Directo

HOY POR HOY Sigue el programa especial desde Lugo, con Àngels Barceló

Opinión

Vigilar la salud mental

La firma de Rosa Alcubilla

Vigilar la salud mental

Vigilar la salud mental

02:58

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1668155669603/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Aranda de Duero

El 10 de octubre se celebró el Día Mundial de la Salud Mental, visibilizando y normalizando lo que décadas anteriores se ocultaba y se banalizaba. Ayer fui al cine a ver la película Los Renglones Torcidos de Dios, basada en una novela del escritor y periodista Torcuato Luca de Tena. Os la recomiendo, y no sólo a psicólogos y psiquiatras.

Recuerdo los apasionados debates en las clases de Literatura de la Facultad sobre este libro que profundiza en los recovecos más oscuros de las enfermedades mentales, y que analiza a través de la protagonista Alice los límites entre la locura y la cordura. La película, fiel a la novela, nos invita a reflexionar

sobre el poder de la mente. En el año 79, cuando Torcuato la escribió, no todos los métodos empleados en los manicomios, como se les llamaba de manera vergonzosa, eran los más acertados. La película refleja la deshumanización y los abusos que imperaban en estos lugares, donde se aplicaban terapias por electrochoque y choques con insulina para neutralizar a los pacientes.

Por fortuna se ha evolucionado y los psiquiátricos y sanatorios ya no son lugares de reclusión sino espacios de tratamiento e interacción social. Los trastornos psíquicos actualmente se encaran con otros procedimientos y con más respeto al paciente. Ya este tipo de patologías no están tan estigmatizadas, aunque nos cuesta reconocer que padecemos problemas mentales, o tenemos gente cercana que los sufre. Depresión, ansiedad, irritabilidad e imposibilidad de gestionar las emociones son trastornos que nos acompañan en muchas etapas de nuestra vida, y que pueden derivar en patologías más severas de salud mental. Además, el impacto del coronavirus, la guerra de Ucrania y la inflación han incrementado estas situaciones. Y no sólo afecta a la población adulta, los jóvenes están sufriendo también serios trastornos de salud mental y emocional, muchos de ellos derivados de sus expectativas frustradas.

Tengo amistad con varias personas que acuden a la Asociación Salud Mental Aranda y me parece un trabajo admirable el que realizan sus profesionales, empoderando y acompañando a los pacientes para que lleven vidas felices y plenas.

Las enfermedades mentales afectan a toda la población, nadie se libra. Si no se ponen en marcha soluciones y medidas adecuadas será la primera causa de discapacidad a nivel mundial en el año 2030. Es necesario aumentar la inversión en servicios, terapias y asistencia, más psicólogos y psiquiatras en los hospitales, en los centros de salud y en los colegios, donde también sería recomendable incluir una asignatura de educación emocional. No solo existe el tratamiento de los fármacos, de los que a veces se abusa. En ciertas patologías son más útiles técnicas como la psicoterapia, las palabras, el ejercicio físico y la música, que curan y alivian. Por ello, para finalizar, propongo escuchar una canción del grupo Mago de Oz llamada Los Renglones Torcidos de Dios, inspirada en la novela.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad