará.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00