Opinión

¿La venda antes que la herida?

COMENTARIO CASTAÑEDA 1 ABRIL

02:45

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1712062587646/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La desconfianza y el recelo son elementos comunes a la convivencia de quienes habitamos estos peñascos.

Somos capaces de ponernos el traje de mago como señal identitaria, o soplar el bucio con la misma finalidad, pero como hecho diferencial respecto a las clases más adineradas.

La canariedad, entendida como los mejores planteamientos para la defensa de los intereses de los habitantes de esta tierra, no coincide en un punto de encuentro común, sino que se convierte en el ejercicio de intercambios de reproches y acusaciones entre unos y otros, que a la vez, se autodefinen como los auténticos valedores de los intereses y acciones que más les convienen a los canarios.

La próxima cita de ese recelo y desconfianza se sitúa en el sábado 20 de abril, fecha en la que está prevista una manifestación, que los convocantes afirman que será la más multitudinaria de las celebradas en la historia de Canarias.

Y claro está, desde la otra acera, se teme que tal concentración se convierta en una jornada de degüello contra el turismo y todos los males que se le achacan al motor económico de esta Comunidad.

Unos ponen la venda antes que la herida, y otros muchos ven en esa manifestación una especie de saco en el que cabe todo el malestar social que arrastra la sociedad canaria en estos tiempos de subsistencia diaria.

A unos y a otros no les faltan razones argumentales. Los que se sitúan en la acera que creen de la cordura, exclaman una especie de “ojo con el Cristo, que es de plata” ante los decibelios que pueden espantar a la vaca de la leche abundante para ellos, pero que no huelen los que están acogotados económicamente.

En el lado contrario se sitúa una mayoría que entiende la situación como recogía la canción de Carlos Puebla y Los Tradicionales que decía “que para la leche que da la vaca que se la tome el ternero".

Lo indiscutible es que, hasta el 20 de abril, vamos a vivir una subida de la temperatura ambiental entre los reproches de los que afirman “esos son los del no a todo” y los que desde el lado contrario corearán "ellos son los poderosos y potentados que no reparten el banquete con los más débiles"...

Y entre acusaciones de agitadores y de integrantes de los poderes fácticos insulares, tal vez se pierda otra oportunidad de sentarse Gobierno autonómico, empresarios y colectivos medioambientalistas para llamar a las cosas por su nombre y dibujar el trazado correcto y rectificar el camino errado por el sector turístico que se reafirma en un modelo insostenible.

Haya paz... y diálogo, mucho diálogo, que esto no es un telegrama en el que se cobra por el uso de cada palabra.

Martes, 2 de abril.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00