Sociedad

Simula ser objeto de una estafa para recuperar 177 euros gastados en una página de citas

La Guardia Civil abre diligencias contra un vecino de la Ribera de 33 años, que denunció que le habían extraído este dinero de su cuenta sin su consentimiento

Imagen de archivo

Ribera del Duero

La Guardia Civil investiga a un individuo de 33 años en un municipio de La Ribera del Duero como presunto autor de una denuncia falsa para hacer creer que había sido víctima de una estafa. La Guardia Civil tuvo conocimiento de los hechos en enero, a raíz de la denuncia presentada por una persona que afirmaba haber sido víctima de varias operaciones bancarias fraudulentas, sin su conocimiento y autorización, mediante el uso de su tarjeta de crédito.

El denunciante se quejaba de que había movimientos en su cuenta bancaria que no había realizado, de la que declaró que le fueron extraídos 177 euros. La investigación ha permitido conocer que en aquella fecha se dio voluntariamente de alta en una página de citas en la web, para lo cual tuvo que completar personal y manualmente un formulario, añadir la forma de pago e incluir una contraseña.

Las cantidades denunciadas como sustraídas correspondían realmente con el importe estipulado por la empresa por el servicio. Para recuperar el dinero demandado decidió presentar denuncia, pese a conocer que lo hacía falsamente.

La Guardia Civil ha destapado que todo era una estafa por lo que el denunciante se convierte en imputado de este delito, por el que se han abierto diligencias en el Juzgado de Instrucción número 2 de Aranda.

La Guardia Civil aprovecha la ocasión para recordar que denunciar falsamente puede tener sus consecuencias. Y es que ningún ilícito cometido a través de la web, redes sociales o las nuevas tecnologías o en el que se pretende obtener una indemnización del seguro, encubrir negligencias o descuidos, del orden de las estafas, timos o ventas fraudulentas, queda impune, a pesar de lo que equivocadamente piensa el autor/es enmascarado bajo el supuesto y falso anonimato que proporciona internet, ya que existe lo que se denomina la “huella digital”.

Denunciar hechos que no han ocurrido conlleva consecuencias penales para la que se contemplan sanciones de hasta 6.000 euros y pena de prisión de hasta tres años, además de generar antecedentes procesales que pueden limitar durante años el acceso a un puesto de trabajo en la administración pública.

Alertar con avisos inventados o falsos y detraer por tanto a las patrullas de sus cometidos asignados, pueden tener además graves consecuencias como por ejemplo por alteración del orden público u obstruir la rápida y eficaz resolución de un incidente real acaecido.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad