Opinión

El "yo acuso" del empresariado canario

GRAFCAN7237. ARONA (TENERIFE) (ESPAÑA), 05/04/2024.- Pintada en Arona, uno de los principales municipios turísticos de Tenerife, en la que se lee en inglés: "Turista: tu lujo, mi miseria". EFE/Alberto Valdés / Alberto Valdés (EFE)

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora

Al empresariado canario le irrita la manifestación convocada el próximo 20 de abril. Dicen que no es el momento y que ojo, mucho ojo, con matar a la gallina de los huevos de oro. Ambos son argumentos manidos. En las décadas de actividad turística que acumulamos, nunca han permitido abrir un debate serio sobre los límites al turismo: cuando iban las cosas mal, porque iban mal; y cuando iban bien, precisamente porque iban bien.

También les irrita que un presidente de Gobierno les recuerde que sus negocios se alimentan de los recursos de todos, el sol y el paisaje, y sobre todo que ose solicitarles que suban los sueldos a sus empleados. Eso, sostienen, es cosa de ellos con sus trabajadores.

La patronal padece el TOC de repartir culpas a diestro y siniestro: a las administraciones públicas por no planificar las infraestructuras necesarias para evitar colapsos; a la vivienda vacacional, de masificar el mercado y a los trabajadores, de ser poco productivos.

En Canarias, tenemos una clase empresarial que peca de soberbia y no está acostumbrada a que nadie le rechiste, sea un presidente o la sociedad. Y cuando citan la fábula del poeta griego, olvidan la verdadera moraleja: que a la gallina la mató la avaricia del granjero.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00