Directo

HOY POR HOY Sigue en directo el programa especial desde Irún, con Àngels Barceló

Ciencia y tecnología

El Refugio de Montejo de la Vega cumple 48 años

El cambio climático puede estar afectando a la reproducción de los buitres leonados

Buitres leonados en el comedero de WWF en el Refugio de Montejo. / Jesús Cobo Anula

Segovia

Su origen ha ido de la mano de la historia de WWF España y se remonta a 48 años atrás, cuando Félix Rodríguez de la Fuente (el entonces vicepresidente de la organización conservacionista) llegó a un acuerdo de colaboración con la población de Montejo para crear un Refugio de Rapaces. En 2021, se renovó dicho acuerdo con el Ayuntamiento de Montejo, para dar continuidad a este emblemático proyecto y seguir trabajando en la conservación de este espacio durante, al menos, una década más.

El objetivo principal de su creación fue recuperar y conservar la población de buitre leonado, cuya población se estaba reduciendo drásticamente. Se trata de un objetivo conseguido ya que, actualmente, esta colonia de buitre leonado, con más de 700 parejas presentes, es, junto con la de Hoces de Duratón, la más importante de Europa, según los datos de WWF España y del Parque Natural Hoces del Río Riaza.

Además de seguir con el mantenimiento del comedero de rapaces, al que aportó más de 11.000 kilos en 2022, la organización conservacionista lleva a cabo el seguimiento de reproducción de estas aves, que se realiza conjuntamente y en coordinación con los agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León. Así, el pasado año, el equipo de WWF censó 246 parejas de buitre leonado en el Refugio de Rapaces, de las que 222 iniciaron la reproducción volando finalmente 75 pollos. “El cambio climático, especialmente las nevadas fuera de tiempo, ha podido ser una de las razones de este bajo éxito reproductor de este año”, apunta Laura Moreno, responsable del programa de especies de WWF España.

Las 12 parejas de alimoche presentes en las Hoces del Riaza y alrededores han sacado adelante 9 pollos. 5 de las 12 parejas se localizaron en el interior del Refugio, de las cuales 2 comenzaron la reproducción, pero finalmente sólo voló un pollo.

Además del seguimiento de los alimoches en época reproductora, WWF España lleva a cabo seguimiento científico de algunas aves marcadas con GPS a través del proyecto “Centinelas del veneno”, en colaboración con GREFA. Esta iniciativa permite aportar información de gran interés científico, así como detectar mortalidad en tiempo real, y actuar, por ejemplo, en caso de envenenamiento o disparo.

“Hemos podido constatar que el alimoche Montejo, marcado en 2018, ha realizado con éxito sus viajes migratorios y que ha criado y sacado adelante 2 pollos en las Hoces del Riaza, y que los pollos de alimoche Riaza y Quintanar marcados por el CSIC en 2021 en este espacio y que realizaron su primera migración ese mismo año, han seguido moviéndose por el sur de Mauritania y por el norte de Mali durante 2022”, explica Moreno.

Por otro lado, mediante la instalación de cajas nido, dentro de un programa para la diversificación del medio agrario que WWF España lleva a cabo en colaboración con GREFA, se ha recuperado el hábitat de nidificación de tres especies de rapaces depredadoras del topillo (el cernícalo vulgar, la lechuza común y el mochuelo europeo), una plaga que sufren los agricultores en los pueblos del entorno. En el año 2022, se han incorporado 20 nuevas cajas nido en el municipio de Valdevacas de Montejo, facilitando la comunicación entre las dos subzonas de cajas nido que se habían creado (Montejo y los pueblos de Campo de San Pedro y Maderuelo). “Esta nueva zona se ha creado gracias al apoyo del Parque Natural de las Hoces del Río Riaza y de la Junta Agropecuaria Local de Valdevacas de Montejo”, puntualiza Moreno.

De este modo, en 2022 anidaron varias especies: el cernícalo vulgar (23 nidos), el mochuelo europeo (11 nidos) y, por segundo año consecutivo en esta zona, la lechuza común (2 nidos). Además, se anillaron 34 individuos (7 lechuzas y 27 mochuelos) y se capturaron 10 individuos (1 lechuza y 9 mochuelos) que habían sido previamente anillados en el 2021.

Un año más, el pasado mes de noviembre se llevó a cabo el XL Censo de vertebrados de otoño organizado por parte del Fondo del Refugio de las Hoces de Riaza y coordinado por Juanjo Molina, su actual presidente tras la muerte, el pasado mes de septiembre, de Fidel José Fernández y Fernández Arroyo, presidente de dicha organización hasta la fecha y uno de los mayores defensores y estudiosos de la fauna de dicho espacio.

Durante este evento y en motivo de la pérdida del destacado naturalista, que será recordado por su papel en el seguimiento de especies y la defensa incondicional de este espacio protegido, se presentó un nuevo libro para dedicatorias, encuadernado por Antonio Ruíz y con dibujos de Jesús Cobo de WWF España.

La organización conservacionista ha continuado realizando seguimiento de anfibios durante el 2022, aunque en esta temporada solo se detectaron tres especies (tritón jaspeado, sapo partero común y rana común) y en todas se confirmó su reproducción gracias a la observación de larvas en charcas y otros puntos de agua. “La presencia de especies exóticas invasoras como el cangrejo señal y la escasez de agua, con muchos puntos de reproducción secos son los principales peligros para estos animales que se encuentran en una situación cada vez más crítica”, advierte la responsable del programa de especies de WWF España. Finalmente, también se realizó el seguimiento de otras especies, como el Halcón Peregrino, especies fitófagas y pequeños mamíferos y aves asociadas a medios agrarios.

Con el objetivo de difundir estos avances y concienciar sobre la importancia de la agricultura sostenible, la organización conservacionista organizó durante el pasado año varias jornadas sobre agricultura y buenas prácticas agrarias y editó nuevos materiales divulgativos, además de llevar a cabo la renovación de varios paneles informativos del espacio protegido y la publicación de un nuevo folleto con información de flora y fauna para los visitantes del espacio protegido.

Asimismo, y tras los dos años de interrupción debido a la pandemia, se reanudaron las actividades de sensibilización y educación ambiental, con la participación de más de un centenar de personas. Así, en verano de 2022, se celebraron los campamentos de naturaleza que WWF España organiza en colaboración con la Cooperativa Gredos San Diego en el Parque Natural “Hoces del río Riaza”, en el que participaron más de 60 niños y niñas. Igualmente, se retomaron las actividades formativas con estudiantes universitarios, gracias a las cuales, 35 estudiantes de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Madrid pudieron conocer de cerca la gestión de WWF en este espacio.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad