Sociedad

Historias de fuego y emoción en Añón de Moncayo

Los vecinos pudieron volver ayer a sus casas y hoy se agolpan en corrillos para intercambiar recuerdos

Añón de Moncayo ha sido el último pueblo en ser realojado / Eva Sánchez Ballesteros

Zaragoza

En Añón de Moncayo el olor a monte quemado lo sigue impregnando todo, un fuego que ha arrasado alrededor de 6.000 hectáreas en la comarca de Tarazona y el Moncayo. Ha sido de los últimos pueblos en poder ser realojado. Solo quedan los vecinos del Santuario de la Misericordia, que pertenece al término municipal de Borja. Anoche volvieron los vecinos de Añón, que hoy se agolpan en corrillos para intercambiar historias de fuego y emociones.

"Con incertidumbre y con emoción al verlo. Una sensación curiosa, interesante, emocionante", cuenta un habitante en los micrófonos de la Cadena SER Aragón. "Lloraba por ver que no podía hacer nada... por impotencia", admite otro emocionado.

Más información

Las primeras horas las recuerdan como un "cuerpo a cuerpo" contra el fuego, viendo como las llamas ascendían en dirección al pueblo. "Estábamos en la terraza y subía. Estaban mis nietos llorando de ver cómo subían. ¡Qué miedo pasamos!", relata una vecina.

Ladera calcinada en Añón de Moncayo / Eva Sánchez Ballesteros

Cada uno recuerda a los que estuvieron con ellos en los primeros momentos. "Les damos las gracias a los ' menas', porque unos chicos jóvenes, con 17 años y 18 que tienen... ¡cómo ayudaron! ¡Muchas gracias, hijos míos!", agradece una vecina, a la que los chicos del centro de menores de Añón auxiliaron desde que se iniciaron las llamas, hasta la evacuación.

Ellos, los chicos del Centro de Menores, serán precisamente los últimos en volver al pueblo. Ahora toca evaluar daños.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad