Hoy por Hoy Ciudad Real
Sociedad

De Madrid a Sevilla en barco: el insólito proyecto que quiso hacer navegable La Mancha

El Canal de Guadarrama era un proyecto de más de 600 kilómetros que se enfrentaba a retos como cruzar La Mancha, con escasos recursos hídricos, y atravesar Despeñaperros

Imagen de archivo de antiguas barcazas en el Canal de Castilla, infraestructura que sirvió de modelo para el proyecto del Canal de Guadarrama / Diputación de Palencia

Con motivo del Día Mundial del Agua, rescatamos el proyecto que quiso hacer La Mancha navegable. Y aunque puede parecer insólito, y más teniendo en cuenta la situación hídrica de Castilla La Mancha, pero que es real e incluso se comenzó a construir las primeras infraestructuras: hablamos del Canal de Guadarrama, que en el siglo XVIII que quiso unir fluvialmente Madrid Sevilla, pasando, evidentemente por nuestra región.

Un canal de más de 600 km de longitud, que de haberse llevado a cabo, hubiese atravesado Castilla La Mancha, pasando por las provincias de Toledo y Ciudad Real y que se inicio a finales del siglo XVIII, incluso se construyeron 25 kilómetros de canales, pero se decidió abandonar la idea tras el reventón de la presa inicial del proyecto: la presa del Gasco, en el río Guadarrama.

En principio se trataba de una canal parecido al de Castilla, que pretendía salvar un desnivel de 700 metros de altitud, cruzando por el corazón manchego y atravesando Despeñaperros con un sistema de exclusas, como nos ha explicado Javier González Pérez, catedrático del Departamento de Ingeniería Civil y de la Edificación de la UCLM y responsable del grupo de investigación de Ingeniería Hidráulica (INGHI).

De Madrid a Sevilla en barco: El insólito proyecto que intentó hacer La Mancha navegable

De Madrid a Sevilla en barco: El insólito proyecto que intentó hacer La Mancha navegable

17:59

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1711114642813/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El trazado inicial seguiría, en algunos tramos, el de la actual autovía A4 nutriéndose de ríos como el Záncara o el Gigüela, de los que se abastecen Las Tablas de Daimiel. Una infraestructura con la que se quería dinamizar el transporte de mercancías.

Aunque ha habido algunos intentos de continuar, finalmente se abandonó: por el importante desembolso económico, los problemas estructurales y, evidentemente, por las dificultades por la disponibilidad de agua

El proyecto a su paso por La Mancha

A su paso por La Mancha, el canal llegaba desde Aranjuez hasta Tembleque, recibiendo agua del Jarama y del Ansares, en el entorno de Corral de Almaguer donde se iba a construir una presa.

Seguía hacia el sur, llegando hasta Almuradiel en un gran tramo en el que recibirá recursos del Guadiana, el Gigüela y el Záncara para después entroncar con un canal subsidiario, surtido de las aguas del Jabalón, mediante una presa de captación localizada en los alrededores de Villanueva de los Infantes

Pasado Almuradiel, recibiría las contribuciones de los ríos Cabezomalo y Magaña, antes de atravesar el desfiladero de Despeñaperros. Superado este punto, se unía con el Guarrizas, el Guadalén y el Guadalimar, hasta llegar a Córdoba y Sevilla, confluyendo con el Guadalquivir, río que es navegable desde esta última ciudad hasta su desembocadura en Sanlúcar de Barrameda, en Cádiz.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00