Actualidad

Las llegada de inmigrantes a Valladolid por razones políticas se duplica

La Red Íncola ha atendido en lo que llevamos de año a tantos inmigrantes como el ejercicio pasado

El presidente y el coordinador de la Fundación Red Íncola presentan la memoria de la ONG en 2021. / mir_ical

Valladolid

El número de personas que han sido atendidas por la red de acogida Íncola, se ha duplicado en el primer semestre de este año respecto al año anterior. Cada vez son más los que llegan de países en busca de una vida mejor. En este medio año se han atendido en Valladolid a casi 850 personas, frente a las poco más de 900 del año pasado. El origen es muy dispar, de 65 países distintos, pero principalmente de Venezuela ( por razones políticas) , Brasil, Perú y de Colombia, uno de los principales problemas con los que se encuentran, según el coordinador de esta ONG en Valladolid, Eduardo Menchaca es el de la vivienda.

“Hay que tener en cuenta que en 2021 aún estábamos en plena pandemia y se mantuvo el estancamiento de personas atendidas que ya se produjo en 2020. El repunte se empezó a notar el pasado mes de septiembre y se ha agudizado más desde enero de este año, con un cambio del perfil del migrante tanto en cantidad como en cuanto al perfil de las personas, que cada vez son más jóvenes (tienen entre 20 y 30 años la mayoría) Se trata de personas que llegan a España con muchas ganas de aportar y de integrarse, pero que encuentran aquí barreras legales que complican todo. Esperamos que el proceso de reforma de la Ley de Extranjería puede facilitar esta etapa desde que legan a España hasta que consiguen una residencia legal y permiso de trabajo”, ha dicho Menchaca.

Desde INCOLA (que en latín significa habitante, vecino o conciudadano), trabajan con los solicitantes de ayuda a partir de cuatro claves: emocional (“para acompañarles y trabajar las expectativas con las que uno sale de su país, llega aquí y descubre que la realidad no es como se esperaba”, señaló Menchaca), jurídica, social (recursos básicos a los que pueden optar) y formativa y de empleabilidad. Así, cuentan con dos programas principales, el Proyecto Reanudar y el Programa Calor y Café, que busca crear una red social para una ayuda mutua entre migrantes para que puedan integrarse y conocer la ciudad, también a través del ocio.

“La vivienda es uno de los grandes obstáculos para la integración, porque es un bien escaso y plantea problemas desde la consecución del empadronamiento hasta los requisitos para conseguir un alquiler (te piden tres meses de salario anticipado) o por prejuicios étnicos”, señaló el coordinador de la Fundación antes de recalcar que “la inclusión no es posible sin un empleo de calidad que permita la subsistencia económica”. Gracias a la formación 130 personas han conseguido un contrato laboral.

Solo en Valladolid, 1.967 personas participaron en 2021 en el área de acogida de Red INCOLA , 219 mejoraron sus competencias en el idioma, 233 menores y jóvenes acompañados se sumaron a las propuestas de Infancia y Juventud, 45 beneficiarios disfrutaron de becas escolares por valor de 600 euros cada una y se orientó a 1.090 personas, con 130 inserciones laborales. Además, 3.194 estudiantes de 22 centros participaron en programas de sensibilización y 328 personas trabajaron como voluntarios en la provincia.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad