Actualidad
SOCIEDAD 

120 aniversario del nacimiento de san Josemaría Escrivá de Balaguer

El Ayuntamiento de Barbastro le entregó la medalla de oro de la ciudad en 1975

San Josemaría Escrivá de Balaguer nació el 9 de enero de 1902 en Barbastro, por lo que este domingo se cumplen 120 años de su nacimiento. El Ayuntamiento de Barbastro en 1947 le nombró hijo predilecto, en 1971 le dedicó la Avda, principal de la ciudad, y el día 25 de mayo de 1975 le impuso la medalla de oro de la ciudad en un acto celebrado en el salón de plenos. Fue su última visita a Aragón y pudo ver terminado el Santuario de Torreciudad. Josemaría Escrivá agradeció sinceramente la distinción de la ciudad de Barbastro. El 26 de junio de 1975 es la fecha en la que este ilustre barbastrense, fundador del Opus Dei, falleció en Roma. El Papa Juan Pablo II eligió este día para celebrar la fiesta de san Josemaría Escrivá de Balaguer. La iglesia celebra su festividad el 26 de junio.

San Josemaría Escrivá de Balaguer, que nació en Barbastro en 1902 y falleció en Roma el 26 de junio de 1975, fue ordenado sacerdote en 1925 y tres años después fundó La Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei. Fue beatificado por Juan Pablo II en 1992 y canonizado en 2002 en la Plaza de San Pedro de Roma. Sus padres se llamaban José y Dolores. Tuvo cinco hermanos: Carmen (1899-1957), Santiago (1919-1994) y otras tres hermanas menores que él, que murieron cuando eran niñas. El matrimonio Escrivá dio a sus hijos una profunda educación cristiana. Josemaría Escrivá fue el fundador del Opus Dei.

El 17 de mayo de 1992, Juan Pablo II beatificaba a Josemaría Escrivá de Balaguer y lo proclamaba Santo diez años después, el 6 de octubre de 2002, en la plaza de San Pedro, en Roma ante más de trescientos mil fieles. La canonización del Santo coincidió con el centenario de su nacimiento. La delegación española estuvo presidida por los entonces ministros de exteriores, justicia, obispo de Barbastro-Monzón, Consejero de Cultura del Gobierno de Aragón y alcalde de Barbastro y presidente de la DPH, Ana Palacio, José Mª Michavila, Juan José Omella, Javier Callizo, y Antonio Cosculluela, además de otras autoridades españolas, aragonesas y barbastrenses. Manuel Gómez Padrós, alcalde de la ciudad de Barbastro en el momento de la entrega de la medalla de oro en 1975, explicaba que desde el ayuntamiento se decidió entregarle esta distinción puesto que su preocupación por Barbastro era importante.

La vinculación del Santo con Barbastro fue intensa a lo largo de su vida, con abundantes y mutuas manifestaciones de afecto. En 1947 el ayuntamiento le nombró hijo predilecto, en 1971 le dedicó la Avda, principal de la ciudad, y el día 25 de mayo de 1975 le impuso la medalla de oro de la ciudad en un acto celebrado en el salón de plenos. Fue su última visita a Aragón y pudo ver terminado el Santuario de Torreciudad. Josemaría Escrivá agradeció sinceramente la distinción de la ciudad de Barbastro.

SANTUARIO DE TORRECIUDAD

El Santuario de Torreciudad está dedicado a la Virgen María, y situado en el municipio de Secastilla, comarca de Ribagorza, en la provincia de Huesca. El nombre proviene de una vieja torre de vigilancia del siglo XI , cuyos restos pueden contemplarse a unos metros de la antigua ermita.

La Virgen de Torreciudad es una talla románica de la serie de Vírgenes negras, sedente con el niño en sus brazos mirando al frente, del siglo XI. Desde tiempo inmemorial se encuentra en una ermita al borde de un barranco junto al río Cinca. La advocación bajo la que se venera es la de "Nuestra Señora de los Ángeles". La devoción a esta imagen tiene mucha importancia entre los habitantes de las poblaciones cercanas, de la Ribagorza y del Somontano, que organizan romerías y peregrinaciones.

En 1904, San Josemaría Escrivá de Balaguer, de dos años de edad, fue llevado en peregrinación hasta esta ermita en brazos de su madre; había sufrido una grave enfermedad de la que se temía su muerte, por lo que sus padres pidieron a la Virgen de Torreciudad su curación. Como agradecimiento por su curación fue llevado en lomos de caballería desde Barbastro a Torreciudad.

Escrivá de Balaguer decide construir un nuevo santuario en agradecimiento a la Virgen. El actual santuario se inauguró el 7 de julio de 1975, y fue construido por el arquitecto, Heliodoro Dols de 1970 a 1975 a unas decenas de metros de la ermita. Con un estilo muy personal, destaca por la variedad de formas que logra crear con un elemento constructivo básico, el ladrillo. Usa también con profusión el alabastro, especialmente en esquineras y en ventanas. Ambos materiales responden a las tradiciones constructivas de aquellas comarcas. El santuario tiene dos plantas, la nave principal (planta superior) que incluye un coro alto, y una cripta con cuatro capillas y confesonarios. Las capillas son la de la Virgen del Pilar, la de la Virgen de Loreto, la de la Virgen de Guadalupe y la de la Sagrada Familia. El edificio queda enmarcado por una explanada cerrada por arquerías preparada para recibir a varios miles de personas.

Destaca el retablo, esculpido en alabastro por Joan Mayné, que representa distintas escenas de la Virgen María. En el centro se encuentra la talla románica, restaurada con ocasión de la construcción del actual santuario. A la izquierda se añadió en 1994 una imagen de San Josemaría Escrivá de Balaguer. En la capilla del Santísimo se encuentra un Cristo en bronce dorado al fuego, esculpido por el artista italiano Pasquale Sciancalepore.

También es notable el órgano, con más de cuatro mil tubos. En agosto se celebra un festival de música de órgano.

El Santuario de Torreciudad junto con los santuarios de El Pilar, Montserrat y Lourdes conforman la Ruta mariana, de gran riqueza espiritual, turística, patrimonial, rural, gastronómica y natural.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad