Hora 14 BalearesHora 14 Baleares
Sociedad

La locura del mercado de alquiler en Palma: estudios a mil euros, sin niños, mascotas y hasta cuatro mensualidades por adelantado

En un vistazo a las ofertas de los principales portales web tan sólo 1 de cada 10 pisos ofertados en la capital balear baja de los 1.300 euros al mes

Ejemplo de estudio de alquiler en Palma

Tan sólo el 2% de todos los pisos ofertados en Palma, se alquilan por menos de 1.000 euros al mes. Recién aprobado el decreto de Vivienda en el Parlament, echamos un vistazo al panorama en el mercado del alquiler que nos encontramos en los portales inmobiliarios como Idealista. Actualmente hay anunciados 867 pisos de alquiler en la capital balear. Tan solo 17 de ellos se alquilan por menos de 1.000 euros al mes. Una situación totalmente inasumible. Sólo 1 de cada diez pisos se alquila por menos de 1.300 euros al mes.

El piso más barato cuesta 790 euros al mes. Piso que no es tal, realmente es un estudio de apenas 40 metros cuadrados en una cuarta planta sin ascensor en la zona de Foners. Hay uno más barato, se ofrece por 650 euros al mes en un tercer piso sin ascensor en la Lonja, pero ni siquiera cumple con los criterios mínimos de habitabilidad. Este cubículo, por llamarlo de alguna manera, apenas tiene 25 metros cuadrados y sólo permite la entrada para vivir de una persona sola, sin mascota y con ingresos demostrables. La descripción no tiene desperdicio, la inmobiliaria habla de un espacio diáfano que ofrece una oportunidad única para quienes buscan experimentar el día a día en una de las zonas más emblemáticas de la ciudad.

El siguiente bloque de ofertas es el de una quincena de estudios de entre 35 y 50 metros cuadrados que se promocionan por entre 800 y 1.000 euros mensuales en diferentes zonas de Palma. Algunos son antiguos apartahoteles reconvertidos en vivienda. Otros están condicionados a estancias cortas de menos de un mes, la mayoría no permite la entrada de mascotas y exige un solo inquilino.

Por ejemplo, para un estudio en Cala Major de 850 euros al mes los propietarios exigen la últimas tres nóminas, contrato de trabajo fijo y además: un mes de fianza, un mes de garantía, un mes de comisión, el mes en curso e ingresos demostrables de más de 2.500 euros.

Por un antiguo apartahotel reconvertido en estudio, sin separaciones y con una cocina sin reformar. Otro ejemplo, estudio en Cala Mayor por 805 euros al mes. El propietario exige dar de alta los suministros, contratar un seguro del hogar a la firma del contrato, contar con una antigüedad laboral de más de un año y disponer de un ratio de solvencia de entre el 30 y el 35%.

Todo lo demás está por encima de los 1.000 euros y con múltiples restricciones. Ejemplo: alquiler de estudio de 60 metros en Es Jonquet. 1.200 euros al mes mas otros dos de fianza por el mismo importe. No admiten mascotas, no se aceptan contratos inferiores a un año y tampoco menores de edad. De hecho, son varios los inmuebles que no aceptan niños. Otro anuncio sorprendente: piso rebajado de 1.250 a 850 euros al mes a cambio de una reforma. Pide al inquilino cambiar la instalación eléctrica de la vivienda y reofrmas de escayola, fontanería, carpintería y ventanas para compensar la bajada del alquiler.

El grueso de los pisos publicados se dispara ya hasta los 1.300 euros al mes. Son inmuebles de entre 60 y 90 metros cuadrados con varias habitaciones.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00