Sociedad

El Hospital San Juan de Dios 'se cuela' en casa de sus pacientes para evitar su soledad

El centro ha puesto en marcha un programa pionero que llega al domicilio o a la residencia de quienes tras recibir el alta hospitalaria, están solos. 53.000 mayores de 80 años viven solos en Aragón

Primero en el hospital, después en sus casas. El Hospital San Juan de Dios ha puesto en marcha un programa pionero para atender la soledad no deseada de sus pacientes. Porque no todo el mundo pasa el trance de una hospitalización acompañado, y la situación todavía se vuelve más difícil cuando se da el alta. ¿Qué pasa entonces? Para ellos, está pensado este programa.

Sin visitas durante su ingreso en el hospital

53.000 personas mayores de 80 años viven solas en Aragón, pero no sólo ellos sufren de soledad. También hay gente de menos edad en esta situación. Lo cuenta Darling, que coordina el proyecto que atiende a personas como Raquel de 37 años o Angelines de 80. Explica que el hospital está "atento" a algunas señales que indican que sus pacientes están solos, saltan las alarmas si comprueban que no reciben visitas.

El Hospital San Juan de Dios pone en marcha un programa pionero contra la soledad/15/04/2024)

El Hospital San Juan de Dios pone en marcha un programa pionero contra la soledad/15/04/2024)

03:48

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1713199815503/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

En casa de Angelines

Con una llamada en el portero automático, comienza una visita más. "San Juan de Dios, ¡hola cariño que te quiero un montón!". Así saluda Angelines a su voluntaria, Araceli; y nosotros también entramos con ellas. Nos sentamos en el sofá de su salón donde un martes cualquiera la recibe. Es una de las 10 pacientes atendidas en este programa que comenzó en septiembre y que da apoyo a ex hospitalizados como ella, que han vuelto a su casa o a su residencia, en su caso tras sufrir un ictus.

Ella comenzó acompañándola en el hospital. De allí tiene buenos recuerdos porque dice, hizo "grandes amistades" y de eso hablan. Angelines está nerviosa y emocionada. Araceli le hace compañía, no tiene prisa, es un tiempo en el que ambas paran el reloj y se meten de lleno en una conversación animada.

La vuelta a casa tras el ingreso

La soledad se extiende y una cosa es vivirla en el hospital y otra diferente es la recuperación. El Hospital San Juan de Dios coge las riendas para paliar esa soledad no deseada en Aragón porque se ha convertido en una auténtica pandemia.

Angelines tiene 80 años, pero Raquel tiene 37. Muchas personas que llegan a nuestro país están solas, no tienen a nadie porque "todos sus familiares están en su país de origen". Una persona estuvo muy acompañada por parte de los voluntarios y "hemos continuado el acompañamiento en su domicilio", explica.

Buenos resultados

Se trata de "un programa muy gratificante", según Darling, que cuenta la visita de un voluntario a un paciente. "Cando comenzamos el acompañamiento al domicilio no tenía ganas de salir, se encontraba bajo de ánimo, había dejado su tratamiento, pero con la compañía del voluntario poco a poco, el usuario, el jueves que va el voluntario a visitarlo está esperándolo arreglado para salir a tomar un café y lo más importante es que ha retomado la rehabilitación".

Son vivencias que ayudan a salir adelante con un proyecto muy necesario. Angustia, ansiedad, depresión por una soledad no deseada a la que el hospital, "con su granito de arena" quiere poner freno. Voluntarios y hospital, suman esfuerzos.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00