Sociedad

El nuevo fenómeno de los "airbnb" de las piscinas: pagar por estar unas horas en una piscina privada

Los precios van de 24 a 35 euros por hora

Las piscinas privadas se alquilan a particulares y también a empresas para montar reuniones de empleados

Barcelona

Cada vez es más habitual alquilar piscinas de casas particulares por unas horas. Se realiza a través de webs y plataformas digitales como Spathios o Swimmy que conectan propietarios con usuarios que quieren bañarse en un sitio privado.

El funcionamiento es similar al de las apps de alquiler de habitaciones o apartamentos: es preciso señalar la ciudad, las fechas, el número de personas que quieren ir a la piscina y la franja horaria.

Júlia Negre, portavoz de Spathios, explicaba en Ser Catalunya el perfil de usuarios que pagan por piscinas privadas: "Tenemos clientes de todo tipo, no solo particulares, también empresas que ahora, cuando ha llegado el buen tiempo, alquilan espacios que tengan piscina, jardín y barbacoa, y organizan una reunión para los empleados”

Dependiendo de la aplicación los precios varían. Los más baratos van de 24 a 35 euros la hora.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad