Sociedad

Grandes tirolinas, senderismo o puentes colgantes: así será el ecoparque de Toro Verde en Cuenca

El proyecto estará capitaneado por el gobierno regional a través de un Plan de Singular Interés

Representantes de las empresas y de las administraciones tras firmar el convenio para el proyecto de Toro Verde y Nayara en Cuenca / JCCM

Cuenca

El ecoparque de aventura de Toro Verde en Cuenca combinará las emociones fuertes de los amantes de la adrenalina con propuestas más relajadas, pero siempre con la naturaleza como principal protagonista. Un proyecto que apostará de manera firme por las empresas y la economía local, desde los productos agroalimentarios a los servicios.

Las administraciones y las empresas implicadas han firmado este jueves el convenio de colaboración para sacar adelante el proyecto, que estará gestionado como un Plan de Singular Interés, según ha avanzado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Grandes tirolinas, puentes colgantes, o péndulos que oscilan en el vacío se mezclarán en medio de la Sierra de Bascuñana de Cuenca con ecopistas y rutas sensoriales para aquellos que prefieran la tranquilidad en lugar de la adrenalina. El proyecto se completará con una zona de servicios con capacidad para 5.000 visitantes, y un hotel-boutique de la cadena Nayara, que tiene otros en Panamá, Costa Rica o la Isla de Pascua.

El parque contará con actividades para los amantes de la adrenalina, pero también con otras propuestas más relajadas en la naturaleza / Toro Verde

Todo ello buscando la interacción y el respeto con la naturaleza, que estas empresas esgrimen como su principal seña de identidad, y la apuesta por las empresas y los productos locales. Jorge Jorge, el presidente de Toro Verde, ha asegurado que quieren formar a la plantilla para que todos sus empleados sean conquenses. Además, quieren que las empresas de la marca "Donde nacen los sabores" puedan promocionarse en el ecoparque.

Según Jorge, tienen previsto ocupar un 10% de las 1.200 hectáreas que tienen disponible en la Sierra de Bascuñana, entre Mariana y Tondos.

Asimismo, ha afirmado que tratarán de romper en Cuenca algún récord Guiness, y el presidente de Castilla-La Mancha les ha instado a construir la tirolina más grande del mundo.

Por su parte, la empresa hotelera Nayara sostiene que han elegido la capital conquense porque tiene todo lo que buscan sus clientes, con un perfil muy interesado en la cultura y la naturaleza, y con un alto poder adquisitivo. En este sentido, Leo Ghitis, gerente de Nayara, ha afirmado que buscarán atraer visitantes de todo el mundo.

Ha defendido también que apuestan por el “turismo regenerativo”: no sólo conseguir que no haya impacto en el medio natural, sino mejorarlo para transmitir un planeta en mejores condiciones a las futuras generaciones.

En el ámbito local, tanto el alcalde, Darío Dolz, como el presidente de la Diputación, Álvaro Martínez Chana, ha agradecido a la empresa que hayan apostado por Cuenca, y han garantizado la total colaboración institucional para que el proyecto salga adelante en los plazos previstos.

Expectación también entre las poblaciones cercanas que se verán afectadas por el desarrollo de este proyecto, como Sotorribas o Mariana, cuyos alcaldes, Estela Moreno y Jesús Valía, han firmado también el convenio de colaboración.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad