Hoy por Hoy Ciudad Real
Ocio y cultura

¿Dónde va cada cosa cuando queremos reciclar?

Se estima que un 40% de los residuos que tiramos al contenedor de envases no van al amarillo

Green Days | ¿Dónde va cada cosa cuando queremos reciclar?

Green Days | ¿Dónde va cada cosa cuando queremos reciclar?

11:34

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1712233342676/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

En el espacio de Hoy por Hoy Ciudad Real, 'Green Days', esta semana Mariana Boadella, experta en medio ambiente y sostenibilidad y CEO de Turicleta ha hablado de la “r” pequeña. En programas anteriores ya hemos hablado de la hermana mayor de las R, la de reducir, la más importante. También de la R mediana, reutilizar, y este jueves hemos hablado de la r pequeña, la de reciclar.

Es un tema que nos toca de cerca, especialmente ahora que contamos con las últimas estadísticas de residuos del año pasado. Así que, agárrense, porque tenemos noticias que nos hacen sonreír y otras que nos hacen llorar casi, y nos recuerdan el largo camino que aún tenemos por delante.

Primero, hablemos de cifras: en promedio, cada uno de nosotros genera unos impresionantes 443 kilogramos de basura al año. De todo eso, apenas separamos 77 kilogramos para reciclar; el resto, unos 366 kilogramos, termina en el lugar que hay que evitar: el contenedor gris. Sí, estamos hablando de más de 1 kilogramo de basura diaria que acaba en vertederos, que se saturan poco a poco, costándonos además un impuesto de 30 € por tonelada.

Ahora, una buena noticia para equilibrar la balanza: desde el año 2000, hemos reducido la cantidad de residuos urbanos per cápita en un impresionante 32,5%, pasando de 653 kilogramos a 472 kilogramos por persona al año, la cifra más baja en toda la Unión Europea. Pero aquí viene el "pero": estamos reciclando menos que el promedio europeo, con solo un 36,7% de nuestros residuos recuperados, quedándonos más de 10 puntos por debajo del promedio de la UE.

No todo es sombrío, sin embargo. Brillamos cuando se trata de reciclar papel, cartón y vidrio. De hecho, nuestra tasa de reciclaje de vidrio es del 70,1%, lo que significa que cada uno de nosotros ha depositado alrededor de 19,2 kilogramos de vidrio en los contenedores verdes el último año, ¡eso es equivalente a 66 envases!

Pero, como en todo, hay áreas en las que debemos mejorar, especialmente en el reciclaje de envases. La información sobre cuántos envases se recogen y reciclan realmente es menos transparente de lo que nos gustaría, con estudios que sugieren que solo el 15,3% de los envases de plástico se recogen y apenas el 10,7% se recicla.

En resumen, más de la mitad de la basura que generamos, va a vertedero, y aunque mejoramos en reducir, nos hemos estancado en el reciclaje.

¿Por qué reciclamos poco?

La gente que ahora recicla, lo hace porque quiere dejar un mundo mejor, pero hay otro 70% de personas que no lo están y no ven motivos para reciclar.

1. Porque no hay incentivos. Hay países donde retornar las botellas tiene una pequeña compensación (como pasaba aquí antes). Pero al ciudadano se nos exige reciclar sin ningún incentivo.

2. Hacerlo mal no nos cuesta. Los que no reciclan nada pagan la misma tasa de basuras que los que lo hacemos bien. Está demostrado que en los municipios donde han organizado un sistema de recogida puerta a puerta, y donde se paga por lo que generas, las tasas de reciclaje suben al 70%.

3. A veces es un lío… se estima que un 40% de los residuos que tiramos al contenedor amarillo, el de envases, no van al amarillo. No va la ropa, no van los juguetes de plástico ni artículos de plástico que no son envases (punto limpio) Y otros que sí van, no sabemos que van. Por ejemplo: el poliexpan. Las cajas de madera de vinos: al amarillo.

¿Qué podemos hacer?

Recordar que cada pequeño acto de reciclaje cuenta, y juntos, podemos hacer una diferencia significativa

Para empezar, intentar informarnos de fuentes fiables de dónde va cada cosa.

Sabemos que puede sonar como una tarea más en nuestro ya ocupado día a día, pero aquí viene una parte crucial: las administraciones públicas pueden y deben facilitarnos la tarea. Necesitamos sistemas de reciclaje que sean fáciles de entender y de utilizar. Esto no solo nos ayudaría a nosotros como ciudadanos a reciclar más y mejor, sino que también contribuiría significativamente a mejorar las estadísticas de reciclaje de nuestra comunidad.

Y hablando de hacer las cosas más fáciles, en nuestro próximo programa, vamos a profundizar en un tema muy especial: el reciclaje de los restos de comida. ¿Sabían que hay maneras de reciclar estos residuos incluso dentro de nuestras propias casas? ¿Y que hay contenedores específicos para ellos en algunas áreas? Sí, estamos hablando del contenedor marrón y de las increíbles posibilidades que nos ofrece el compostaje.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00