Sociedad

"Nos amarga el día tener que oír gemidos": la curiosa nota que han dejado en un patio de vecinos representa a más de uno

"A los que no nos comemos un rosco..."

La curiosa nota que han dejado en un patio de vecinos representa a más de uno

Madrid

La convivencia entre vecinos, en ocasiones, es muy complicada. Se deben respetar los horarios de sueño de la gente y no hacer demasiado ruido gritando, poniendo música o moviendo muebles a la hora que no toca. Todo esto, y algunas cosas más, han sido motivo de queja de un vecino en una surrealista nota que le ha dejado al resto de inquilinos de un edificio del barrio de Chamartín en Madrid.

Más información

"Estimados vecinos, por favor, para una mejor convivencia, se rogaría respeto y que no alcen la voz demasiado, muchas voces, discusiones...", comienza educadamente el escrito, pidiendo a los vecinos que no griten demasiado. Continúa la nota rogando que no se ensaye ni practique canto u ópera ya que incomoda el tiempo de descanso de los vecinos en horas a las que la gente quiere descansar.

"Por favor, no practicar ópera, gracias", pide un vecino escribiendo a bolígrafo sobre la nota. Y es que la convivencia en esta comunidad debe de estar pendiendo de un hilo, porque esta no es la única anotación que le han hecho al escrito. "Lo mismo para mover muebles, dar golpes en el suelo a horas inadecuadas. ¡Basta! Más respeto", escribe uno enfadado.

Aunque la anotación más curiosa se encuentra debajo de esta, donde un vecino ha pedido por favor al resto de inquilinos que no hagan demasiado ruido en la cama. "Y favor de no follar, a los que no nos comemos un rosco nos amarga el día tener que oír gemidos", ha sentenciado enfadado.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00