Actualidad
carreteras

La N-260 entre Campo y El Run permanecerá cerrada hasta el 14 de mayo

Se cierra este martes 6 de abril a las 12 de la noche. Se va a aprovechar para actuar en el tramo del Congosto afectado por un desprendimiento

Con motivo de seguir avanzando en las obras de mejora que se están desarrollando, la N-260, desde Campo se cierra desde este martes a las 12 de la noche hasta el 14 de mayo a las 13 horas. En esta ocasión el corte al tráfico es entre Campo y El Run porque se va a aprovechar para actuar en el tramo del Congosto de Ventamillo que se vio afectado hace unos meses por un desprendimiento y donde se van a ejecutar trabajos de protección y reparación de taludes, implantación de barreras dinámicas, reposición de firme y muro afectados y ejecución de un sobre ancho en la calzada para permitir movimiento de cruce.

Con objeto de no dejar aislados por completo a los vecinos de Seira, El paso entre esta las localidad y El Run, se va a permitir por franjas horarias, de lunes a viernes de 8 a 9 horas, de 14.30 a 15.30h, de 17.30 a 18.30h y de 20.30 a 21.30 horas. Los fines de semana las aperturas entre Seira y El Run serán las mismas excepto de 17.30 a 18.30 horas.

Las rutas alternativas para quienes quieran acceder al valle de Benasque entre el 6 de abril y el 14 de mayo son para quienes accedan desde Barbastro: Graus (N-123), eje del Isábena A-1605 (Capella, Roda de Isábena. Bonansa), N-260 (Noales, Laspaúles y Castejon de Sos) y A-139 a Benasque.

El acceso por Benabarre, N-230 (Pont de Suert), N-260 (Noales, Laspaúles. Castejón de Sos) y A-139 a Benasque.

Y, por último para quienes procedan de las comarcas de Alto Gállego, Jsctania y Sobrarbe, el acceso es N-260 (Aínsa y Campo), HU-V-9601 (Torre la Ribera-Villacarli), A-1605 (Bonansa), N-260 (Laspaúles-Castejón de Sos) y A-139 a Benasque.

En todos los casos, los desvíos alternativos suponen incrementar en unos 30’-40’ más el tiempo que se invierte habitualmente.

Características técnicas

Las obras de acondicionamiento de la N-260 consisten en la ampliación de la plataforma de la N-260 desde los 5,5 m actuales hasta los 8 m, minimizando la ocupación y el impacto en las zonas más conflictivas que discurren junto al río Ésera con la construcción de voladizos apoyados y anclados a la roca. De esta manera se facilitará el cruce de dos vehículos pesados o autobuses. Además, el proyecto incluye la ejecución de dos túneles de 265 m y 540 m de longitud respectivamente. El presupuesto de las obras asciende a 35,7 millones de euros.

Todo el acondicionamiento se ha diseñado con especial atención a los condicionantes medioambientales y de tal modo que las afecciones a los usuarios durante la ejecución de las obras sean las menores posibles. Para ello, se está en contacto permanente con las asociaciones y Ayuntamientos de la zona, informándoles de las actuaciones que se van a llevar a cabo.

Esta actuación se enmarca en el programa de acondicionamientos de trazado de la red convencional existente, con el objetivo final de ofrecer a los usuarios de la carretera una conducción con las mayores condiciones de seguridad y comodidad posible. Además, contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con los que está comprometido el Ministerio.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad