Actualidad

Candanchú- Le Somport

Mariano Marcén, experto en fondo

Por razones de edad quien firma estas líneas ha visto nacer y desarrollarse los circuitos de esquí de fondo de Candanchú, con la Universiada del 81 como pista de reserva, y del Somport años 82-83. Si en la parte española la motivación fue crear un escenario para competiciones de esquí, en aquella época la práctica del fondo era casi exclusiva la competición, en la francesa se trataba de crear un recurso más para la vida social y económica del valle de Aspe. En los años 87-88 la pista francesa tiene un gran desarrollo, con fondos europeos, se levanta el edificio de acogida, se dota de aparcamientos y sobre todo se amplían las pistas de tal manera que quedan unidas con la de Candanchú ya que la geografía lo permite sin necesidad de infraestructuras. Así queda configurado un circuito de esquí de fondo, espacio nórdico como prefieren denominarse, de unos 30 km aportando cada un escenario distinto de paisaje, perfiles, anchura, permitiendo disfrutar de la parte boscosa de la vertiente francesa y del sol de la parte española. Sin duda el mejor espacio nórdico de España y uno de los mejores de los Pirineos, si a todo lo anterior se suma el tener el mejor acceso de todos los de la cordillera.

Durante mucho tiempo ambos circuitos funcionaban con un abono de temporada común, lo que no significaba que hubiera acuerdos, o planes de explotación y dinamización. Con los años el esquí de fondo ha crecido en practicantes se ha hecho más popular y ha sido adoptado cada vez por más personas como su forma de disfrutar en la nieve. Por diversas razones los esquiadores eligen comenzar a esquiar por la parte francesa, en donde hay aparcamientos y la entrada a pistas es cómoda e inmediata a través del edificio de acogida y sus pistas son fáciles y bellas al discurrir por un hermoso bosque. En la vertiente de Candanchú en este tiempo se han realizado numerosas competiciones nacionales e internacionales, algunas de importancia, como el FOJE 2007, pero mayoritariamente los esquiadores recorren el circuito de Candanchú viniendo de la parte francesa.

Hay que tener en cuenta que el circuito del Somport tiene más de cuarenta mil usos por temporada. Este éxito de público, que deja su consumo en nuestro valle, no ha supuesto la práctica de una política común que desarrolle todo el espacio nórdico incrementando sus posibilidades de contribuir a la oferta invernal de nuestra comarca, incluso desde la temporada pasada se ha roto el acuerdo de un único abono de temporada. Todos opinamos que la parte más perjudicada es la de Candanchú que ve cómo a pesar de marcar el circuito todos los días los usuarios se van a la parte francesa.

Desde el año 2006 Candanchú cuenta con un campo de tiro de Biatlon con dianas automáticas. Es una instalación deportiva única en España y en los Pirineos, construida con dinero público, en suelo público y que en ningún momento ha contado con un plan de explotación y dinamización. Es cierto que hay pocos practicantes y también lo es que los biatletas tienen verdaderos problemas para entrenar ( a manera de ejemplo durante todo el puente de la constitución no han dejado disparar, y eso que estamos en diciembre con la temporada de competición ya comenzada). Su gestión y su mantenimiento se ha dejado en manos de la empresa de explotación de Candanchú y ya se sabe que está pasando por dificultades.

Tenemos el mejor espacio nórdico de España, con instalaciones únicas en el país y en los Pirineos y carece de acuerdos y planes de explotación y de desarrollo de sus posibilidades. El éxito de público es totalmente espontáneo, sin que nadie lo haya promovido, y sin embargo la falta de gestión es lamentable. Todo esto con la inhibición de instituciones que deberían estar, pero no se sienten, implicadas: municipios, comarca, diputación de Huesca y DGA, dirección general de deportes, Consejo Superior de Deportes. Todas ellas están informadas, todas saben que este circuito de fondo que abarca las dos vertientes del Pirineo podría acceder fácilmente a un plan de explotación patrocinado por fondos europeos, que se gestionan desde Jaca. Aún teniendo en cuenta que el impacto económico de esta infraestructura no tiene nada que ver con el que se obtiene con las pistas de esquí alpino es un recurso a sumar nada despreciable y con muchas posibilidades si se sabe, se quiere, gestionar bien.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad