Sociedad
Delitos tráfico

Un conductor profesional es denunciado tras adelantar en un tramo prohibido durante más de un kilómetro

La Guardia Civil ha instruido diligencias por un delito contra la seguridad vial por adelantar peligrosa y antirreglamentariamente en una maniobra que superó los 30 segundos

Imagen del adelantamiento temerario del conductor investigado / Guardia Civil

Burgos

La Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Burgos ha identificado, localizado e investigado a un conductor de 53 años de edad, como presunto autor de un delito contra la Seguridad Vial por conducción temeraria, al realizar y culminar una maniobra de adelantamiento de manera peligrosa y antirreglamentaria.

El pasado mes de abril, el Grupo de Investigación y Análisis de este Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos tenía conocimiento de la existencia de un video –fruto del rastreo rutinario en busca de conductas ilícitas tanto en la web como en redes sociales-, grabado por un particular desde su vehículo.

En la secuencia se observa una peligrosa y antirreglamentaria maniobra de adelantamiento que la investigación sitúa en la carretera N-234, entre las localidades de Sarracín y Olmosalbos.

Un vehículo articulado de gran tonelaje pretende adelantar a otro pesado de categoría especial que transporta una casa portátil que excede en dimensiones para los cual inicia el mismo en un tramo donde está permitido por líneas longitudinales discontinuas.

Sin embargo, la acción se alarga; el conductor hace caso omiso a la línea longitudinal continua -rebasándola- y a las señales verticales que prohíben el adelantamiento, todo ello ante la proximidad de un cruce peligroso y sucesión de curvas.

No sólo no retorna a su carril derecho si no que insiste por el carril izquierdo, atraviesa una intersección tipo raqueta y penetra en un tramo señalizado por sucesión de curvas peligrosas de reducida visibilidad para superar finalmente al vehículo adelantado; en total emplea más de 30 segundos y 1 kilómetro en la arriesgada acción.

Las indagaciones, tendentes a la comprobación de los hechos observados y también a la identificación y localización del conductor infractor, han culminado con la investigación de este como presunto autor de un delito contra la Seguridad Vial, instruyéndose diligencias que han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción Nº 4 de Burgos.

Adicionalmente, la Guardia Civil ha dado cuenta a la Dirección General de Tráfico de la referida conducta con una propuesta añadida de pérdida total de la vigencia de la Autorización administrativa para conducir.

La maniobra más peligrosa que existe en la conducción es el adelantamiento, advierte La Guardia Civil, aunque la señalización horizontal y vertical permita realizarlo, para llevarlo a cabo correctamente y sin riesgo debe cerciorarse -antes de iniciarlo- de que no circulan vehículos en sentido contrario, que no hay otro vehículo que haya iniciado ya dicha maniobra y que existe espacio y visibilidad antes, durante y al finalizarlo, sin obligar a otros usuarios a maniobras evasivas o de frenado.

Estas conductas al volante negligentes y temerarias, además de constituir una infracción muy grave al vigente Reglamento de General de Circulación, pueden ser constitutivas de un delito contra la Seguridad Vial, ya que no solo ponen en peligro nuestra integridad física, sino la propia vida y la del resto de usuarios de la vía.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad