Sociedad

El conductor que embistió un vehículo de la Guardia Civil permanecerá en prisión provisional

Fue detenido en la madrugada del 6 al 7 de enero de 2024 tras una larga persecución que comenzó en Huesca capital y acabó con el accidente en la rotonda sur de Sabiñánigo

Los hechos se produjeron en la madrugada del 6 al 7 de enero de 2024 en la A-23 junto a Sabiñánigo

Jaca

La Audiencia Provincial de Huesca ha desestimado el recurso para la puesta en libertad del joven que el pasado mes de enero embistió en Sabiñánigo a un vehículo de la Guardia Civil cuando pretendían darle el alto por conducción temeraria tras una persecución por la autovía A-23 en dirección a Francia. Dos agentes sufrieron lesiones.

La sección Penal de la Audiencia Provincial de Huesca ha desestimado el recurso de apelación planteado por la defensa de E.M. P, con residencia en Sariñena, contra la resolución de la Juez de Instrucción Nº2 de Jaca que había decretado la prisión incondicional sin fianza para el citado investigado.

La defensa del encausado había pedido dejar sin efecto la prisión provisional alegando falta de evidencias de intencionalidad, que no hubo resistencia a la autoridad o que existe arraigo del acusado, pero se han desestimado sus peticiones.

La acusación particular, dirigida por el letrado de Independientes de la Guardia Civil (IGC), Jorge Piedrafita, que representa a los agentes de la guardia civil lesionados y que fueron arrollados y golpeados por el acusad, se muestra satisfecha con el auto que mantiene al joven en prisión.

Considera que la resolución recoge su argumentación, señalando que el investigado es presunto autor indiciario de varios delitos, estos son de gravedad (tentativa de homicidio, conducción temeraria, atentado, daños, lesiones) con una elevada pena y la existencia del elevado riesgo de fuga del investigado que hubiera puesto en riesgo el desarrollo de la vista oral y la ejecución del fallo que resulte de la misma.

De esta forma, añade Independientes de la Guardia Civil (IGC), “la Audiencia corrige su errónea decisión de hace cuatro años (compuesta por otros magistrados) en la que se puso en libertad a los dos alemanes que durante el primer fin de semana del Estado de Alarma ocasionado por la pandemia, entraron ilegalmente en España embistiendo vehículos policiales, y que tras su puesta en libertad se dieron a la fuga, lo que ha impedido que se celebre el juicio y se haya hecho justicia a los guardias que pudieron perder la vida y acabaron lesionados, de forma muy similar al presente caso.”

El letrado de IGC, J. Piedrafita resalta que se seguirá trabajando intensamente en la causa cuya instrucción está próxima a finalizar, para lograr la máxima pena por unos hechos que son graves y que sea disuasiva para evitar que poner en peligro a la población y los agentes policiales salga muy barato mediante tratos fáciles y acusaciones tibias.

Desde Independientes de la Guardia Civil (IGC) hacen un nuevo llamamiento al Ministro del Interior para que se materialice de una vez por todas el reconocimiento de los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional como profesión de riesgo, al igual que ya tienen reconocidas otras policías Autonómicas y locales, ya que en palabras de su portavoz, Daniel Fernández “episodios como este evidencian los peligros que asumimos los guardias civiles cada día para garantizar la seguridad ciudadana en todo el Territorio nacional”.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00