Actualidad
construcción

El año pasado se visaron en la provincia un total de 610 viviendas nuevas

Una cifra que supone un incremento del 28% con respecto al año 2020, desde el año 2011 no se ha construido vivienda protegida

Según el informe de vivienda en la provincia de Huesca de la Federación de la Construcción, en el año 2021 se visaron un total de 610 viviendas, un crecimiento del 28% con respecto al año anterior. Supone el mejor dato desde el año 2009, aunque muy lejos a los años anteriores de la crisis, con el ejemplo de unas 6.000 viviendas en el año 2006.

Consideran que la media de visados debería estar en los 1.500, por lo que la cifra sigue lejana en un momento en el que hay demanda de vivienda nueva. En su análisis destacan también la desaparición total de la vivienda protegida desde el año 2011 no se visa ninguna de estas características en toda la provincia.

En los datos de visados de dirección de obra nueva, ampliación y reformas en la provincia de Huesca, en su conjunto, se ha incrementado sobre un 30%, provocado principalmente por los de obra nueva siendo los de reformas y rehabilitación prácticamente los mismos que los del año 2020.

En el año 2021 en visados de dirección de obra nueva, un 29% más en unifamiliares, un 51% más en bloques de viviendas y un 3% más en reformas de viviendas. Dichos datos dejan en evidencia la existente gran demanda en obra nueva.

Por lo que respecta a la compraventa de viviendas ha habido un ascenso en casi todos los municipios en el conjunto del año 2021, un 25% en la vivienda nueva y un 1% en la de segunda mano, siendo esta última prácticamente la misma que en el 2020, donde tras el confinamiento hubo una gran respuesta.

Durante todo el año 2021 se han vendido en la provincia 2.282 viviendas de segunda mano y 587 de obra nueva. Las primeras representan prácticamente 8 de cada 10 viviendas en la provincia. Las compraventas del pasado año se aproximan a las cifras anteriores a la crisis financieras del 2008. Se realizaron mensualmente 190 operaciones de vivienda usada en toda la provincia. En vivienda nueva aún estamos muy por debajo, pero destacar positivamente que ha sido la cifra más alta desde el año 2013.

Destacan la subida en zonas más turísticas como es el caso de Jaca y Benasque donde estos dos últimos años han sido muy positivos y poniendo de manifiesto el comportamiento de la gente tras la pandemia. En la zona de Benasque por ejemplo desde el año 2006 no se había registrado una subida tan importante cerrando 2021 con 137 operaciones.

El número de hipotecas en la provincia ha subido en torno al 11%, acorde con el aumento del número de operaciones. Incluyen las relacionadas con viviendas como por otros bienes.

De cara a 2022 y viendo la evolución del año 2021, se esperaba que siguiera subiendo la demanda en obra nueva. La tendencia a la sostenibilidad, sus mejores calidades, mayor exigencia energética, hacen muy atractivo el mercado de obra nueva. Se está adaptando mejor a las necesidades, terrazas más grandes, mayor confort y calidad, o más amplitud.

No obstante, tras los acontecimientos de este principio de año, destacar la gran preocupación de las empresas porque los costes de construcción están disparados. Dicho encarecimiento a 31 de diciembre era más de un 22% sin contar electricidad y carburantes cuya subida en el último año ha sido de un 70% y un 42% respectivamente. Madera, aluminio, acero o vidrio son algunos de los materiales que más se han incrementado.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad