Más deportes
aludes

"No merece la pena poner en riesgo la vida por una buena esquiada"

Kike Fernández, uno de los esquiadores arrastrados por un alud en Punta Suelza, relata cómo se produjo el suceso y admite que tuvieron "mucha suerte"

En una entrevista concedida este jueves a Radio Huesca, Kike Fernández explica que fue sepultado por la nieve y que tardó entre 15 y 20 minutos en poder salir y empezar a buscar a su amigo. "Busque con el ARVA (el dispositivo de emergencia para localizar a atrapados en aludes) y como no había señal, me dí cuenta que había caído por el cortado".

Kike Fernández superviviente alud Punta Suelza

04:08

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/rha_41190/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

rescate de Guardia Civil Punta Suelza

Fernández, de 59 años y vecino de Aínsa, lleva muchos años haciendo montaña y asegura que seguirá realizando actividades de este tipo, pero admite que ha aprendido que "no merece la pena poner en riesgo la vida por una buena esquiada". Relata que avisó a los servicios de rescate y que, mientras tanto, consiguió encontrar el esquí que le había saltado la fijación y pudo bajar esquiando hasta donde estaba Carlos Andrés para poder socorrerle.

El suceso

Los dos esquiadores de travesía, ambos vecinos de Aínsa, fueron arrastrados este miércoles por una avalancha cuando estaban a punto de hacer cima en Punta Suelza (2.973 metros). Uno de ellos, Carlos Andres, de 55 años, resultó herido grave al caer por un cortado de 40 metros y Kike Fernández salió ileso tras haber quedado sepultado por la nieve.

Los dos skimon se encontraban ascendiendo al pico y al observar una zona en la que había nieve de placa, decidieron por seguridad continuar separados varios metros hasta rebasar ese punto. No obstante, se produjo una avalancha que se los llevó por delante a ambos cuando se encontraban a unos 30 o 40 metros de la cima, arrastrándolos unos 50 metros hasta un cortado, donde uno de ellos cayó unos 45 metros hasta la base de la pared, aunque la nieve que había debajo amortiguó la caída. Mientras, Kike Fernández fue atrapado por el alud antes de caer y se quedó a solo unos metros del precipicio.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad