Radio Club DeportivoRadio Club Deportivo
Fútbol

Un playoff fallido que ha dejado un sentimiento inmortal

La temporada del CD Tenerife ha dejado un sentimiento de unión en el aficionado poco visto las últimas temporadas

Santa Cruz de Tenerife

La temporada del CD Tenerife terminó de la manera menos deseada. En el último partido de un playoff por el ascenso y jugando con un estadio lleno, el conjunto blanquiazul no fue capaz de conseguir el deseado retorno a la liga de las estrellas. La decepción se apoderó de los seguidores blanquiazules que habían depositado muchas ilusiones en la consecución de un sueño que finalmente no se produjo. Sin embargo no todo fue negativo.

Las imágenes que dejó la previa y lo vivido en el recinto de la calle de San Sebastián el domingo se han convertido en virales. El recibimiento a la plantilla de Luis Miguel Ramis al estadio, lo vivido en el interior del recinto durante el partido, y por encima de todo, como la semana previa al partido de vuelta se tiñó la isla de blanquiazul con camisetas, banderas o bufandas. Las últimas semanas vividas en la isla crearon un clima de unión entre el equipo y el aficionado que hacía tiempo que no se vivía.

El sentimiento volvió a aflorar. Desde el club tinerfeño esperan que ese sentimiento no sea flor de un playoff. Y así parece que ocurrirá. Pero no solo en la isla. Muchos son los aficionados del CD Tenerife que han vivido estas intensas semanas fuera de la isla. Tinerfeños o no, el sentimiento por el equipo se ha sentido fuera de Tenerife. Es el caso de Rubén, aficionado que ha seguido toda la temporada desde Francia: "No he podido ir a ningún partido en la península. Intentaba cambiar los turnos, pero como la liga no ponía los partidos con suficiente antelación no podía organizarme con tiempo", comentaba a Radio Club Tenerife. Rubén es un tinerfeño que desde hace cinco años ejerce su profesión en el país vecino: "Ahora con el tema de redes sociales se hace mucho más sencillo poder seguir al equipo. Lo vivido este año hacía muchos años que no lo sentía. Se ha sentido incluso desde fuera de las islas".

Mónica es otra aficionada que sigue a los blanquiazules desde otra isla, en este caso de Mallorca. Su caso es más curioso, ya que desde febrero vive en la isla balear: "Me tuve que venir a Mallorca por motivo de trabajo. Siempre he sido abonada y en mi familia igual. He seguido al equipo mucho también en la península porque soy miembro de la peña ibérica y he estado en varios partidos fuera del Heliodoro". Coincide con Rubén a quien a los dos les une el sentimiento por el Tenerife: "Ha sido una temporada muy bonita, es para sentirse muy orgullosa. Ojalá pronto nos lleven a Primera que es lo que nos merecemos, sobre todo por la afición. He visto en las últimas horas videos e imágenes de Carlos Ruiz y Aitor Sanz es algo muy bonito ver como sienten este escudo. Es una pena que no hayan podido vivir un ascenso, se lo merecían".

Desde el otro lado del atlántico, el sentimiento blanquiazul se palpa como si estuvieran en el Heliodoro cada quince días. Santi, desde Venezuela lo ha vivido de manera especial: "Mis padres son canarios, yo desde que nací a los pocos años me tuve que venir a Venezuela, pero el sentimiento blanquiazul lo tengo en la sangre desde pequeñito". Su caso es muy curioso, ya que desde que partió en edad muy temprana no ha podido vivir nunca un partido en el Heliodoro: "No se ha dado nunca la posibilidad de ver jugar al Tenerife en mi estadio. Ojalá hagan una gira en un futuro por América como ya hicieron años atrás, en la época de Primera".

Rubén, Mónica o Santiago son solo parte mínima de las muchas historias que unen a familias con el club. Los tres coinciden que este sentimiento que se ha despertado no se muera y que este playoff de resultado fallido sea el comienzo de algo que ya dure toda la vida.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad