Sociedad

Dona médula, salva vidas: Tú puedes ser la esperanza que alguien necesita

La donación de médula ósea puede ser la única esperanza de vida para muchos pacientes con enfermedades graves. A continuación, te contamos cómo puedes convertirte en donante y por qué es tan importante.

¿Qué es la médula ósea y por qué es tan importante?

La médula ósea es un tejido esponjoso que se encuentra en el interior de nuestros huesos y es vital para la vida. Es aquí donde se producen las células madre hematopoyéticas, las cuales son responsables de generar los glóbulos rojos, blancos y las plaquetas que circulan en nuestra sangre.

¿Por qué necesitamos donantes?

Algunas enfermedades, como la leucemia y otros trastornos sanguíneos, afectan la producción normal de células sanguíneas. Para muchos pacientes, un trasplante de médula ósea es la única opción de tratamiento efectivo. La compatibilidad es crucial, y encontrar un donante adecuado es como buscar una aguja en un pajar. Cuantos más donantes haya registrados, mayores serán las posibilidades de encontrar una coincidencia para los pacientes que lo necesitan.

Radio Morón

¿Quién puede ser donante?

Cualquier persona con buena salud, entre 18 y 40 años, puede inscribirse como donante voluntario de médula ósea. El proceso es sencillo:

  1. Registro y extracción de muestra: Contacta al Centro de Referencia de Donantes de tu Comunidad Autónoma, donde te realizarán una breve entrevista y una extracción de sangre para estudiar tu compatibilidad.
  2. Compromiso: Es importante estar consciente de que el compromiso es a largo plazo. Aunque te registres hoy, puede pasar mucho tiempo antes de que seas llamado, si es que alguna vez lo eres.
  3. Proceso de donación: Si resultas compatible con un paciente, se te informará sobre el tipo de donación requerido. Las células madre pueden obtenerse de la médula ósea, la sangre periférica o la sangre del cordón umbilical.

¿Cómo se realiza la donación?

Existen dos métodos principales para donar células madre hematopoyéticas:

  1. Donación de médula ósea: Se realiza bajo anestesia en un quirófano y consiste en extraer médula ósea de la pelvis. Es un procedimiento seguro y la recuperación suele ser rápida.
  2. Donación de sangre periférica: Requiere la administración de factores de crecimiento para aumentar la cantidad de células madre en la sangre. Luego, se extraen a través de un procedimiento llamado citoaféresis, similar a una donación de sangre prolongada.

Mitos y realidades

Es importante desmentir algunos mitos sobre la donación de médula ósea:

  • No se confunde con la médula espinal: La médula ósea no es lo mismo que la médula espinal. La donación no afecta la columna vertebral ni el sistema nervioso.
  • No es doloroso a largo plazo: Aunque puede haber molestias temporales, los efectos secundarios suelen ser leves y pasajeros.

Un acto de solidaridad

Donar médula ósea es un acto de solidaridad y generosidad que puede salvar vidas. La gratitud de los pacientes y sus familias no tiene precio, y tu donación puede ser el rayo de esperanza que alguien necesita desesperadamente.

¿Te animas a salvar vidas?

Si quieres más información o estás decidido a convertirte en donante, visita la fundación Josep Carreras fcarreras.org y donamedulayserasmiheroe.com para ampliar más información o acude a tu centro de saludo más cercano.

Recuerda, tu médula ósea puede viajar a cualquier parte del mundo y ser la clave para salvar una vida. ¡Dona médula, salva vidas!

¡Únete a la causa!

PD: Te quiero hasta la médula.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00