Tribunales

El acusado de violar a hija y maltratar a su mujer se ve víctima de una venganza

El juicio continuará este jueves con los testimonios del resto de testigos y de los peritos judiciales.

Audiencia provincial de Huesca / Radio Huesca

El hombre que se juzga desde este miércoles en la Audiencia de Huesca como presunto autor de agredir sexualmente a una hija menor de edad y de maltratar de forma reiterada a su esposa, delitos por los que se enfrenta a penas que suman 19 años de prisión, ha negado los hechos, que ha atribuido a una represalia de su pareja por apartarse d

La Audiencia Huesca rechaza modificar penas en los 5 primeros casos revisados

e la familia de ésta.

En su declaración ante el tribunal, el procesado, Julián L.C., de 70 años, ha negado, a preguntas de la representante fiscal, haber agredido y vejado con insultos a su exmujer desde que contrajeron matrimonio hasta su separación, así como haberse mostrado celoso y controlador hasta el extremo, según la denunciante, de prohibirle que saliera de casa o utilizase su móvil y de obligarle a ponerse una ropa determinada.

También ha negado haber obligado a su hija menor de edad a mantener relaciones sexuales desde noviembre de 2018 hasta julio de 2020, desde que la niña tenía 13 años.

Ha destacado que los "problemas" en la pareja se acrecentaron al desplazarse desde su lugar de residencia en Camuñas (Toledo) al casco antiguo de Huesca, en un inmueble contiguo al que vivían la hermana de su mujer y el resto de su familia.

Según ha explicado, al tener conocimiento de "asuntos" de la familia de su expareja que "no me gustaban" decidió alejarse progresivamente de ellos, lo que provocó el enfado y los primeros enfrentamientos con la denunciante.

En respuesta tanto a las preguntas de la fiscal como de la representante de la acusación particular, que solicita las mismas penas que el ministerio público, el procesado ha asegurado que el referido distanciamiento fue el que llevó a su expareja a presentar una denuncia por maltrato habitual. "Nunca le puse la mano encima", ha subrayado.

Respecto a las razones que llevaron a su hija a denunciar los presuntos abusos, ha explicado que la madre pudo manipularla o inducirla previamente.

En su declaración, ha admitido que la niña solía dormir con él en el dormitorio principal de la casa ya que su mujer llevaba haciéndolo desde diez años atrás en el sofá del salón, aunque ha insistido, tras subrayar que "jamás" se le ha pasado por la cabeza violar a su hija, que era la menor la que elegía la cama donde acostarse.

Posteriormente, y ya en respuesta a las preguntas de su defensa, ha explicado que su exmujer solía estar habitualmente en la casa por las tardes, cuando la menor volvía de la escuela, y que no conocía con precisión la hora en que ella regresaba del trabajo.

Ha asegurado, además, que la niña tenía tendencia a fabular y a "imaginar cosas", y que en alguna ocasión fue derivada a los servicios de atención psicológica de menores del Salud a petición de sus responsables en el centro escolar donde cursaba estudios.

Las declaraciones de su expareja y de su hija se han llevado a cabo posteriormente a puerta cerrada, a petición tanto de las acusaciones como de la defensa a fin de garantizar la privacidad y el derecho a la intimidad de ambas.

Previamente, el tribunal ha rechazado la petición de la defensa de solicitar un informe psiquiátrico de la menor y de invalidar el testimonio que prestó en el momento de presentarse la denuncia, tras valorar las decisiones adoptadas respecto a ambas pruebas por parte del magistrado instructor del caso.

El juicio continuará mañana con los testimonios del resto de testigos y de los peritos judiciales.

Por estos hechos, las acusaciones responsabilizan al procesado de delitos de maltrato físico y psíquico habitual, continuado de agresión sexual a una menor de 16 años prevaliéndose de su relación de parentesco y de amenazas continuas, por los que pide, respectivamente, condenas de 3 años, 16 años y 1 año de prisión.

Por su parte, la letrada de la defensa solicita la libre absolución de su cliente al considerar, de acuerdo con su testimonio, que los hechos no ocurrieron.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad