Sociedad

El Consell de Formentera dice que limpió papeleras por las procesiones, pero sin "desvirtuar" la huelga

EL gobierno insular afirma que no le corresponde negociar con los sindicatos en el TAMIB

El Consell de Formentera rechaza las críticas de UGT / Cadena SER

Ibiza

El gobierno del Consell de Formentera ha rechazado la acusación de "esquirolaje" en la huelga de basuras lanzada por el sindicato UGT por la retirada de bolsas de basura por parte de personal de la institución durante estos días de paro.

Desde el departamento de Gestión Ambiental, dicen que lo único que se ha hecho es revisar las calles por las que debían transcurrir las procesiones de Semana Santa en Sant Ferran y Sant Francesc. Unas revisiones que han propiciado el vaciado de alguna papelera "sin intención de desvirtuar la huelga ni ningún otro acto que quiera considerarse en contra del derecho de estos trabajadores a reivindicarse", según la consellera Verónica Castelló, que ha lamentado que el sindicato UGT les quiera culpar de "esquiroles por un hecho puntual".

Asimismo, Castelló se ha mostrado “sorprendida” por las declaraciones de responsables de UGT en las que acusaban al Consell de no estar abierto a la negociación ni a volver a acudir al TAMIB, “órgano al que no se somete el Consell ya que la reclamación de los trabajadores de recibir su subida salarial compite exclusivamente en la empresa Prezero”.

En este sentido, Castelló insistió en que la huelga viene ocasionada por el incumplimiento por parte de la empresa del pago a sus trabajadores del aumento salarial previsto para este año 2024, según se recoge en el Convenio colectivo firmado entre trabajadores y empresa. Este convenio dice textualmente “Año 2024: Incremento de los conceptos retributivos del 4,50%. Este incremento estará vinculado a la materialización de la nueva adjudicación de la contrata y a la revisión salarial del Consell.”

Por otra parte, respecto a las negociaciones con los trabajadores del servicio de limpieza apunta que la consellera junto con funcionarios de la institución acudieron a la asamblea que tuvo lugar en el Punto Limpio el pasado 26 de marzo, horas antes del inicio de la huelga. En esa asamblea de los trabajadores se ofreció a los representantes sindicales negociar sobre el decreto de servicios mínimos, propuesta que no se aceptó.

El gobierno insular reitera que la empresa Prezero no había dispuesto nada de lo que ofreció para ganar el concurso incluyendo mejoras en los servicios.

El Consell dice que sigue trabajando para que la concesionaria asuma sus responsabilidades y ha agradecido a la ciudadanía su comprensión durante este conflicto.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00