Sociedad

El traslado de la Base Naval, un pulso militar que se eterniza

Cuando se cumple su 75 aniversario, la Armada ha vuelto a reiterar que no abandonará un espacio que muchos llevan décadas exigiendo para el uso y disfrute de los vecinos de Las Palmas de Gran Canaria

Se retoma el debate del traslado de la Base Naval de Las Palmas. La culpa la tiene su 75 cumpleaños y que el Ministerio de Defensa haya vuelto a expresar que no tiene intención de abandonar el espacio del Arsenal, en pleno corazón de Las Palmas de Gran Canaria.

Más información

La Armada directamente "no se plantea" marcharse de esta ubicación al ser un punto estratégico militar para la defensa de Canarias y de España, así como "para dar seguridad a todas las rutas marítimas entre Europa, Iberoamérica y el África occidental". No piensan lo mismo diversos colectivos sociales, vecinales y partidos políticos, que llevan décadas reclamando que este espacio vuelva a manos de los ciudadanos para su uso y disfrute. A lo largo de los años se han propuesto alternativas para esta mudanza. Por ejemplo, en la bahía de Gando, a la zona del muelle de La Esfinge mediante la construcción de un dique paralelo o al interior del Puerto de Arinaga, como propusieron Los Verdes en el Ayuntamiento de la capital en 2009. Su portavoz municipal, Rafael Rodríguez, justificaba su petición hace ya 15 años alegando que, "según los resultados del informe de Sostenibilidad Local elaborado por el Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE), Las Palmas de Gran Canaria era la ciudad del Estado con menor superficie verde urbana útil por habitante 1,6 (m2/hab), frente a la media nacional que era de 6,1 para ciudades con similar numero de habitantes”. Sin embargo, este intento y los restantes han sido en vano.

Ya en 1987 encontramos artículos periodísticos que recogían la unanimidad del Parlamento de Canarias para que el Ministerio de Defensa trasladara este enclave al "impedir el crecimiento del puerto comercial existente junto a la misma". La Cámara autonómica daba luz verde, por aquel entonces, "a una proposición no de ley del diputado Gregorio Toledo, de Convergencia Canaria Reformista" que instaba al Gobierno de España a trasladar este espacio que, en la Segunda Guerra Mundial, fue cedido por la Junta de Obras Públicas con la condición de pago de 7.5 millones de pesetas, que aún no se han abonado, tal y como se recoge en el libro 'Arsenal de Las Palmas 1920-2011' de Victoria Broz Fernández y María del Carmen Benítez Castillo.

Los años han pasado y el debate sigue candente. Diferentes ministros de Defensa, de todos los colores políticos, han tenido que lidiar con una petición que continúa en punto muerto. El coste de este traslado también ha sido motivo de conflicto. En 2014 quien fuera titular de la cartera en el primer Gobierno de Rajoy, Pedro Morenés, defendió que para que se materializara la salida de la Armada de este espacio tenía que ser "a coste cero". Tres años más tarde, su compañera de partido, María Dolores de Cospedal, le ponía números al cambio de emplazamiento: 400 millones de euros. Y lo hacía un año después de que la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados aprobara por unanimidad una Proposición No de Ley (PNL), presentada por el entonces diputado de NC, Pedro Quevedo, sobre la recuperación de la Base para uso ciudadano. La iniciativa implicaba, además, la creación de un Grupo de Trabajo bilateral que llegó, de hecho, a constituirse con una primera reunión en Madrid.

Ante la parálisis, en 2020, con cambio de Gobierno por medio y con Pedro Sánchez como presidente, Quevedo volvió a presentar una idéntica PNL en la misma Comisión y consiguió el apoyo de todos los grupos, salvo del PNV. Sin embargo, de poco ha servido, ya que en una de las últimas visitas a este Arsenal de la ahora ministra de Defensa, Margarita Robles, ésta eludió hablar del tema, aunque aseguró que "había predisposición".

El retranqueo que tampoco llega

La realidad es que estos terrenos, que originalmente fueron ocupados para establecer una base de hidroaviones y de las fuerzas navales, llevan en disputa varias décadas para hacer un gran parque y otros equipamientos en los 40.000 metros cuadrados de superficie que ocupan. Este, el menos, era el objetivo del anterior alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo (PSOE).

El proyecto contempla, además, que la puerta actual de la Base quede totalmente integrada en ese nuevo "espacio verde", así como un acceso directo al Museo Naval para que la ciudadanía pueda conocer la historia de este lugar. Y se hará un retranqueo del muro exterior para ganar un espacio de casi 600 metros para el peatón. Sobre esto, asegura la Armada, aún no han tenido noticias del Ayuntamiento de Carolina Darias por lo que no se materializará "a corto plazo".

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00