Sociedad

Construyen una nueva planta en la Cruz Blanca para crear una unidad de convivencia

Tiene un presupuesto de 1,1 millones de euros, y supone la creación de habitaciones individuales

Obras que se llevan a cabo en la casa de los Hermanos de la Cruz Blanca

Huesca

La casa Familiar San Lorenzo de los Hermanos de la Cruz Blanca en Huesca está levantando una nueva planta, que viene a sumarse a las tres existentes, en la que se pretende crear una unidad de convivencia, con un presupuesto de 1,1 millones de euros. Sin ampliar las actuales plazas de residentes, se van a disponer en esta planta entre 16 y 20 habitaciones individuales, con baño incorporado en cada una, así como un salón comedor, transformándolo en lo más parecido a un hogar. En la actualidad viven en la casa 82 personas.

Antes del verano está prevista la finalización de las obras, que están financiadas a tres partes. Desde el Gobierno de Aragón, con la adjudicación de una subvención para la creación, modernización y reforma de plazas en centros sociales del Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia. Otra parte, a través de donaciones privadas, y una tercera parte, que asume la Congregación de Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca.

La Unidad de Convivencia forma parte del conjunto de cuidados más individualizados que se prestan a las personas y que tienen como modelo la Atención Centrada en la Persona que fomenta la autonomía, independencia, socialización, toma de decisiones, dignificación de la vida de las personas atendidas en su vida cotidiana.

Con estas obras de mejora la Casa Familiar San Lorenzo asegura que seguirá siendo fiel a su misión: ser casa y familia para personas con pluridiscapacidad, dependencia y situaciones de exclusión social. Personas que han tenido dificultades en su vida y se han encontrado en situaciones de vulnerabilidad social, con historias de vida marcadas por dificultades y a la vez por la superación desde la resiliencia.

Obras que se llevan a cabo en la casa de los Hermanos de la Cruz Blanca

La Comunidad de los Hermanos de la Cruz Blanca afirman que estas obras significan un paso más en la mejora de la atención y calidad de vida de las personas, razón principal de nuestra actividad.

A largo plazo, los Hermanos tienen el proyecto de que la Casa, con 80 habitantes, se convierta en cuatro unidades de convivencia, una en cada planta, con 20 plazas en cada una de ellas. Un modelo residencial en línea con lo que se hace cada vez más en Europa, con pequeños espacios de convivencia, con menos residentes, y que se asemejen a un hogar. Estas obras significan un paso más en la mejora de la atención y calidad de vida de las personas, razón principal de nuestra actividad.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad