Sociedad

Alcalá de Henares inicia la recogida de muestras de las heces caninas en sus calles

El ayuntamiento podrá identificar por ADN a aquellos animales cuyos excrementos no se recojan, con multas de hasta 3.000 euros para sus dueños

Vicente Pérez, concejal de Medio Ambiente en Alcalá de Henares, en la presentación del muestreo de ADN canino. / Ayuntamiento de Alcalá de Henares

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares, en coordinación con el Servicio Municipal de Limpieza Viaria y Policía Local, inicia el muestreo del llamado ADN canino. Se trata de una técnica con la que se busca identificar y controlar la población de perros en todos los distritos de la ciudad complutense, especialmente en lo relativo a las heces no recogidas en las calles. La iniciativa fue impulsada el pasado año 2022 por el anterior equipo de gobierno municipal, con el socialista Javier Rodríguez Palacios a la cabeza, y reiniciada en la actualidad por el nuevo consistorio de PP y Vox.

Más información

El concejal de Medio Ambiente, Vicente Pérez, ha incidido en que es obligatorio "contar con un censo de ADN para todos los animales de compañía, y que estas campañas fomentan la concienciación en la recogida de las heces" tal y como establece la Ordenanza Municipal en vigor, una identificación complementaria al microchip. La obligatoriedad se inició el pasado 1 de julio de 2023 y los propietarios de los canes dispusieron de otros tres meses para realizar el censo mediante ADN. En el caso de aquellas personas que no procedan a retirar los excrementos de la vía pública, Pérez recuerda que la normativa establece sanciones de hasta 3.000 euros y que pueden ser identificados mediante esta recogida de muestras. "De lo que se trata es de conseguir tener una ciudad más limpia y concienciar a la ciudadanía de la recogida de heces en nuestras calles, para que estén limpias y saludables", añade.

Otro de los beneficios con los que cuenta el ADN canino, según remarcan desde el consistorio alcalaíno, es la identificación de aquellas camadas de perros que son abandonadas y a las que se extrae el microchip con el fin de que sus dueños no sean localizados. Las personas que aún no han dado de alta a sus mascotas en el censo canino pueden hacerlo a través de internet, donde deberán adquirir un vale y pedir cita en una de las clínicas colaboradoras. El ADN se obtiene a través de una muestra de saliva y, tras ello, se entrega una chapa que el animal deberá portar en todo momento.

Careta de Whastapp y Telegram de SER Henares.

Careta de Whastapp y Telegram de SER Henares. / SER Henares

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00