El BalcóEl Balcó
Sociedad

Así es vivir en un bloque con 33 pisos turísticos: "Nos vomitaron la cortina del patio interior"

Los vecinos del bloque 84 de la calle Tarragona de Barcelona, donde el propietario pretende construir 120 pisos turísticos, explican como es la convivencia

Viure entre turistes: "van vomitar-nos a la cortina del pati interior"

Viure entre turistes: "van vomitar-nos a la cortina del pati interior"

17:51

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1712338896497/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

En el número 84 de la calle Tarragona ya hay en funcionamiento 33 pisos turísticos. El objetivo del propietario, la inmobiliaria Gallardo, es llegar a 120, gracias a una grieta legal que encontró en el Plan especial urbanístico de alojamientos turísticos (PEUAT). Serían enteros de las tres escaleras que posee. Los vecinos ya denunciaron en 'El Balcó' hace un año los problemas derivados de las obras; polvo que nunca dejaba limpio y ruido que no les permitía ni hablar entre ellos. Sin mencionar los burofaxes que recibían muchos de ellos anunciándoles que no se les renovaría más el contrato.

Ahora ha comenzado "la segunda fase". Son palabras de Enric y Maite, que como todos los otros vecinos que aún quedan en el edificio, se ven obligados a convivir entre turistas. Lo explican hoy en 'El Balcó', junto con el Sindicat d'Habitatge de l'Eixample, que está ayudando a los vecinos a seguir todos los pasos necesarios.

Doble realidad en el edificio

De los 120 pisos que hay en el edificio, 33 son turísticos y cinco están en obras, en proceso de serlo. Del resto, 26 son vecinos que viven con un contrato indefinido y 49 tienen un contrato temporal, que en algún momento terminará y no les renovarán.

Por ahora, sin embargo, la propiedad no puede abrir más pisos turísticos porque las licencias están paralizadas gracias a una brecha que encontró el anterior gobierno municipal; el propietario no inició la actividad dentro del período establecido por la normativa, de tres meses. Una sentencia que la inmobiliaria Gallardo ha recurrido y que obliga a los vecinos a continuar en el proceso, acompañados del nuevo gobierno local, según ha explicado el Ayuntamiento en este programa.

Dentro del edificio se distinguen claramente los pisos turísticos y vecinales. Unos con la puerta clásica de madera, los otros pintados de blanco con una caja donde introducir un código para entrar.

Convivir entre turistas

Enric y Maite han detallado las complicaciones que supone vivir rodeados de turistas. "La primera fase eran las obras, ahora estamos en la segunda que es tener que soportar a los turistas", se ha quejado Enric. En su caso, tienen uno en el mismo piso y dos arriba. Han tenido que llamar varias veces a la policía por el ruido. Y se han encontrado en algún momento sin ascensor porque, según apunta Maite, no puede soportar tanta presión: "hay los vecinos que suben y bajan, los obreros, los turistas, los equipos de limpieza de los pisos turísticos con los carros...".

Dentro de lo que cabe, admiten, han "tenido suerte". Una vecina vive en su rellano rodeada de pisos turísticos y se ha encontrado gente durmiendo en la escalera, borracha, que no recordaba el código de entrada. "Cada semana se encuentra con fiestas y a menudo huele a marihuana", ha apuntado Maite. También han explicado el caso de otra vecina que pudo grabar a 28 personas saliendo de un solo piso, o a otra a quien unos turistas le fotografiaron, sin permiso, a su hija de cuatro años.

Luchar

"Tenemos cuatro años para luchar", ha subrayado Maite, cuyo contrato vence en 2028. Es la opción que han elegido, aunque Enric también ha pedido más implicación por parte del Ayuntamiento y los diferentes grupos políticos, ya que antes de las elecciones los acompañaron y ahora, dicen, se sienten "abandonados".

Desde el Sindicat d'Habitatge de l'Eixample, uno de los militantes, Carlos, ha asegurado que están trabajando para poder "parar las licencias" definitivamente. Están "haciendo piña" con los vecinos y tres abogados para que todos puedan quedarse en sus hogares, los que tienen contrato temporal, y se detengan las licencias de los pisos turísticos ya en funcionamiento, ya que para la gente que tiene un contrato indefinido, supone una forma de "mobbing inmobiliario", ya sea "directamente o indirectamente".

Sigue el canal de La SER en WhatsApp, donde encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Laura Polo Dalfó

Laura Polo Dalfó

Redactora, productora, reportera i el que faci falta a El Balcó de SER Catalunya. Graduada en Periodisme...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00