Actualidad

250 agricultores de la zona de Hontoria de Valdearados podrán optar a cultivos de regadío

La Comunidad de Regantes del Río Aranzuelo firma un convenio con la Junta para financiar los 8’5 millones de inversión que faltan para completar esta infraestructura

Las antiguas escuelas de Hontoria de Valdearados acogían la firma de este convenio / Vicente Herrero

Hontoria de Valdearados

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) y la Comunidad de Regantes del Río Aranzuelo firmaban este lunes en Hontoria de Valdearados un convenio que permite habilitar en la Ribera del Duero una nueva zona de regadío de 853 hectáreas, que se reparten entre este término municipal y los de Araúzo de Torre y Caleruega.

Las obras de transformación contemplan la construcción de una red de riego de 41,8 kilómetros de tuberías dotando al sistema con los correspondientes automatismos para el manejo del mismo, como contadores, válvulas y ventosas, e implantando un sistema de telecontrol.

Este sistema de riego a la demanda no necesita energía, ya que, por diferencia de cota entre la presa y la zona regable, se puede regar sin coste energético, lo que supone un enorme beneficio económico para las explotaciones de regadío y la competitividad de las mismas, garantizando así su futuro.

Antecedentes

En la zona que se va a realizar la transformación de regadío, la Consejería ya ha construido una presa de 4,8 hectómetros cúbicos sobre el arroyo Sinovas, que sirve de regulación y acumulación de los recursos hídricos en invierno para su uso en la campaña de riego.

Posteriormente a la ejecución de la presa, se construyó, también por parte del Itacyl, la tubería de transporte de los recursos desde la presa hasta la zona regable. Estas actuaciones, presa y tubería de transporte, han supuesto una inversión total de 9,8 millones de euros sufragadas íntegramente por la Junta de Castilla y León.

La inversión que falta es de algo más de ocho millones y medio de euros, que se financiará en un 76% con fondos de la administración regional y corriendo el 24% restante a cargo de los propios regantes.

Esta inversión se enmarca en la política de la Junta de Castilla y León de modernizar las viejas instalaciones y crear otras nuevas para dar opción a los agricultores de secano a que apuesten por otros cultivos, “Este plan entra dentro de las 30.000 hectáreas que la Junta de Castilla y León va a ir poniendo en funcionamiento de nuevo regadío, porque pensamos que el regadío, y más en condiciones climáticas como las de este año, es el que permite estabilizar las producciones y es lo que fija población en el medio rural, hace que se desarrolle agroindustria cercana, multiplica la población que reside en los entornos, por eso es fundamental para el mantenimiento de la población rural”, explica Gerardo Dueñas, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, de la Junta.

El consejero de Agricultura y el presidente de la Comunidad de Regantes firman los documentos de este convenio / Vicente Herrero

Cerca de 250 agricultores se van a beneficiar de esta medida. El agua de esta nueva infraestructura llegará hasta las tierras que se abastezcan de ella por su propio peso sin necesidad de bombeo adicional, con el ahorro energético que esto supone, como destaca el presidente de la comunidad de regantes. “Es muy importante para los municipios afectados y para los colindantes, porque al precio que está la energía un regadío como éste es algo muy interesante para la zona”, comenta Ignacio Olalla.

El cultivo de viñedo, patata y en menor intensidad maíz, remolacha y productos hortícolas es lo que se pretende potenciar en esta zona con esta inversión.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00