Directo

CARRUSEL MUNDIAL Sigue en directo el partido de Francia-Dinamarca del Mundial de Qatar

Sociedad

Iniciada la construcción de la nueva carretera entre Torrelavega y Viveda

La obra supone una inversión de unos ocho millones de euros

Autoridades autonómicas y locales durante el inicio de las obras. / Miguel de la Parra

Torrelavega

El futuro vial entre Duález (Torrelavega) y Viveda (Santillana del Mar), cuyas obras han comenzado este jueves con la colocación de la primera piedra, servirá para mejorar la movilidad en la comarca del Besaya porque evitará el paso de miles de vehículos por Barreda y también reducirá la contaminación en este barrio.

Esta obra supone una inversión regional de unos ocho millones de euros, de los que más de seis corresponden a la propia carretera, ya que en el proyecto se incluye dotar a este tramo de dos kilómetros de un carril bici y un paseo peatonal, así como la rehabilitación integral y ampliación del 'puente de los italianos' sobre el río Besaya.

El tramo dispondrá de varias glorietas de conexión con los accesos a Viveda, Duález y Barreda, lo que permitirá conectar entre sí los municipios de Suances, Santillana, Torrelavega y Reocín, así como también de manera directa toda la zona con las autovías A-8 y A-67, además de con la nacional N-611.

El inicio de los trabajos ha contado con la presencia del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; de los consejeros de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, y de Industria, Javier López Marcano; de los alcaldes de Torrelavega, Javier López Estrada, y de Santillana, Ángel Rodríguez Uzquiza; así como de vecinos de la zona.

Revilla ha asegurado que la construcción de este vial es "una obra muy importante" que permitirá "desahogar Torrelavega" del actual gran volumen de tráfico rodado que cruza Barreda, además de conseguir "una mejor articulación de la comarca" gracias a la nueva red de carreteras.

Además, ha resaltado la incorporación en el proyecto de sendos carriles para bicicletas y peatones, a su juicio un avance importante para lograr una comunicación "del siglo XXI".

Por su parte, Gochicoa ha insistido en que el proyecto inició su tramitación hace varios años con un estudio del tráfico en la zona que permitió determinar los "importantes beneficios" que esta nueva carretera tendrá sobre la vialidad en toda la comarca, además de contar con el apoyo de los ayuntamientos de Torrelavega y Santillana.

Esta misma idea ha sido recalcada por López Estrada y Rodríguez Uzquiza, quienes han destacado los beneficios que tendrá para los pueblos del entorno y también para sus respectivos municipios.

Carretera, paseo peatonal y carril bici

La nueva cerrera se inicia con una glorieta en la CA-131 a la altura de Viveda para, durante cerca de 1.500 metros, discurrir por el antiguo trazado del ferrocarril minero hasta el barrio de Riaño y las cercanías de Sniace, desde donde tomará dirección hacia Duález hasta llegar a la entrada de las instalaciones fabriles, donde habrá otra rotonda.

Dispondrá de dos carriles de tres metros de anchura cada uno, además de paseo peatonal y carril bici, y también se contempla rehabilitar el 'puente de los italianos' en sus 160 metros de longitud, junto a su ampliación eliminando la antigua línea de ferrocarril que discurre paralela desde Sniace, y se remodelará el puente en la Santander-Torrelavega.

Los técnicos también han destacado que el proyecto prevé rehabilitar el antiguo puente del antiguo ferrocarril minero existente en Viveda, que servirá para dar paso a un tramo de la Autovía del Agua en la zona.

En el acto de colocación de la primera piedra se ha entregado una placa al dirigente vecinal Manuel Ortiz, ya que durante varias décadas al frente de la asociación de El Salvador y Santo Domingo reivindicó esta carretera para eliminar parte del tráfico rodado que pasada por Barreda.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad