Tribunales

ACAIP eleva a 15 años la petición de pena para el recluso que agredió a un funcionario en Cuenca

La acusación particular pide que se le condene también por un delito de atentado, además del de homicidio en grado de tentativa

El juicio contra el profesor del Conservatorio Pedro Aranaz se celebró en abril de 2019 en la Audiencia Provincial de Cuenca / Cadena SER

Cuenca

La Audiencia Provincial celebra este miércoles el juicio contra un recluso que agredió a un funcionario en la cárcel de Cuenca en 2021. La Fiscalía pide para el acusado diez años de prisión por homicidio en grado de tentativa, pero la acusación particular eleva la petición de pena a quince años.

El sindicato de prisiones ACAIP, que representa al funcionario agredido, ha añadido a la acusación un delito de atentado, con cinco años más de pena de cárcel. Su abogado, José Miguel Garrido, ha explicado que el preso se encuentra en una prisión de la provincia de Alicante, en un módulo psiquiátrico, y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha desaconsejado su traslado, debido a su alta peligrosidad.

Asimismo, está convencido de que los hechos están suficientemente probados, y rechaza los argumentos esgrimidos por la defensa como eximentes debido al estado mental del acusado.

El letrado ha manifestado que la cárcel de Cuenca no tiene las instalaciones necesarias para albergar a un preso de una peligrosidad semejante. Además, ha lamentado la falta de recursos a la que se enfrentan los funcionarios de prisiones, y destaca que el día en que ocurrieron los hechos no había cascos antidisturbios suficientes para todos los trabajadores que acudieron a la celda.

Asimismo, considera que hay un problema generalizado de pérdida de respeto al funcionario, que está llevando a un recrudecimiento de este tipo de agresiones.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad