Política

Así afectan ya a Armilla las obras de la ampliación del metro de Granada

Las cocheras han estrenado cubierta vegetal y placas solares, que permiten ahorrar el 25% de la factura eléctrica

Inauguración de la cubierta vegetal y de placas solares del metro de Granada / Consejería de Fomento

Granada

Las obras de la Prolongación Sur del Metro de Granada, que comenzaron el pasado mes de diciembre en Churriana de la Vega, han llegado por fin a localidad de Armilla este lunes. La Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, que gestiona las obras a través de la Agencia de Obra Pública gracias a la financiación del Gobierno de España, ha comenzado el trasplante de los árboles situados en el futuro trazado en este municipio, justo a continuación de la parada término del metro en Armilla. “Estos trabajos es la prueba más palpable del avance de las obras de la primera gran ampliación del Metro de Granada, que ya está a pleno rendimiento tras el comienzo de las obras del Tramo II en Las Gabias”, ha dicho la consejera de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, Rocío Díaz, que ha agradecido la buena voluntad y paciencia de los vecinos ante unas obras “que sabemos que son molestas pero que van a traer innumerables beneficios a los municipios afectados”. Y eso en el que Díaz ha comprobado la finalización de la construcción de la cubierta vegetal en talleres y cocheras del Metro de Granada. La estructura incluye una superficie ajardinada y la instalación de placas solares tras una inversión de más de siete millones de euros

Más información

La Prolongación Sur del Metro de Granada comienza en la plaza de la Constitución de Armilla, donde se encuentra ubicada la parada término de la actual línea del Metro de Granada en explotación. A partir de ahí, discurre por la carretera A-338 junto a la Base Aérea de Armilla, hasta adentrarse en Churriana de la Vega por la calle Santa Lucía.

Los primeros trabajos previos en Armilla consistirán en el despeje de la traza y trasplante de los árboles situados en el recorrido, identificados en la fase de proyecto. En el tramo previsto que discurre por el municipio se han identificado un total de 63 árboles de diez especies distintas, principalmente naranjos y moreras.

Estas tareas se llevarán a cabo en coordinación con el Ayuntamiento de Armilla, que ha cedido una parcela donde se van a trasplantar los árboles. Las obras continuarán después con el desvío y reposición de los servicios afectados (redes de suministro y saneamiento urbano) para, seguidamente, abordar la ejecución de la plataforma.

La prolongación Sur del Metro de Granada, una vez atravesado el municipio armillense, discurre por pleno centro urbano por la localidad de Churriana de la Vega, donde las obras se encuentran en un estado más avanzado, para continuar en un segundo tramo más interurbano atravesando el paraje conocido como La Gloria y salvando el río Dílar hasta llegar a Las Gabias por la calle Estación de Tranvías.

En la actualidad, ya están en ejecución todos los contratos de la prolongación sur del metro, incluidas las actuaciones de ejecución de las instalaciones y señalización ferroviaria que son comunes a los dos tramos de obras. En total, la prolongación sur del Metro de Granada tiene un presupuesto de 87,36 millones de euros, cofinanciados con los Next Generation de la Unión Europea. A esto hay que sumarle la adquisición de la nueva flota de ocho unidades, por 40 millones de euros y cofinanciados también con fondos europeos, que no solo mejorará el servicio actual del metro, sino que servirá para garantizar el servicio en el nuevo trazado hasta Las Gabias.

Calle de Armilla por la que se ampliará por el sur el metro de Granada

Calle de Armilla por la que se ampliará por el sur el metro de Granada / Consejería de Fomento

Cubierta vegetal de las cocheras

El Metro de Granada ya cuenta con una cubierta vegetal en el recinto de talleres y cocheras, que incluye una superficie ajardinada y la instalación de placas fotovoltaicas que refuerzan el carácter sostenible del metropolitano. La Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, a través de la Agencia de Obra Pública, ha finalizado las obras de esta cubierta tras una inversión de 6,36 millones de euros, a los que hay que sumar un millón más de la instalación de placas solares, lo que arroja una inversión total de 7,3 millones, cofinanciada con fondos React de la Unión Europea.

La construcción de la cubierta vegetal es una de las principales actuaciones, junto a la ampliación de la flota de trenes, para la mejora del sistema de transportes del Metro de Granada. La consejera de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, Rocío Díaz, se ha mostrado satisfecha en la visita a las nuevas instalaciones y ha destacado que la cubierta servirá “tanto para favorecer las tareas de mantenimiento de los trenes y su vida útil, como para mejorar la eficiencia energética del Metro de Granada, gracias a la instalación de placas fotovoltaicas para el autoconsumo”.

“Vivimos en tiempos de sostenibilidad, pensando en el futuro, y, en esa línea, hemos apostado por una cubierta vegetal que destaca por su originalidad, que casa con el entorno y que es una arquitectura útil”, ha manifestado la titular de Fomento, que ha recordado que esta medida se suma a otras que se están llevando a cabo en el Metro de Granada para mejorar el servicio, como el pago inteligente con tarjeta bancaria o móvil; la instalación de aparcamientos para bicicletas y patinetes o la implantación del gemelo digital. “Junto a la gran apuesta del Gobierno andaluz, que es la prolongación Sur a Churriana de la Vega y Las Gabias, tenemos actuaciones por valor de 136 millones de euros en el Metro de Granada”, ha señalado Rocío Díaz.

La consejera, que ha estado acompañada en la visita por los alcaldes de Granada, Marifrán Carazo; Armilla, Loli Cañavate; Churriana de la Vega, Antonio Narváez; y Las Gabias, Meri Sádaba, ha querido agradecer a la operadora y a las empresas de mantenimiento “el esfuerzo de coordinación” realizado, junto con la Agencia de Obra Pública, durante la ejecución de este equipamiento, que se ha llevado a cabo sin afectar el funcionamiento del Metro de Granada. Dentro de la ambiciosa apuesta por esta actuación, se ha incorporado tanto en la fase de diseño como de ejecución de las obras, la metodología BIM, un instrumento clave para la transformación digital del sector de la construcción y, sobre todo, para reducir la pérdida de tiempo y recursos en el diseño y la construcción de infraestructuras.

Por su parte, la alcaldesa de Granada, Marifrán Carazo, ha señalado que Granada “suma hoy otra muestra de la apuesta de las administraciones por la sostenibilidad”. “Esta infraestructura también supone la optimización energética y medioambiental, ya que alberga placas de energía fotovoltaica para el autoconsumo, a lo que cabe añadir que la cubierta vegetal actuará como sumidero natural de dióxido de carbono”, ha dicho. Por último, ha felicitado a la consejera Rocío Díaz por “el compromiso desde todas las administraciones a favor de la movilidad sostenible”, como también han realizado desde el Ayuntamiento de Granada.

La enorme estructura, de 9.000 metros cuadrados construida sobre 120 pilares de una altura máxima de 12 metros, alberga ocho vías con capacidad para el estacionamiento de hasta 32 unidades. Este aforo es más que suficiente, no solo para albergar la actual flota de 15 unidades, sino para las ocho nuevas unidades adquiridas para la mejora del servicio y la futura Prolongación Sur del Metro de Granada.

Originariamente, los talleres y cocheras del metro, situados junto a Cerrillo Maracena en término municipal de Granada, no contemplaban ninguna instalación sobre la playa de vías. La nueva cubierta supone una significativa mejora en el mantenimiento de los trenes, alargando la vida útil de las unidades y mejorando las condiciones de trabajo de los operarios de los talleres y cocheras. Las instalaciones existentes sólo tenían protección para seis unidades en la nave de Talleres, por lo que el resto de los trenes se encontraban a la intemperie, algo que no favorece la óptima preservación de su vida útil, ni el confort para el desarrollo de las tareas del personal de mantenimiento y operación.

Por otra parte, la cubierta vegetal, con más de 3.300 metros cuadrados de superficie ajardinada y 1.400 placas fotovoltaicas instaladas (que ocupan 2.400 metros cuadrados), refuerza el carácter sostenible del metro, disminuyendo la huella de carbono y mejorando la eficiencia energética propia del medio de transporte colectivo. El resto de la superficie de la cubierta vegetal, hasta los 9.000 metros cuadrados totales, lo ocupa la zona de encaminamientos (caminos de servicios para accesos).

Diseño singular

La cubierta está diseñada a partir de unas superficies triangulares que albergan las placas solares y plantas autóctonas, que contribuyen al aislamiento térmico y reducen la temperatura ambiental. Sobre la superficie superior, que se ve desde la GR-30 de Granada, emergen tres lucernarios o claraboyas que aseguran la iluminación y la ventilación natural en caso de un cierre hipotético futuro del espacio inferior.

Toda la producción eléctrica de la instalación fotovoltaica de la nueva cubierta, unida a otros dos contratos de placas que se están colocando en otras instalaciones del metro de Granada, será consumida por el metro para dar cobertura a su demanda energética. Sumando todas las placas fotovoltaicas que se están instalando, el autoconsumo del metro podrá situarse en el 25%, rebajándose así el coste de la factura energética de este sistema de transportes.

La superficie vegetal, por su parte, será capaz de absorber 20 toneladas de CO2 a la atmósfera al año, lo que contribuye en la lucha contra el cambio climático. En este sentido, se han utilizado plantas autóctonas que requieren poco mantenimiento y que conforman una solución paisajística acorde con el entorno.

Debido a las grandes dimensiones y a su diseño arquitectónico, la cubierta vegetal está llamada a convertirse en una imagen icónica de la marcada reputación ambiental del metro y de su compromiso con el entorno y con los ciudadanos, ofreciendo un servicio de transporte limpio y saludable en el área metropolitana de Granada.

De hecho, dicho diseño arquitectónico y su geometría ha perseguido la total adaptación de la nueva cubierta al paisaje de la Vega de Granada, que además se puede visualizar desde la torre de comunicaciones de este equipamiento, dotada de un ascensor para facilitar tareas de mantenimiento y limpieza.

Rocío Díaz ha estado acompañada en este acto, entre otras autoridades, por el delegado del Gobierno de la Junta en Granada, Antonio Granados; el director general de la Agencia de Obra Pública, José María Zafra; el delegado territorial de Fomento en Granada, Antonio Ayllón; y el director gerente del Consorcio de Transporte Metropolitano de Granada, César Díaz, entre otras autoridades.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00